UBC Theses and Dissertations

UBC Theses Logo

UBC Theses and Dissertations

Humor en la obra de Fray Antonio de Guevara Lopez-Saiz, Jose Maria 1965

Your browser doesn't seem to have a PDF viewer, please download the PDF to view this item.

Item Metadata

Download

Media
831-UBC_1965_A8 L6.pdf [ 4.55MB ]
Metadata
JSON: 831-1.0105334.json
JSON-LD: 831-1.0105334-ld.json
RDF/XML (Pretty): 831-1.0105334-rdf.xml
RDF/JSON: 831-1.0105334-rdf.json
Turtle: 831-1.0105334-turtle.txt
N-Triples: 831-1.0105334-rdf-ntriples.txt
Original Record: 831-1.0105334-source.json
Full Text
831-1.0105334-fulltext.txt
Citation
831-1.0105334.ris

Full Text

E L HUMOR EN L A O B R A DE F R A Y A N T O N I O DE G U E V A R A by JOSE MARIA LOPEZ, SAIZ B.A., University of British Columbia, 1963 A THESIS SUBMITTED IN PARTIAL FULFILMENT OF THE REQUIREMENTS' FOR THE DEGREE OF MASTER OF ARTS in the Department of ROMANCE STUDIES We accept this thesis as conforming to the required standard THE UNIVERSITY GF BRITISH COLUMBIA April, 1965 In p r e s e n t i n g t h i s t h e s i s i n p a r t i a l f u l f i l m e n t of the requirements f o r an advanced degree at the U n i v e r s i t y of B r i t i s h Columbia, I agree that the L i b r a r y s h a l l make i t f r e e l y a v a i l a b l e f o r r e f e r e n c e and study* I f u r t h e r agree that per-m i s s i o n f o r extensive copying of t h i s t h e s i s f o r s c h o l a r l y purposes may be granted by the Head of my Department or by h i s r e p r e s e n t a t i v e s . I t i s understood t h a t : c o p y i n g or p u b l i -c a t i o n of t h i s t h e s i s f o r f i n a n c i a l gain s h a l l not be allowed without my w r i t t e n p e r m i s s i o n . Department of y & > n ^ 3 ^ ^ \J<fiu/?l*<>&f The U n i v e r s i t y of B r i t i s h Columbia, .ad a e. rt£>*~ Vancouver 8, CanDate Approved: A B S T R A C T This study begins with the enumeration of the opinions of various critics which attest the presence of an element of humour in Fray Antonio de Guevara's writings. However, we wish to point out that neither the existence of this aspect nor its importance has been sufficiently taken into account. First of a l l i t is necessary to define humour and establish when i t first appeared in literature. We see then that Fray Antonio de Guevara's works have certain definite characteristics by which he may be considered to be a humorist. A detailed examination of the subject matter and language of Guevara's writings reveals the nature of his humour. His wit is best shown in his book: Libro que trata de los inventores del arte de navegar y_ de los  traba.jos de la galera - written with the express purpose of being a completely humorous book. However, in a l l of Guevara's works, without exception, we can find examples of the comic. The writer not only avails himself of topics which lead to the artistic creation of humour, but also heightens i t through his skillful use of rhetorical devices. Indeed, his humour depends more on his language than on the ideas themselves. In order to illustrate his ideas and tongue-in-cheek (pseudo) moralizing, the bishop of MondoKedo displays a fanciful acquaintance with the classics. In doing so he follows the Renaissance vogue for admiring the Ancients. In most cases, this feigned erudition serves only to situate his tales. If we observe his fictitious stories together with his pseudo-erudition and his deliberate humorous effects, we have proof that Guevara's writings are inspired and original. From his pen come literary creations, which, because of their construction, the psychological observation of the characters, and setting (ambientacion) are close to those of a modern novelist. Besides Guevara's being the first to introduce humour in artistic prose, we suggest that he may be considered as having inspired the later literary forms known as the essay and the novel. Deseo agradecer al Dr. Don Francisco Marquez Villanueva, profesor de esta universidad y ponente de esta tesis, su direcci6n y asistencia. Asimismo, quiero hacer constar que algunas de las ideas que aqua presento, proceden de explicaciones de clases en las que dicho profesor adelantaba conclusiones de sus investigaciones en proceso del mismo autor. Jose Maria L6pez Saiz Universidad de British Columbia, Vancouver 4 de abril de 1965 I N D I C E CAPITULO I 6FRAI ANTONIO DE GUEVARA, HUMORISTA? p. 1 CAPLTULO II TEMATICA DEL HUMOR DE LA OBRA DE FRAY ANTONIO DE GUEVARA p. 21 CAPITULO III LENGUAJE Y HUMOR EN GUEVARA p. 39 CAPITULO TV SENTIDO HISTORICO-LITERARIO DEL ARTE DE GUEVARA p. 54 BIBLIOGRAFIA p. 67 RES OMEN Se inicia este trabajo con la enumeracion de diversas opiniones crlticas que dan fe de la existencia de un elemento humoristico en la prosa de Fray Antonio de Guevara. Sin embargo, sefialamos que esa existencia no se ha calibrado suficientemente, asi como tampoco su importancia. Ante todo es necesario establecer que se entiende por humor y en que epoca hizo su aparici6n en la literatura. Vemos entonces que el arte de Fray Antonio presenta caracteristicas clarisimas, que autorizan a considerarle como humorista. Un examen detallado de la tematica y del lenguaje de la prosa de Guevara, nos pone en contacto con las peculiaridades de su humor. Su humorismo se halla mas manifiesto en su obra: Libro que trata de los  inventores del arte de navegar y de los traba.jos de la gal era- escrita en forma deliberada con la intenci6n de que fuese un libro exclusivamente humoristico-. Empero, podemos encontrar tambien en toda la obra guevariana y sin excluir ninguno de sus libros, numerosisimos ejemplos de comicidad. El escritor no s6lo se sirve de unos temas que conducen a la creacion artistica de su humor, sino que ademas consigue ponerlo de relieve por medio de su habil manejo de artificios de lenguaje. En realidad su humorismo esta subordinado al lenguaje mas que a las ideas mismas. Para ilustrar sus descripciones e insincero moralismo, el obispo de MondoSedo, hace gala de una falsa erudici6n clasica. Al hacerlo sigue la boga renacentista de admiraci6n por la Antigtledad. En la mayoria de los casos, esa falsa erudici6n no tiene por objeto mas que ambientar sus relatos. Si consideramos sus historias imaginadas unidas a su seudoerudicion y a sus deliberados efectos humoristicos, llegamos a la evidencia de la creaci6n por Guevara de una prosa de imaginaci6n. Su pluma crea ficciones literarias que por sus caracteristicas de hilacion, analisis sicologico de sus personajes 7 ambientacion, son 7a casi las mismas del novelista moderno. Ademas de ser Guevara el primer introductor de humorismo en la prosa literaria, afirmanos que se le puede considerar como padre espiritual de los generos literarios "ensa7o" 7 "novela". CAPITULO I: 6FRAY ANTONIO DE GUEVARA. HUMORISTA? La existencia de un elemento humoristico en la prosa de Fray Antonio de Guevara ha sido indicada por varios criticos. ^ As! el erudito franees Rene Gostes, al hablar del Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera. afirma: "L* expose de ces et ranges privileges continue, offrant au lecteur des descriptions pleines d'humour, de la vie a bord." En su excelente libro, menciona tambi^n repetidas veces el "accent comique" de muchos pasajes de la prosa de Guevara; y al enjuiciar las Epistolas familiares, dice concretamente: "Les noms mentionnes dans le corps d'une lettre etaient susceptibles d'amener les sourires ou le rire aux levres des courtisans." ^  De la intencion del escrltor de divertir a sus lectores, al tiempo que expone sus ideas, se dio perfecta cuenta Rene Costes al decirnos: "C'est le detail amusante que recherche Guevara." ^  Americo Castro tambien senala, aunque lo hace escuetamente, la existencia de aquel elemento humoristico en la obra de Guevara, cuya compleja prosa califica el de "inaudita y grave-comica." 5 La opinion de todos estos criticos nos ha movido a prestar una mayor atenci6n a esa faceta humoristica de la prosa guevariana, que nos parece mucho mas importante de lo que hasta ahora se ha senalado. El hecho de que aparezca en Guevara el humor como un aspecto parcial de su arte y el que lo haga de una manera esporadica, consideramos que le da a su autor una originali-dad que no podriamos encontrar en ningun escritor anterior o contemporaneo europeo. Al contar a sus lectores toda suerte de sabrosas historias, muchas de ellas producto de su fantasia, Fray Antonio de Guevara utiliza una formula de arte que tiene por objeto crear un efecto humoristico, empleando habilmente toda suerte de artificios de lenguaje para provocar la risa de su publico. - 2 -El unico precedente algo similar al humor de Fray Antonio, lo encontramos en los escritos de Erasmo de Rotterdam. Erasmo habia iniciado en cierto modo el humor en la literatura occidental al atacar las corruptelas de la Iglesia medieval, a lo largo de toda su obra, sobre todo en su Moriae Encomium que escribio en 1511. Pero el humor que a l i i encontramos, por ejemplo en el sermon de un fraile que se elogia a si mismo, es mas hi en de corte satirico, y por medio de el, Erasmo ataca sin piedad, sin que su interes primordial sea entretener o divertir a sus lectores. Hace una obra de propaganda, dirige sus dardos reformadores a atacar la falsa religiosidad. Alfonso de Valdes, sigue en sustancia la linea satirica erasmista en su Dialogo de Mercurio £ Caron. En Guevara, su humor carece de este primordial aspecto de propaganda intelectual. Nuestro autor no pone su humor al servicio de una ideologia, no desea atacar o poner en ridiculo un sistema social o religioso. Su fin es el de ilustrar el pretendido tono moralizante de su prosa; no el de atacar con el los vicios de la sociedad, sino el de entretener a su publico. Como religioso y predicador tuvo que desarrollar unos temas moralizantes en la superficie. Pero lo que le interesa es contar y divertir, sorprender a su publico con su estilo original y brillante. Su moral casi nunca tiene un fondo de autenticidad. Le importaba mucho mas ser admirado por su habilidad al emplear los recursos del lenguaje que provocan la sonrisa. Y su maravilloso conocimiento de ellos le permite producir infinidad de efectos humoristicos en su prosa. Sinllegar a sehalar el caracter humoristico de la prosa de Guevara, Martin de Riquer, ha captado esta falta de intencion doctrinaria en la obra - 3 -guevariana: '•Guevara es ante todo y siempre un cortesano, un hombre brillante, que escribe con vistas al exito entre la gente que lo rodea y se complace en doctrinarla y sermonearla con la completa seguridad que serin celebrados sus arti-ficios ret6ricos, la pureza de su estilo, la galanura y propiedad de su prosa, pero no convencera a nadie de la doctrina que expone, pues el es el primero en no estar muy de acuerdo con ella y en obrar en completa contradic-ci6n. Asi vemos como da a los cortasenos unos consejos que el es el primero en incumplir, que menosprecia la corte y alaba la aldea y se pasa lo mejor de su vida en aquella, que maldice del navegar y emprende largas travesias...." 6 Parece evidente que el obispo de Mondonedo no se proponia en el fondo corregir los defectos de sus semejantes, sino que escribia sobre todo por el mero placer de hacerlo y al mismo tiempo para deleitar a sus lectores al crear lo que en €/: fondo es una obra de imaginaci6n. En su produccion literaria podemos asi hallar los principios de una actitud literaria nueva, que se orinta hacia la creaci6n de generos especificamente "modernos", hacia el ensayo y, mis aun la novela. No cabe duda que los escritos de Fray Antonio de Guevara influyeron de una manera decisiva en la novel! stica cervantina. ^  la hemos visto que son varios los criticos que -q«e- mencionan la existencia del humor en la prosa de Fray Antonio; sin embargo, ninguno ha puesto de relieve sus caracterxsticas, ni tampoco se ha destacado la importancia que ese humor tiene para llegar a una mejor comprension de la obra guevariana. Creemos que todo ello merece un detenido estudio, y de ahx que el investigar la naturaleza y funci6n del humor en la obra de Fray Antonio de Guevara sea el objeto del presente trabajo. Por lo pronto se ha escrito sobre el obispo de Mondofiedo, en tono de censura, que no era un verdadero humanista, es decir que no guardaba ningun - 4 -respeto por la seriedad de sus citas, y que inventaba muchas de las historias que en sus escritos pretende dar por autenticas. En efecto, esto es verdad y le resta a Guevara una de las caracteristicas esenciales de todo humanista; Se ha demostrado extensamente que mucho de lo citado en su obra es falso. No obstante, lo que no se ha indicado y nos parece que tiene suma importancia es que nuestro autor se da perfecta cuenta de que escribia utilizando noticias falsas o imaginarias. Evidentemente, Fray Antonio no trataba de engaftar a nadie y creemos que sus citas tachadas de err6neas o de imaginadas por el mismo, respondian a un fin determinado. El primero en echarle en cara aquella falta de seriedad en sus escritos, fue su contemporaneo el bachiller Pedro de Rhua, que se indignaba porque en sus palabras, Guevara: "...da fibulas por historias, y ficciones por narraciones ajenas y alega autores que no lo dicen, o que lo dicen de otra manera." ^  Rhua era un humanista concienzudo y se escandalizo al leer las obras de Fray Antonio. No asi su publico inmenso, que acogio los libros de Guevara con tal entusiasmo que no hubo en Europa autor mas leido. Guevara no fue el unico que escribio libros moralizadores en su epoca y sin embargo, ningun escritor, moralista o no, llego a tener un exito semejante. Su exito fue tan extraordinario que sus libros fueron los mas tradueidos en toda Europa, a excepci6n claro esta de la Biblia, durante muchos ailos. 1® Es evidente que sus lectores no se interesaban por el aspecto moralizante de las obras de Guevara, sino por lo que de divertido encontraban, como nosotros, en ellas. De otra manera no puede explicarse aquel exito. Las censuras de Rhua no merecieron por parte de Guevara, ma's que las siguientes breves palabras, llenas de ironia: - 5 -"Son muy pocas las cosas que ha notado en mis obrillas, y seran sus avisos para remirar lo hecho y enmendar lo venidero. Como, sefior, sabeis, son tan varios los escriptores en este arte de humanidad, que, fuera de las letras divinas, no hay que afirmar, ni negar de ninguna de ellas." 11 Estas palabras de Fray Antonio, escritas solo despues de recibir la segunda carta de Rhua, brevlsimas y un tanto despectivas, con las que Fray Antonio quita importancia a la cosa; nos dicen mucho de su intenci6n literaria. 6C6mo podria Guevara contestar despues de las innumerables erratas que le habia indicado Rhua, que eran "muy pocas las cosas que ha notado en mis obrillas", si no era haciendolo en plan deburla? El cronista de Carlos V contesta asi a Rhua indicandole que no habia entendido el significado de su obra, que si captaban, aunque de una manera inconsciente, la mayoria de sus lectores contemporaneos. Anotemos ademas que tampoco dice la verdad Fray Antonio cuando le contesta a Rhua que "fuera de las letras divinas, no hay que afirmar ni que negar de ninguna de ellas", porque sus citas err6neas e invenciones no se limitan a sus obras profanas, A tambien las encontramos en sus obras de caracter religioso. EL oratorio de religiosos, Monte Calvario y Las siete palabras. ^ Pues bien, si como parece claro por sus palabras al bachiller Pedro de Rhua, Guevara tenia conciencia de que en sus obras habia mucho de errores y fantasia, cabe preguntar: osi a Fray Antonio no le interesaba escribir obras de perfecto corte humanistico, con que fin escribia? y tambien 6 por que a 13 primera vista sus escritos parecen llenos de erudicion y sabiduria clasicas y sin embargo, cuando las leemos mas atentamente nos damos cuenta de que aquellas no son mds que un adorno externo? En su tercera y mas indignada carta, Rhua le escribe a Guevara que la - 6 -cosa " l a mas fea e intolerable" era el citar erroneamente. E l escritor "de autoridad" segun e l debia dedicarse a hacer alarde de su erudicion manejando citas y hechos historicos fielmente, pero sin afladir nada de su propia fantasia. Pero ocurria que Guevara n i se consideraba ni queria en e l fondo ser un escritor "de autoridad". Los lectores a que se refiere Rhua, son sin duda los que, como e l , pertenecian a l limitado grupo de los eruditos renacentistas, pero no a l del publico en general. Mas nos interesa la opinion de los contemporaneos. Uno de ellos fue Don Francesillo de ZuKiga, buf6n de la corte imperial, maestro de una comicidad que no tenia nada que ver con e l humorismo de Fray Antonio de Guevara, pues era de clara modalidad bufonesca. No obstante es muy interesante observar que Don Francesillo se daba cuenta de l a intencion de Guevara, que muy a menudo era l a de crear una obra de pura fantasia aderezada con humor. En su sabrosa Cr6nica nos dice e l bufon lo siguiente: "Fray Antonio de Guevara, obispo de Guadix d i j 6 querria saber, seKora voz, s i tengo de ser mejorado en algun obispado, e que s i mi hermano Pedro Velez ha de tener algun tiempo confirmado e l seso, e s i aprovecharia depositarlo en don Antonio de l a Cueva, gobernador de Galicia, e s i han de creer todo lo que yo escribo." 14 Gracias a las agudas dotes de observaci6n de Don Frances, vemos por estas palabras que pone en boca de Fray Antonio, que este estaba muy a disgusto en su puesto de obispo de Guadix. E l l o refuerza l a afirmaci6n de que nuestro autor era un hombre esencialmente cortesano y que no se sentia a gusto lejos del b u l l i c i o de palacio, relegado a un rincon de l a geografia provinciana. A continuacion sus palabras nos atestiguan l a a f i c i 6 n de Guevara a burlarse de los personajes cortesanos; no de una manera grotesca como lo hacia e l propio Don Francesillo, sino con mayor sutileza y refinamiento. La satira aparece clara en las palabras "e s i aprovecharia ponerlo (el seso) en don Antonio de l a Cueva." E l bufon las es c r i b i r i a recordando como Fray Antonio de Guevara se burlaba muchas veces de las debilidades humanas, aunque insistimos que este lo hacia siempre en un tono mas moderado que e l empleado por Don Frances, utilizando en vez de sal gorda, humor e ironia. Mayor interes tienen aun las palabras finales: 11 e s i han de creer todo lo que yo escribo"; e l sentido esta perfectamente claro. Sin duda habia en l a corte muchos que habian recriminado a Guevara por escribir historias falsas. Ya hemos mencionado e l testimonio escrito del buen bachiller Pedro de Rh4a. E l obispo habria aludido mas de una vez en sus conversaciones a aquellas c r i t i c a s , sonriendose ironicamente de l a f a l t a de comprension de algunos de sus lectores cortesanos. E l sagaz bufon, que no perderia palabra de cuanto en l a corte se decia y murmuraba, recuerda las palabras de Guevara y las recoge en su Cronica. En ellas e l evidente tono burlon de Fray Antonio, indica que este era consciente de l o que murmuraban a su alrededor los cortesanos, sabiendo que no le comprendian. Si Fray Antonio hubiese pretendido demostrar su erudicion, una vez que le advirtieron de sus errores, hubiera tenido buen cuidado en no volverlos a cometer. Pero las invenciones fantasticas y citas equivocadas que se encuentran en su primer l i b r o : Libro aureo de Marco Aurelio, publicado en 1529; se repiten en todas sus obras subsiguientes, y a s i , por ejemplo, son innumerables en sus Epistolas familiares y en Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, aun a pesar de las palabras del propio Guevara en e l prologo de esta obra: "En ser para quien era esta obra, he tenido mucha advertencia en que saliesse de mis manos mirada y remirada, polida y limada, corregida y verdadera, sabrosa - 8 -y provechosa, urbana y no pessada, de manera que no uviesse ella (aoig») que remedar y mucho menos que cercenar." 16 Y por fin no dejan de encontrarse errores, citas equivocadas, etc, en sus ultimas obras, aunque en menor numero, debido a su naturaleza pretendida-mente ascetica, que publico en 1542. Al reconocer la carencia de verdadera moralizacion en Guevara, Americo Castro da a su obra una interpretation •. un tanto atrevida. Como ya hemos dicho califica a la prosa de Fray Antonio de "grave-c6mica"; es decir no niega el elemento c6mico que indudablemente hay en ella, pero sin decirnos nada mas sobre este importante aspecto, pasa a afirmar que su personalisimo estilo refleja un complejo de inferioridad adquirido en su mas temprana edad: "Su estilo se resalta y afirma al negar la validez de las conductas ajenas, porque ese estilo amanerado y sorprendente es expresio'n de la vida f rustrada de Guevara y de su ansia de salvarse." ^-7 En realidad como indica Ame'rico Castro, existia en Guevara un deseo por brillar con sus escritos ante los cortesanos que le rodeaban y tambien de humi. liar les al mostrar las debilidades y torpezas en que incurrian. Era un deseo derivado de su complejo de inferioridad. De ahl su humor impertinente y en ocasiones ironico. Fray Antonio sentia la frustraci6n de sus propias debilidades y de sus ambiciosas aspiraciones, que no logro ver cumplidas; y esa frustraci6n se manifesto en su obra en forma de humorismo, mostrando lo que hay de comico en las acciones de los demas. La afirmacion de Castro adquiere pleno significado si anadimos que la vida frustrada le hace burlarse a Guevara de sus superiores (reyes, etc.), a veces incluso de una manera morbosa, como si fuera un medio inconsciente de autoafirmacion. Como ha dicho Americo Castro no cabe duda de que si Guevara hubiese escrito con e l e s t i l o seco de un moralista puro, habria cansado y aburrido a sus lectores, pero aquella enorme popularidad fue conseguida a l combinar las dos facetas de moralista y humorista. A l dejar t r a s l u c i r en su obra e l evidente gusto y placer con que escribia, relatandonos tantas historias, muchas de ellas inventadas o deliciosamente alteradas por su fantasia y humor, conseguia en su publico un interes que no podria suscitar ninguna predicacion moral a l uso. De ahi que el personalmente no diese importancia a l hecho de que Rhua l e hubiera amonestado sobre su f a l t a de veracidad h i s t 6 r i c a . Respecto a l a insinceridad de lo que escribia Fray Antonio de Guevara, ha comentado Juan Marichal: "En cada epoca existen 'criticos' como Guevara, cuya aspiracion es llegar a ser aceptados por l a clase o grupos sociales que censuran en sus escritos l i t e r a r i o s . " Hemos visto a s i que ni el moralismo, ni l a c r i t i c a de l a sociedad en l a obra de Guevara son del todo sinceros; cabe entonces pensar que lo unico sincero en sus escritos y su objeto primordial l i t e r a r i o era e l de d i v e r t i r a sus lectores con su humor e ingenio, e l de i l u s t r a r con sus ocurrentes frases, unas historias que e l sabia interesaban a sus lectores. Hasta entonces ningun escritor habia conseguido crear una obra parecida. Las historias que nos cuenta Guevara tienen un argumento y un analisis de personajes ya tan desarrollados que podemos decir son una especie de raices de l a novela moderna. Bien es verdad que l a d e f i n i c i 6 n de l o que es humor esta todavia por 20 establecerse, y es posible que nunca se llegue a hacerlo. S i es verdad l o que dice Jose Antonio Perez-Rioja de que "alguien ha llegado a decir que e l solo hechp de pretender su d e f i n i c i 6 n (del humor) es ya un indicio de una * 21 f a l t a de sentido humoristico^" jamas llegara un verdadero humorista a darnos - 10 -su definicion exacta. Sin embargo, si que se puede llegar a tener una idea aproximada de lo que modernamente entendemos por ello. Para nosotros humor en literatura es una actitud del escritor ante la vida, que es al mismo tiempo amarga y sonriente y que hace que el lector se de cuenta por medio de la expresi6n arti'stica del autor de lo que hay de torpe, ridiculo, ingenuo y mezquino en la humanidad. Y este conocimiento del humorista, aunque a veces, le haga sentir amargura, le lleva por lo comun a una comprensi6n ma's profunda de las cosas humanas, al mismo tiempo que finge quitarles importancia. El humor suele ser seKal de una cierta inadaptaci6n al medio humano por parte del autor. Casi siempre el humorista tiene la intenci6n de humillar un tanto a sus semejantes y en consecuencia, de exasperar a algunos, mientras los demas se rien. Es cierto que la intenci6n de corregir defectos puede i r implicita en esa tarea, pero con gran frecuencia esta tiene solo un aspect© externo. Para una evaluacion correcta del humorismo hay que tener en cuenta la relaci6n que hay entre los conceptos de un mundo ideal del autor de una prosa humoristica y su sa verdadera intenci6n comica. Su idealismo est£ muchas veces revestido por la vanidad de ser un escritor capaz de hacernos reir. No todo es positivo en la intencion reformadora del humorista. Con gran frecuencia, despertara nuestra sonrisa.al senalarnos los defectos de los demas, pero no dejara tampoco. de mostrar su incapacidad de corregirlos 61 mismovJfos demuestra, con cierta vanidad, su superioridad al saber indicar aquellos defectos clara y entrometidamente. Mencionaremos finalmente la definicion de lo que es humor segun Franz Rosenthal, quien afirma que una sociedad en que aparezca el humor, habra de ser necesariamente muy compleja y ofrecer presiones - 11 -sociales que atormenten e l espiritu del humorista: "Many have been the attempts to define humor. The definition which would appear to be the most plausible one because of i t s general applicability, connects humor with the rel i e f f e l t at the momentary l i f t i n g of one of the many restrictions which the physical and social environment imposes upon man." 23 E l humorismo no aparece en ninguna literatura europea hasta principles del Renacimiento, ya que no puede calificarse como t a l a l arte de hacer r e i r a carcajadas que encontramos en los autores clasicos griegos y romanos. En las comedias de Plauto y Terencio no encontramos humor, sino risa. Tampoco utilizaban e l humor en sus escritos l i t e r a r i o s los autores medievales, porque y su comicidad era desde nuestro punto de vista moderno, muy primitiva vulgar. Todo e l l o no puede llamarse humor, s i se toma e l termino en todo su rigor. E l alma humana en l a Antigttedad y en l a Edad Media permanecia todavia virgen de los sutiles problemas que afectaron a l hombre en la c r i s i s del Renacimiento. Los sentimientos humanos gozaban aun de un equilibrio y l a vida estaba regida por unos valores filosoficos firmes que no fueron alterados hasta e l f i n del Medioevo. Cuando l a risa no constituia mas que una pura diversi6n o entretenimiento primitivos, no podemos encontrar humor en e l l a . Es a l tomarse mas en serio l a vida y e l destino de l a humanidad cuando e l escritor puede empezar a permitirse cierto escepticismo. Se sonrie a l dudar que lleguemos alguna vez a conocer ese destino y mas concretamente a alcanzar una perfecci6n ideal en l a humanidad. Louis Cazamian, que se ha dedicado a estudiar l a literatura del pais que mds se destaca modernamente por su humorismo, l a literatura de Inglaterra, nos dice lo siguiente: "An eye for the comic i s , after a l l the best qualification of the humorist. We remarked that the most merry nations - 12 -were not necessarily the richest i n humor. That is true, i n so far as they keep merry, nothing else." 2k Es decir, cuando l a sociedad renacentista se refina y se hace mis compleja que la medieval, e l hombre se ve confrontado con un numero mayor de problemas humanos. Su espiritu critico se aguza y afina. En e l caso de Fray Antonio de Guevara ya hemos visto que su situaci&n de importante personaje de la corte imperial de Carlos V, le creo series problemas personales y sociales. La frustraci6n de que nos hablan Americo Castro y Juan Marichal, es un resultado de ellos. EL obispo de MondoKedo toma entonces l a posicion de reirse de los humanos de una manera entrometida e impertinente. E l hecho de ser su humor tan erratico, se explica porque e l autor estaba creando algo nuevo, algo muy "moderno" y de ahi que no siempre aparezca su humor en las paginas de sus libro s . En l a obra de Guevara, cuando e'ste dicta un oonsejo o reprobaci6n, u t i l i z a una prosa retorica, llena de frases paralelas, antxtesis, paradojas, similicadencias, etc. Y estos a r t i f i c i o s del lenguaje los emplea para obtener un efecto c6mico, e l cual le interesa muchisimo mas que e l consejo o l a reprobacion. Este uso de los recursos de l a lengua ha sido anotado como un excelente m£todo para conseguir humorismo. Asi e l critico Jose Antonio Perez-Rio ja nos dice lo siguiente: "No mentirxamos s i dijeramos de un modo geVal que los humoristas suelen preferir los contrastes y las antitesis. •*-as alusiones. las perifrases y las parado.jas." 25 Veamos en e l ejemplo siguiente como Fray Antonio logra este f i n a l construir frases paralelas, en las que se repiten las palabras y los sonidos-E l efecto humoristico esta deliberadamente buscado por el autor por medio del lenguaje exagerado: - 13 -"Digo que por muy guardado y encerrado que tenga un hombre el dinero, muy mis guardado y encerrado lo tiene de sx mismo, porque si echa dos llaves al tesoro para lo guardar, a su coraz6n echa siete llaves para no lo gastar." 26 En este ejemplo tambien se puede apreciar una ret6rica completamente diferente a la que empleaban los escritores anteriores a Guevara. El orden logico de las oraciones esta' roto al quedar estas divididas en dos partes. Cuando la frase parece que va a terminar, comienza de nuevo una segunda parte que tiene aproximadamente un numero equivalente de palabras al de la primera parte. Es una especie de desintegraci6n de la construcci6n retorica tradicional. El efecto comico lo consigue asi Guevara, adoptando una nueva sintaxis, que intencionadamente va encaminada a hacer reir. Segun Pirandello: "L'umorismo come vedremo, per i l suo intimo, specioso, essenziale processo, ijievitabilmente scompone, disordina, discorda; quando comtimente, l'arte in genere, com'era insegnato dalla retorica, era sopratutto composizione esteriore, accordo logicamente ordinato." 27 El lenguje de la obra de Fray Antonio nos refleja su pei>sonalidad de hombre mundano e ingenioso, y de "buen dezidor." A menudo consigue hacer reir mostrandose deliberadamente petulante y amanerando su prosa para hacerla mas graciosa. Ya hemos visto c6mo su artificiosidad buscaba el causar el efecto comico. Lo que sx es cierto es que su oratoria se refleja en su prosa, pero no podria ocurrir de otra manera en un escritor tan familiarizado con la predicaci6n y por ello, muchos pasajes de sus libros, en particular los "sagrados" son sin duda extractos de sermones palaciegos. Ahora bien incluso en estos pasajes se destaca su afici6n a parafrasear los textos biblicos aHadiendo mucho mas de lo que en realidad dicen, sin apenas domeftar su fantasia, que se le escapa a chorros: - . 1 4 -"Consurge, consurge Hierusalem, quia libibiste  Galicem irae Dei usque ad faeces. Dixo el Profeta Isaias, hablando con Israel, como si dixera: Levantate, oh Jerusalem, levantate, oh Sinagoga, pues de puro embriagada, y borracha estas caida en tierra, despues que bebiste el Caliz de la ira de Dios hasta las heces, y hondura. Estahdo, pues, tambien el Hijo de Dios la noche de la Pasi6n orando en el huerto de Gethsemani, como se le representasen todos los tormentos que habia de padecer, y el de la muerte que habia de pasar, dixo a su eterno Padre: Pater, si vis, transeat a me Calix iste. Y es como si dixera: a Padre mio te suplico, quieras, y consientas que de este Caliz de amargura beban tambien todos los de mi Iglesia. Es pues, aqui aora la duda, que pues de tan Dios era el Caliz de que Christo bebe, 6por que el Caliz de Christo es aprobado, y el de Jerusalem es reprobado? Caliz era el uno, Caliz era el otro. De amargura era el uno, y de ira era el otro; a la Sinagoga cupo el uno, y de Dios era el otro; de Dios era el uno, y de Dios era el otro; y puesto esto era asi, 6 por que amenazen a Israel por lo que bebio, y loan a Christo por lo que sorbio? Para entender este misterio, se ha de suponer que hai dos maneras de Calices en las Divinas Letras; es a saber, uno que se llama Caliz de amargura, y otro se llama Caliz de iras; y la diferencia que hai entre ellos es que bebiendo del uno, amanecemos/en el paraiso, y bebiendo del otro amanecemos en el infierno. 28 Parece claro que Fray Antonio ya sabia que para dar un nuevo interes a sus escritos habia de romper con la tradici&n humanistica de fidelidad a la verdad historica y asi""dar cabida a su fertil y desbordada imaginacion. Guevara nos afirma en el pr6logo de su Marco Aurelio que el habia encontrado el manuscrito del emperador romano y se limitaba a traducirlo. Lo cual sa-29 bemos que no era cierto. 7 Es decir que.Fray Antonio miente deliberadamente, no hay duda de que sus lectores podian comprobar sin ninguna dificultad que no existia el manuscrito del emperador Marco Aurelio. No habia por parte de Guevara otra intenci6n que la de crear una ficci6n literaria en torno a la figura del emperador romano. De igual manera era muy consciente de que sus escritos - 15 -produclan la sonrisa de sus lectores. Porque de otra manera no nos diria en Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea; "A los lectores de esta escritura 30 que mas lo noten que no lo rian esto que aqui hemos dicho." El caracter falso de esta afirmacion, escrita despues que nos ha descrito la pobre condicion del hidalgo empobrecido con su aire de dignidad y mai disimulada pobreza, es evidente. Su pluma se sonrie un tanto maliciosamente de los continues apuros y de sus continuas mentiras que no podian engaSar a nadie. Y despues que ha buscado el efecto humoristico pide a su publico que lo olvide. Estos hidalgos de Guevara se parecen mucho al del tratado IV del an6nimo Lazarillo de Tonnes. La modernidad del humor guevariano estriba en que lo encontramos en una prosa narrativa e imaginativa que nos parece ya la de una novela. Es un humor erratico e impertinente. Su arte ataca las flaquezas humanas para hacernos sonreir: "Es de tal condici6n la Corte, que los que mas se visitan peor se tractah, y los que mejor se hablan peor se quieren." 31 Dice al menospreciar falsamente la corte, ya que el mismo se encontraba muy a gusto en ella: "Tiene la corte un no se que, un no se donde, un no se c6mo y un no te entiendo, que cada dia hace que nos quexemos, que nos alteremos, que nos despidamos, y por otra parte no nos da licencia para irnos." 32 Es precisamente este juego mental de manejar lo que verdaderamente piensa y lo que no cree en absoluto, el que convierte a Guevara en un autor excepcional en nuestra literatura de la primera mitad del siglo dieciseis. Es el primer escritor espaKol que realiza una obra literaria en que se manifiesta un sentido moderno del humor. N 0 T A S 1.- Jose Antonio Perez-Rioja, El humorismo. col. Surco, (Barcelona, 1942), p. 156: "Hasta Cervantes destaquemos la risa festiva de Francisco Lopez de Villalobos, la agudeza y el humor de Fray Antonio de Guevara." Tambien Suzette M. Taylor en su libro The humour of Spain, ed. Walter Scott Ltd., (London, 1894), insinua que uno de los elementos de la obra de Guevara es el humor, y asi en la Introducci6n (pp. XII-XIII) dice: "It may be as well, however, to draw the attention to the special phase of Spanish life round which Spanish humour collected in the sixteenth and seventeenth centuries-namely the lives of the rogues in the 'novela picaresca', to which a section of this volume has been devoted-and the influence of which is traceable in other authors (such as Guevara and Santos) not included in that section." 2.- Rene Costes, Antonio de Guevara (son oeuvre). ed. Bibliotheque de l'ecole des hautes etudes hispaniques, fascicule X, 2, (Bordeaux, 1926), p. 124* 3.- Ibid, p. 187. 4»- Rene Costes, op_., cit., p. 81. 5.- Americo Castro, Hacia Cervantes, "Antonio de Guevara, un hombre y un estilo del siglo XVI", (Madrid, I960), p. 99* 6.- Martin de Riquer, Prosa escogida de Fray Antonio de Guevara, ed. Luis Miracle, (Barcelona, 1943), P' 37* 7«- Tenemos completa seguridad de que Cervantes habia leido las obras de Guevara, ya que asi nos lo dice en el pr6logo de su Don Qui.jote, al burlarse de la afici6n de Guevara a relatarnos historias de "enamoradas": "si de mujeres rameras, ahi esta el obispo de MondoKedo, que os prestara a Lamia, Laida y Flora." Miguel de Cervantes Saavedra, Obras completas, ed. Aguilar, (Madrid, 1956), p. 1033b. 8.- En el prologo de su edici6n de Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, clasicos castellanos, ed. Espasa-Calpe S.A. (Madrid, 1952), dice Matias Martinez de Burgos en p. XVII, refiriendose al Marco Aurelio: "Este, como todos los libros profanos de Fray Antonio de Guevara, sin excepcion alguna, esta lleno de citas falsas, de autores Imaginarios, de personajes fabulosos, de leyes apocrifas, de anecdotas de pura invenci6n y de embrollos cron6-logicos y geograficos que pasman y confunden." Para Martin de Riquer:" "Los escritos de Guevara estan tan llenos de ficciones, noticias falsas y embrollos cronologicos, que el lector que no estuviera prevenido podria sacar unas consecuencias hist6ricas poco exactas." en op_., cit., pp. 7-8« Lo mismo opinan Rene Costes, y la mayoria de los criticos que han enjuiciado la obra de Guevara. - 1 7 -9 « - Cartas del Bachiller Pedro de Rhua, Biblioteca de autores espaffoles, tomo XIII; Epistolario espaftol, tomo I, ed. atlas, (Madrid, 1 9 4 5 ) , P' 237' 10.- J. Gibbs, Vida de Fray Antonio de Guevara, ed. Minon, (Valladolid, 1 9 6 1 ) p. 1 1 : "Despu6s de la Biblia, los libros guevarianos eran los mas leidos." 11. - Cartas del Bachiller Pedro de Rhua, op., cit., (en nota a pie de pagina), p. 237' 12. - Por ejemplo en esta ultima obra, Obras del ilustrisimo Don Antonio de  Guevara, obispo de Mondofledo, predicador, cronista del SeKor Emperador Carlos V y_ del Conse.lo de S. M. contiene: Las siete palabras. tomo II, ed. Don Isidore de Hernandez Pacheco, (Madrid, 1752); en p. 203, dice lo siguiente: "Vicios, y Reinos, y Reinos, y vicios heredo el Rei Salom6n; pues tenia por mugeres sesenta Reinas coronadas, y seteciehtas concubinas, sin otra mu-chedumbre de mozas aventureras •11 13. - Esto es cierto pues no todas sus citas son falsas, ya lo not6 tambien Martin de Riquer, oj>., cit. , p. 24: "Pero lo peor es que todo ellb va mezclado con autores y citas reales, y al lado de citas inventadas por Guevara y de historiadores imaginados por el hay an6cdotas y pasajes tornados de Plutarco, Diogenes Laercio, Valerio Maximo, Seneca, etc. Otras veces el autor citado es historico, pero la obra o frase aludida son pura fantasia." 14«- Francesillo de ZuKiga, Cr6nica, Biblioteca de autores espaftoles, tomo XXXVI, (curiosidades bibliograficas), ed. Atlas, (Madrid, 1950) p. 53' 15.- P. Lino G. Canedo, O.F.M., "Las obras de Fr. Antonio de Guevara", en Archivo- Iberico-americano, nos. 2 2 - 2 3 , (abril-septiembre, 1946) pp. 449-450: "La primera obra salida de la pluma de Fr. Antonio de Guevara, y acaso la que le di6 mayor renombre, fu6 el Libro aureo de Marco Aurelio, cuyas primeras ediciones son de 1528. La genesis de este famoso libro guevariano no esta aun del todo clara. Guevara rechaz6 como incorrecto el texto primitivo impreso en 1528 y divulgado rapidamente en otras ediciones, tachadas tambien de clandestinas. Trato entonces de incorporar el Marco Aurelio, refundido y expurgado, en otra obra estampada en Valladolid, en 1529, con el titulo siguiente: Libro llamado relox de principes, en el qual va incorporado el Muy  famoso libro de Marco Aurelio. Habia nacido el Relo.j de Principes, que representara en adelante la versidn oficial de la obra guevariana sobre Marco Aurelio. No obstante, el primitivo Marco Aurelio, casi siempre sin el nombre de Guevara, pero sabiendo todos probablemente que era obra suya, continuo propagandose en numerosas ediciones, dentro y fuera de Espaha. - 18 -En realidad, Marco Aurelio y Relo.j de Principes son dos obras distintas, aunque la mayor parte del primero haya sido incorporado efectivamente en el segundo. Como obras diversas las tratamos, por lo tanto, en este catalogo de ediciones." Rene C0stes en su estudio ya mencionada llega a las mismas conclusiones. 16.- Antonio de Guevara, Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea ed., cit. pp. 12-13. 17.- Americo Castro, og., cit., pp. 90-91 X lo mismo repite este critico en la ihtroduccion a una- edicion de varios pasajes de las obras de Guevara; El vi llano del Danubio y_ otros fragmentos, "Selections with an introduction by Americo Castro", Princeton texts in literature and the history of thought, Princeton University Press, (Princeton, 1945), P« V: "for that affected and surprising style of his is the direct expression of his otherwise frustrated life and his craving for salvation. The uncertainty of the author is revealed in his prose abounding in contrasts and oscillating between erudite and solemn artifice on the one hand and comic and petulant impudence on the other." 18.- Ibid., p. VI: "It has been stated that the great popularity of these works, was due to the fondness of the sixteenth century for moralizing-a manifest fallacy since one may quite as justly assert that the moral issue aroused interest by the form in which Guevara presented i t . " 19«- Juan Marichal, La voluntad de estilo, ed. Seix y Barral, (Barcelona, 1957), P- 88. 20. - Benedetto Croce en Journal of Comparative Literature, fasc III, afirma que su definici6n es imposible. La misma opini6n comparte el critico frances Louis Cazamian en su articulo: Pourquoi nous ne pouvons pas definir 11humour, Revue Germanique, 1906. 21. - Jose Antonio Perez-Rioja, op., cit.]•;. pp. 31-32. 22. - Insiste en este caracter esencialmente humano del humorismo Henri Louis Bergson en su libro Le rire, Presses universitaires de France, (Paris, 1940) p. 3: "II n'y pas de comique en dehors de ce qui est proprement humain". El aleman Walter Gottsschalk en Die humorische Gestalt in der franzb*sischen  Literatur. ed. Carl Winter's, Universitatsbuchhandlung, (Heidelberg, 1928), Enleitung, p. 20, dice lo siguiente: "Der Humorist erweist sich als der echte Menschenkenner, der von dem verstiegenem Idealisten weit abrttck und mit klaren Blick in die Welt und das Innere des Menschen sieht." - 19 -2 3 « - Franz Rosenthal, Humor in Early Islam, University of Pennsylvania Press, (Philadelphia, 1956), p. 3» 24-- Louis Francois Cazamian, The Development of English Humor, Duke University Press, (Durham, N. C., 1 9 5 2 ) , p. 25« 2 5 . - Jose Antonio Perez-Rioja, op_., cit., p. 94« 2 6 . - Fray Antonio de Guevara, Libro iureo del gran emperador Marco Aurelio. con el relox de principes, ed. Acosta de Juan de San Vicente, (Madrid, 1675), "••••f.* 2 4 9 , v. a. 27. - Luigi Pirandello, L'umorismo, ed. Luigi Batistelli, (Firenze, 1920), p. 63•• 28. - Antonio de Guevara, Obras del ilustrisimo : Las siete palabras, ed., cit. , p. 108. 2 9 . - Martin de Riquer, op., cit., pp. 21-22. 30.- Antonio de Guevara, Menosprecio <fe.;corte y_ alabanza de aldea, ed., cit., pp. 76-77-3 1 . - Ibid., p. 100 . 3 2 . - Ibid., p. 151. CAPITULO II: TEMATICA DEL HUMOR DE LA OBRA DE FRAY ANTONIO DE GUEVARA Si bien la nota humoristica esta esparcida por todos los escritos de Fray Antonio de Guevara, es concretamente en una breve obra suya en donde se halla mas manifiesta. Ningun escritor erudito anterior a Guevara, se habia propuesto, en forma deliberada, escribir un libro exclusivamente humoristico. Pero Guevara escribe uno de los suyos con la sola intenci6n de divertir a sus lectores, de crear un libro "para que sea pasatiempo", como nos dice en las primeras piginas del Libro que trata de los inventores del arte de navegar y_ de los traba.jos de la gal era: "...ahora he compuesto este otro tratado de la Vida de la Galera para cuando anduvieredes por la mar, mi intenci6n ha sido, que el uno sea para pasatiempo y el otro (se refiere al Aviso de privados) para aprovechar el tiempo." 1 Incluso el mismo txtulo del libro esta pensado para que al leer sus paginas m£s tarde, el lector no pueda menos de sonreir. Parece el de un sesudo y pretencioso "tratado" destinado a cuantos se interesen por las cosas y gentes del mar. L6gicamente se esperarxa que el autor se dedicara a escribir en un tono favorable y admirativo sobre los tales "inventores del arte de navegar". Guevara, empero, se mofa socarron, con su tlpico humor impertinente, de los marineros e incluso del supuesto primer hombre a quien se le ocurri6 la idea de dejar su seguridad de tierra firme. Como efecto comico utiliza el chusco pareado, imitacion estilxstica del refran tradicional: "la vida de la galera dela Dios a quien la quiera", que repite al final de cada uno de los capitulos de su libro. Ademas, observemos que emplea el refranete como el predicador el texto de la Biblia que sirve de apoyo inicial al serm6n. Y es asi como nos explica el curioso origen de tal frase, burlandose de nuevo de los marineros con una de sus - 21 -tipicas oraciones paralelas y similicadentes: "La vida de la galera dela Dios a quien la quiera. Las palabras tomadas por fuhdamento del presente sermon, son palabras de un antiguo refran, el cual es entre la gente comun muy usado y de los que escapan de la galera muy lamentado." 2 Esta salida de tono de "dela Dios a quien la quiera", unida a la mofa impertinente del resto de sus palabras, es lo que nos hace gracia en este fragmento de la prosa de Guevara. Fray Antonio era un escritor supuestamente serio y moralista, ademas de predicador de la corte imperial. Pues bien, aqui nos habia del "presente sermon" y antes nos habia dicho que escribia "para pasatiempo". iCon qu6 seriedad se tomaba Guevara su "oficio de religioso"? Evidentemente hay en gran parte de su obra solo el deseo de crear una prosa para entretenimiento, un deseo de jugar con las palabras y las ideas para producir un efecto artistico de comicidad. dEsperariamos en los escritos del obispo de Mondoffedo otra cosa mds que buenos consejos de moralidad cristiana y absoluta seriedad? Una absoluta seriedad derivada tambien del hecho que habia sido nombrado cronista ^  del emperador Carlos V. Pero en este sorprendente libro, Guevara no quiere dejar lugar a dudas de que su intencion es la de hacernos reir. En otros libros suyos solo podemos apreciar la nota humoristica que aparece en forma esporadica. Pero no es /al fin y al cabo^ mas que un aspecto parcial del arte de su prosa. En cambio en este caso, no hay ni una sola pagina del arte de navegar que desdiga de ese proposito de mantener al lector con la sonrisa en los labios. Para ello Se dedica sistematicamente a exagerar las facetas c6micas de la vida de las gentes marineras. Unas veces se burla de los que inventaron el "arte de navegar", otras veces nos hace reir con las mas diversas pinturas de los - 22 -incidentes graciosos y ridiculos que ocurren en la vida de a bordo; y por fin nos cuenta incluso sus propias experiencias, para conseguir, al presentar la.. comica situacion en que se vio, un nuevo y definitivo efecto hilarante: "...porque a mi, pasando de Tunez a Sic'ilia, me mordieron (los ratones y los lirones) en una pierna, y otra vez en una oreja; y como jure los previlegios de la galera, no ose decir nada." k "...y pague en la aduana de todo ello derechos, y si el pasajero es poco bisoHo, no s6lo le llevaran el derecho mis aun el ojo tuerto. I por que no parezca que hablamos de gracia, a la ley de bueno juro que por los derechos de una gata que traje de Roma me llevaron medio real en Barcelona." 5 Antes y ahora esta actitud de insistir en quejarse de los inconvenientes, que el llama "previlegios" de los viajes en galera, no puede menos de provocar la risa constante de sus lectores. 6No sabia todo el mundo en su tiempo, que a pesar de lo que escribio, Fray Antonio inici6 largos viajes por mar? La falta de sinceridad caracteristica de todos sus escritos, es aqui un elemento comico mis, que el artista utiliza habilmente para crear un definido efecto humoristico. A lo largo de todo este libro el instrumento empleado es mis bien un tipo de burla bien intencionada que no una satira agria y despectiva. Su falta de seriedad por la etimologla de la palabra "mar" es un ejemplo de su desenfado: "La mar, para que conozcan bien lo que hace, miren el nombre que tiene, pues no quiere decir otra cosa sino 1 amargura, porque si en las aguas es muy amarga en las condiciones es amarguisima." 6 Para que un escritor consiga dar a su prosa un verdadero efecto comico, es necesario que este posea un intenso dominio del idioma, de las exageraciones populares, polisemias, etimologlas, refranes, etc. Solo asi puede valerse de - 23 -las frases y expresiones necesarias para hacer visible la chispa humoristica que quiere dar a sus escritos. Fray Antonio de Guevara poseia ese dominio en grado de excelencia. Lo vemos por ejemplo, en su uso de la palabra "previlegio" para indicar claramente todo lo contrario: las infinitas molestias y detalles rafeces de la vida marinera. Dicho recurso lo emplea no solo en su libro sobre la vida de los viajes por mar sino tambien en muchos pasajes c6micos de sus libros. En sus Epistolas familiares^al hablar de las miserias que trae consigo la vejez, se complace en enumerarlas y las califica de nuevo de "previlegios"• Su humor en este pasaje se recrea en describir el inmundo aspecto de los ancianos. El hecho de repetir al principio de cada parrafo la muletilla: "es previlegio de ancianos", afiade mas comicidad a lo que esta escribiendo: "Es previlegio de ancianos de caerseles los cabellos, y nascerle's' en los pe«cuezos sarna sin que se la siembren, y mas y allende desto, les veran al sol deslendrar la cabeqa, y quexarse mucho que les comen la caspa, para el remedio de lo cual querrian lavarse con lexia, y no osan por la flaquec,a de la cabe^a." 7 Su burla adquiere asi, a veces, un gusto muy caracterlstico por lo mezquino, ridxculo y decadente de la naturaleza fxsica humana. Siguiendo esta lihea- humoristica esta escrita toda su "Letra para Don Francisco de Mendofja, obispo de Palencia, en la cual se declara y condena cuan torpe cosa es decir besoos las manos". Con el pretexto de hablarnos de las formulas empleadas en el saludo cortesano, nos recuerda con el pr6posito de hacernos reir, cuanto de desagradable se le ocurre sobre el uso de las manos y de los pies: "Lo que en este caso siento es que debxa ser el que esto invent6 algun hombre vano y liviaho, y aun mai cortesano, porque decir uno que besara las manos a otro es mucha torpedad y decir que le besa'los pies es gran -2k -suciedad- Yo verguenca he de oir decir'b6soos los pies', porque con las manos limpiamonos las narices, con las manos nos limpiamos la lagaKa, con la mano nos rascamos la sarna y aun nos servimos con ellas de otra cosa que no es para decir en la plaqa. Guanto a los pies, no podemos negar sino que por la mayor parte andan sudados, traen largas las unas, estan llenos de callos y andan acompaftados de adrianes y aun cubiertos de polvo o cargados de lodo. Con estas torpes y inormes condiciones, de mi digo y por mi juro que querria mas unas manos de ternera comer, que los pies y manos de ningun cortesano besar." & Algunas veces como en el ejemplo anterior, Fray Antonio, consigue un efecto comico, por medio de unos artificios que calificariamos de un tanto toscos. Suele esto ocurrir cuando desarrolla estos temas viles y rafeces. Uno de los temas humoristicos favoritos de Guevara es el de contarnos toda clase de historias de amores, sin evitar las mas escabrosas. Se vale el autor para introducir el tema de una serie de artificios que son meros pretextos literarios. Por ejemplo una vez sera" el contestar a un supuesto corresponsal, el cual le ha pedido consejos sobre sus desdichas amorosas- En otras ocasiones la de traducir las cartas imaginarias que el emperador Marco Aurelio le dirigia a su antigua amante Bohemia, o a las "senbras enamoradas de Roma", las cuales se t habian burlado terriblemente del emperador, haciendo un monigote afrentfoso, que le representaba: "Sacaisme pintado de muchas maneras, con un livro en la mano al reves, como Fil6sofo fingido, con la lengua muy sacada, como parlero atrevido, con una coroc,a en la cabe^a, como cornudo publico, con unas hortigas en la mano, como enamorado tibio, con una vandera caida, como Capitdn cobarde, con media barba hecha, como hombre fementido, y con un paKo en los ojos, como necio condenado." 9 Su propo*sito es hablarnos con gusto y extensamente de tales "enamoradas" de su epoca o de la Antiguedad con el fin de hacernos reir. Asi, cuando - 25 -contesta a un corresponsal que le pregunta quienes son las santas representadaS en unas tablas que ha comprado, el religioso franciscano Fray Antonio de Guevara, le contesta socarronamente: "Esta Lamia, esta Flora, esta Layda, que vos, seffor tenuis por sanctas, fueron las tres mas hermosas y mas famosas rameras que nascieron en Asia.•••" 10 Su imaginaci6n de nuevo inventa y maneja nombres, lugares y fechas para sorprender al lector con sus ingeniosos y a veces procaces chistes y para divertirle con sus sabrosas ocurrencias. Asi consigue demostrar su conocimiento y experiencia del tema amoroso. Y todo despues que ha indicado su falsa repugnancia por el tema, ya que un personaje como el deberia evitarlo por un sinnumero de buenas razones. Esta claro que ello lo hace porque de esa manera todavia hara mas gracia lo que va a contar despues: "Contando, el caso, digo que me ha caido en mucha gracia en que siendo yo christiano the6logo, predicador, sacerdote, religioso, y aun de los muy observantes de Sant Francisco, me metais ahora en chistes de amores y me empadroneis con los muy enamorados." 11 Pues bien, a pesar de ser "religioso de los muy observantes" y de sus protestas, no cabe duda de que el tema es uno de sus favoritos, pues de lo contrario no lo sacaria a relucir en tan gran numero de ocasiones por las piginas de todos sus libros. A sus supuestos corresponsales les contesta entrometidamente que se olviden de sus amorios, ya que su edad avanzada es incompatible con tales devaneos amorosos. Al contrastar lo irracional de la actitud de quien pretende en la ancianidad comportarse como un mancebo, consigue ponerlo en ridiculo, como conviene a su fin literario. De la misma manera que una expresion clave como "la vida de la galera dela Dios a quien la quiera" o es "previlegio de viejos" les da un patente efecto comico a sus palabras en otras ocasiones, en esta repite al iniciar - 26 -varios parfafos l a siguiente: "A t a l edad como la vuestra". Asi su impertinencia comica nos hace r e i r : "A t a l edad como l a vuestra, falso testimonio os levanteis en descir que padesceis dolores y moris de amores, porque a los semejantes viejos que vos no los llamamos requebrados, sino resquebrajados; no enamorados sino malhadados; no servidores de damas, sino pobladores de sepulturas; no de los que regocijan e l mundo, sino de los que ya pierden e l seso." 12 Este ejemplo tiene e l interes adicional de demostrarnos palpablemente l a insinceridad de su pretendida intencion moral; que no le parece mai, muy impropio en un religoso, e l que un hombre joven se dedique a tener amantes. Pero es que l o que va buscando, es e l efecto humoristico a l poner tan de relieve e l papel poco airoso que hace un viejo que trata de conducirse como un galan joven. Se burla ironica y despiadadamente de los achaques de l a vejez y asi logra a l tiempo que luce su estilo solemne e ingenioso/ hacer toda clase de chistes a costa de la decadencia f i s i c a y vejez del imaginario y apasionado amante que "muere de amor". V\St Para i l u s t r a r l a carencia de sinceridad de moralista en los co^jos que da Fray Antonio, veamos e l siguiente ejemplo: "Aconsejar a uno que dexe l a corte y se vaya a su casa, o dexe su casa y se vaya a l a corte, e l t a l consejo ni le admite crianca darle, n i cabe cordura e l tpmarle, porque va mucho lo que puedo a mi amigo aconse.jar, a lo que a e l conviene hazer." 13 Aqui vemos a l escritor en una actitud de burla hacia l o que 61 mismo esta haciendo. i.D6nde queda entonces l a moralidad aparente de l a obra de Guevara^ s i incluso e l nos dice que no cree en absoluto en la validez y utilidad de los consejos que esta'' formulando? A veces nos seKala su ir6nica c r i t i c a con l a intenci6n de que, al referirnos lo que hay de censurable en la sociedad o corte, nos entretenga y divierta, pero - 27 -nunca con el fin de moralizar. En los siguientes pasajes, Fray Antonio, no intenta otra cosa mas que crear un efecto comico, que, en ocasiones, tambien resulta impertinente. En ellos no encontramos ningun fin didactico: "porque en la galera, todas las veces que ayunan, no es por ser vigilia o estar en Cuaresma: sino porque les falta la vitualla." 14 "La propiedad de las campanas es que llaman a todos para que vengan a misa, y ellas nunca entran en la iglesia, y a mi parescer tal es la condici6n de Italia, do hay grandes sanctuaries que provocan a oracion, y en la gente de ella no hay devoci6n." 15 "A lo que entiendo de su carta, tambien querria que le escribiese alguna nueva; abaste, seffor, por agora, que desta nuestra corte hay poco que fiar del papel y mucho que decir a la oreja." 16 La aficion de Guevara por la burla se manifiesta aun cuando habia de personajes autenticamente hist6ricos. A ellos tambien les atribuye, hechos, vicios y defectos que a menudo son falsos. Su propia frustracion le hacia buscar en los demas defectos que causasen la sonrisa de sus lectores. Ello le producia lo que Franz Rosenthal, como hemos ya indicado en el capitulo anterior ha calificado de un "momentary lifting of one of the many restrictions which the physical and social environment imposes upon man." El hecho de que los defectos o vicios que Guevara atribuia a personajes historicos, fuesen falsos o no, carece de importancia, pues la manera de presentar tales hechos es lo que resulta decisivo desde un punto de vista de eficacia literaria. Asi, aunque trate de un hecho autelitico, la pluma de Guevara procura exagerarlo, deformarlo hasta conseguir que resulte hilarante. El que debia ser cronista de los hechos hist6ricos del reinado de Carlos V, nos presenta asi al emperador Trajano en su libro: Una decada de ce'sares: es a saber las vidas de diez emperadores romanos de los tiempos de Marco Aurelio: - 28 -"En los vicios de la carne fue Trajano no poco carnal; aunque es verdad que en este caso a ninguna persona hizo fuer^a; mas junto con esto,como era diligente en el persuadir y muy largo en el dar, en ninguna persona ponia los o jos, que no le viniese a las manos." 17 Aqui su seriedad de historiador y cronista no le impide, no solo burlarse de Trajano y de sus vicios, sino tambien de todos los subditos- y es de suponer que tambien "subditas"- romanos, los cuales obedecian sus caprichos "como era muy largo en el dar". Son estas expresiones, tan habilmente combinadas con el resto de su prosa, las que producen el chispazo humoristico. La exageraci6n de "ninguna persona", que su publico no creera y por supuesto menos aun cree Fray Antonio, aKaden todavia un efecto mas eficaz al chiste que nos cuenta. Algunas veces el humor festivo de la prosa guevariana, adquiere tonos desvergonzados cuando toca el tema amoroso. Quizas los ejemplos mas claros y chocantes sean la carta que Marco Aurelio le envia a su antigua amante Bohemia, y la respuesta de esta. Ambas cartas estan incluidas al final del libro y es de anotar que en algunas ediciones del Marco Aurelio fueron suprimidas, ya que la pluma del obispo de Kondoffedo crea un humor basado en los insultos intercambiados por los dos correponsales, que resulta ajmenudo de lo mas procaz: "Dexastete cortar en agraz, y^quiereste agora vender por vino? Veniste temprano con las eerezas, y^'quiereste detener como membrillo? Comimoste en pampano, y^quiereste parecer racimo? Las uvas fueron dulcesj mas el rampojo esta ya duro. A poder de pulgaradas te mudaron como moc,a, y veniste temprana como breva, yipiensas que estas madura? Que no estas sino podrida y si podrida aborrecida." 18 "....comimos alia el pescado fresco, y quieresme traer las espinas en afcodo?.." 19 El emperador despuls de escarnecer a las mujeres en general y a Bohemia en particular, le escribe lo siguiente al final de la carta: "Dios ha que te conozco por mai sufrida, bien se que no estaras sin enviarme alguna carta y bien malicibsa." 20 - 29 -Por supuesto que a continuaci6n Fray Antonio nos "traduce", segun 61 dice, la respuesta "bien maliciosa". Y si antes Marco Aurelio ha seguido mayormente la tradicion medieval del tema de la misoginia, pero afladiendo de su cosecha cuanto de c6mico se le ha ocurrido, los insultos de la despechada amante no se dirigen al emperador y al resto de los hombres unicamente, sino que tambien la emperatriz Faustina es objeto de una burla cruel: "Para vengarme yo de tu persona, no he de menester que verte casado con Faustina." 21 "Tu dices, que mis hijos tienen muchos padres, pues yo te juro, que los hijos de Faustina, aunque tu mueras no quedgn hue'rfanos, y de verdad si los dioses dicen que fueron piadosos con mis hijos propios, no menos lo eres tu con los extraHos, porque a t i , Faustina no tiene sino por excusa de sus muchos errores, y por ayo de sus hijos." 22 Guevara sabia extraer del improperio todas sus posibilidades humoristicas mediante su maravillosa destreza en el manejo del lenguaje. Es interesante ver, ademas, como estos insultos estan matizados de forma que encajen con el caracter de los personajes, rasgo que le acerca mucho a la tecnica de la novela una vez mds. Los improperios de Bohemia al emperador estan expresados de forma mas refinada por medio de circunloquios, alusiones y referencias de la mayor elegancia estilistica;"..si los dioses dicen que fueron piadosos...."• Hay en este modo de expresarse toda una curiosa observaci6n de la sicologia femenina. El predicador de Carlos V, no cabe duda que era un agudo observador, una caracteristica que es esencial en todo humorista. En la corte tenia ocasion de estar en contacto con un numero extraordinario de tipos humanos. Con su personal vision de las cosas nos muestra en sus escritos, los innumerables motivos de risa que le brinda el panorama del mundo. Su entrometindento, que hace que Don Francesillo de ZuKiga le califique acertadamente de "predicador - 30 -parlerista", le impulsa a esos desplantes festivos que a veces desconciertan por su tono agrio y violento. Pero en la mayor parte de su obra, su humorismo, cuando lo hay, es mucho mas diluido. Se filtra a traves de las rendijas que su prosa deja abiertas. Es quizas ese aspecto del humorismo guevariano el que tiene el mayor interes. En rigor, es el que haria posible la aparicion, aflos mas tarde, del arte de Cervantes. Los ejemplos que hasta ahora hemos comentado tienen una intenci6n comica muy clara. Hay, sin embargo, otros a lo largo de sus escritos, en los que el humor se percibe mas sutilmente. Ha dicho Jose Antonio Perez-Rio ja que "la diferencia esencial entre la comicidad y el humor, es que mientras aquella tiene como finalidad provocar la risa, el humor es un modo 23 de ver las cosas en el que cabe 0 no la risa". En el humor de Guevara, cabe casi siempre la risa. En nuestra opini6n es el, el mas claro iniciador del humor "a la moderna"; sin embargo, aunque esten ya en germen en sus paginas, las sutilezas definitivas del genero vendran mas tarde. A pesar de todo la transici6n entre la comicidad del buf6n medieval al fino humorismo moderno no se acaba de completar del todo en su obra. La compleja personalidad de Guevara se nos muestra tambien cuando, aun pareciendo hablar seriamente se olvida y termina o interrumpe con una frase que claramente esta llena de humor. Parece como si se olvidase de su empaque de gran personaje de la brillante corte imperial. Ia ha sehalado Marcel Bataillon en su esplendido libro Erasmo en EspaHa, ^  que Guevara qued6 al margen del grupo innumerable de erasmistas notables de la Espaffa del siglo XVI. Y es que su preocupaci6n teologica y religiosa parece minima. Todos sus titulos - 31 -cortesanos y religiosos altisonantes no eran mis que el ropaje externo que le servla a maravilla en su afin de brillar como gran predicador y lucirse como "dezidor". Le interesaba que al escribir erudita y seriamente, la dosis de agudezas e ingeniosidades fuera tal^que le asegurase la admiraci6n aturdida de sus lectores. Y no hay duda que una prosa tan original e interesante le tenia que crear una gran popularidad. Nos dice por ejemplo Fray Antonio, hablindonos de la sagrada escritura: "En el primer libro de los Reyes, mand6 Dios nuestro Seffor al rey Saul que al rey de los idumeos y a todos los hombres y mugeres y animales, pasase a cuchillo sin perdonar a ninguno, y el pobre del rey Saul, movido a com-pasi6n, mat6 a los animales flacos y sarnosos, y guardo a los gruesbs y hermosos." 25 Es decir que cuando nos esta hablando seriamente, elabora su relato a base de argumentos y citas historicas y aun sagradas, autenticas o falsas, pero que sirven para que el lector vaya siguiendo la hilacion de sus palabras, creyendo que el escritor terminari con una frase final que corrobore cuanto ha dicho anteriormente. Sin embargo, con frecuencia y como en el ejemplo anterior, nos sorprende con su repentina pirueta estilistica de "movido a compasion mat6 a los flacos y sarnosos, y guardo a los gruesos y hermosos." iQue clase de compasi6n era esa? La burla ironica de la accion cinica del rey Saul resulta tan comica por estar incluida precisamente en un pasaje de prosa de pretendida seriedad. Sobre todo cuando esti citando el libro de los Reyes, nada menos que cuando Dios ha mandado cumplir un mandato suyo/podo ello-citado por Fray Antonio de Guevara en una epistola que titula sonoramente: "Letra para el licenciado Rodrigo Morejon en la cual se expone una auctoridad del filosofo, es letra muy notable para los jueces del crimen." De esta manera nos define tambien Fray Antonio, metido a fisico, las - 32 -caracteristicas de algunas partes del cuerpo humane: "En el cuerpo humano la cosa ma*s necesaria es el coragoh, la mas sutil es la sangre, la cosa mas hermosa los ojos, la cosa mas pesada es la^carne, la cosa mas inquieta es el pulmon, la cosa mas emferma es el baco, y la cosa mas peligrosa es la lengua." 26 Su pluma analiza las diferentes caracteristicas fisicas y cuando al final de la larga lista nos dice de repente que: "la cosa mas peligrosa es la lengua", dandole a esta esa faceta moral y comica que nos produce sorpresa y risa. Toda la seriedad de cuanto nos ha dicho anteriormente se viene abajo como un castillo de naipes, y sabemos que su intencion al enumerar toda la larga serie de caracteristicas fisicas no ha tenido otro fin que el de i r creando un fondo de seriedad academica para contrastar mejor y mas eficazmente su pirueta comica de la frase final. Henri Louis Bergson, ha analizado brillantemente esta faceta de lo comico y asi nos dice: "Est comique tout incident qui appelle notre attention sur le physique d'une personne alors que le moral est en cause. Pourquoi rit-on d'un orateur qui eternue au moment le plus pathetique de son discours? D'ou vient le comique de cette phrase d'oraison funebre, citee par un philosophe allemantfd: ' i l etait vertueux et tout rond'? . De ce que notre attention est brusquement ramenee de l'ame sur le corps." 2 7 Lo mismo hace Fray Antonio en incontables ocasiones; cambia bruscamente la atenci6n del lector de lo fisico a lo moral de la forma mas impertinente, y asi asegura el afecto c6mico. La tematica del humor de Guevara tiene como fundamento la observacion de lo que hay de comico en lo humano. Las situaciones ir6nicas en las que se ven envueltos los hombres con sus errores, vicios e imperfecciones. Asi pone de relieve cuan rl'diculas aparecen a sus ojos las acciones de los hombres y tambien oblicuamente el cinismo con que estos se conducen en la vida humana. Su pluma se recrea en burlarse de los defectos e imperfecciones fisicas y morales de sus semejantes. De ahi que ataque a los viejos por el solo motivo de serlo y que nos muestre su fealdad y decrepitud. En los enamorados nos indicara lo absurdo de su comportamiento. En cuanto a los medicos, en su opinion no son mas que unos pobres ignorantes y una plaga de la humanidad, etc., etc. Y cuando parece agotarse su tema comico de hacer objeto de burla a su projimo; es el mismo el que se presenta como bianco de nuestra risa. Es esta una actitud muy propia de humoristas modernos. Asi Guevara presenta una personalidad falsa, puramente literaria, para hacer reir a sus lectores. Al decir que le acusan de robar unos frascos de perfume, se indigna porque todo un sefior obispo de Mondofiedo no es capaz de robar tal bagatela, aunque si robarla algo mucho mas importante: "una gata muy linda". Asi consigue dar a su obra un aire de falsa y c6mica confesi6n propia, logrando un "insight" caracteristico. Am6rico Castro ha sefialado tambien esta faceta de la confesion personal de la prosa guevariana al explicar su complejidad como resultado de un latente complejo de inferioridad. Mas nos parece que el presentarse a si mismo de esta forma, no tiene, muchas veces, otro fin, en el caso de Fray Antonio, que presentar una personalidad ficticia de si mismo, que siendo ridicula, como cualquier otro de sus personajes satirizados/ resulte como ellos un motivo de comicidad. Se parece esta actitud suya bastante a la de Quevedo, cuando tambien inventa en sus escritos una personalidad falsa de s£ mismo con el unico proposito de hacer gracia y divertir. Este desdoblamiento del escritor en una segunda personalidad que podriamos llamar "jungiana". ^  Guevara sabe jugar - 34 -habilmente con su propio fantasma literario para conseguir un resultado festive. En la "Letra para Micer Pere Polastre, italiano, amigo del auctor, en la qual se toca quan infame cosa es en los hombres andar cargados de olores y por mas risas. Es letra para personas avisadas" (notemos como en el ti'tulo de la carta, Guevara escribe: "y por mis risas"): el obispo de MondoHedo se presenta a su publico quejoso de que le acusen de haber robado "una poma olorosa", lo cual al punto, hace que sus lectores se le imaginen como un frivolo y afeminado cortesano, mas preocupado por trivialidades mundanas que por serios problemas teologicos: "He querido contar aqui este tan antiguo exemplo, para traeros, seKor, a la memoria, lo que yo he aun vergtienqa de relatar en esta carta: es a saber, que jurais y perjurais, haberseos olvidado una poma olorosa en mi camara, y que yo he sido el descubridor del que la hurto, o que yo mismo la hurte." 29 Ni era cierto que Guevara sintiese verguenza de relatar aquella fingida aventura, ni siquiera existio con toda probalidad tan frivola acusacion de haber robado unos frascos de perfume,Era todo parte del juego comico, el cual llega a su culminacion cuando el obispo se nos presenta, despues de sus muchas protestas como capaz de llegar a robar, pero no una poma de jabon, sino otras trivialidades mucho mas de su gusto: "Si me infamades que yo habia hurtado algun papagayo hermoso, alguna gata muy linda^algun tordb que habia, o algun xerguerito que canta, ya pudiera ser, que ni yo quedara corrido, ni vos salieredes mentiroso, porque los semejantes diges y coxixos, pidolos a mis amigos, y si no me los quieren dar, trabajo de los hurtar." 3 0 Ya hemos esbozado c6mo lo importante del humor guevariano es que esta esparcido por todos sus libros en mayor o menor do sis y que de el no se libran ni sus obras llamadas sagradas. Su humor se diluye incluso a traves de sus - 35 -preceptos morales mas serios, y ni siquiera al citar los textos sagrados deja alguna que otra vez de hacer sonreir a su publico. Asi incluso llega Guevara a decir que Cristo no se dejo infamar nunca de ser adultero, aunque si "le levantaron que era borracho". 31 Quizas donde el humor de Fray Antonio llega a adquirir su tono mis original y sorprendente es a l burlarse incluso de quienes le estan leyendo. Asi demuestra su plena conciencia de lo que esta haciendo. En ocasiones nos dice a los lectores que "mas lo noten que no lo rian", con su insinceridad tipica. Pero su actitud literaria es clara lo mismo que su analisis de lo que el publico espera y recibe de el. Sus palabras en este ejemplo no pueden ser mis explicitas: "No poco es de maravillar, y aun ocasi6n de escandalizar, ver a muchos hombres quin de veras se ponen a escrevir cosas de burlas, y aun de burlerias; y lo que es peor de todo, que muchos ocupan mucho trabajo en leerlas; como si fuessen doctrinas provechosas." 32 Diriamos que alcanza aqui, en cierto modo, la culminaci&n de su humor. Su pluma no ha respetado nada ni a nadie, ni siquiera a su propia linajuda e importante persona. El publico, ese publico que ha reido sus gracias- e ingeniosidades, paga su atencion y aplauso, siendo objeto de la burla del cronista de Carlos V. Fray Antonio se burla hasta de s i mismo^pues el es de los que "se ponen a escrevir cosas de burlas, y aun de burlerias". N 0 T A S 1.- Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera, publicado por Julian de San Pelayo, (Bilbao, 1895Tp- 5-2.- Ibid., p. ?. 3«- Se ha discutido si Fray Antonio de Guevara llego realmente a escribir una cronica de los acontecimientos h i s t 6 r i c o s de la epoca del emperador. Maria Rosa Lida en su articulo, "Fray Antonio de Guevara, Edad Media, Siglo de Oro espaKol", R'F.H.,'VII, (1945), afirma que nunca escribio Guevara ni una sola linea de la tal cronica. El hecho es que hasta hoy la supuesta cronica no ha aparecido. El propio Guevara se refiere a ella varias veces en sus libros, como cuando en una de sus epistolas le dice a Don Antonio de Acufta, obispo de Zamora:"... como soy predicador y cronista de su Magestad, en la cual chronica habra assaz memoria de Vuestra Senoria"; Epistolas familiares, edicion de Jose Maria de Cossio, ed. Aldus, (Madrid, 1950), tomo I, pp. 302-303* 4«- Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera, ed. , c i t . , p. 51* 5«- Ibid., p. 59' 6.- Ibid., p. 67-7»- Fray Antonio de Guevara, Epistolas "familiares, ed., cit. , II, p. 389« 8.- Ibid., II, pp. 51-52. 9»- Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio, con  el relox de principes. ed. Acosta de Juan de San Vicente, (Madrid, I675), f. 328, b. 10.- Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed. cit., I, p. 438. 11.- Ibid., I, p. 219. 12.- Ibid., I, p. 220. - 37 -13•- Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio. con el relox de principes, ed., cit., f. 2 0 1 , b. 14- - Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera, ed., cit. , p. 60. 15- - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., I, p. 140. 16.- Ibid., I, p. 165' 17«- Antonio de Guevara, Las obras del ilustre senior Don Antonio de Guevara. (Una decada de cesares; es a saber las vidas de los diez emperadores romano3 que imperaron en los tiempos del buen Marco Aurelio) ed. Juan de Villaquiran (Valladolid, 1 5 4 5 7 T . V. v., b. 18.- Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed., cit. , f. 332, a. 19.- Ibid., f. 332, a. 20. - Ibid., f. 332, v., b. 21. - Ibid., f. 334, b. 2 2 . - Ibid., f. 335, a. 23'- Jose Antonio Perez-Rioja, El humorismo. col. Surco, (Barcelona, 1942), p. 18. 24'- Marcel Bataillon, Erasmo en Espafia. ed- Fondo de cultura econ6mica, tomos I y II (Mexico, 1950). 25.- Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., II, p. 249-2 6 . - Ibid., II, pp. I 3 I - I 3 2 . - 38 -27«- Henri Louis Bergson, Le rire, (essai sur la signification du comique), Presses universitaires de France, 1945, P' 45' Un analisis mas detallado sobre el mismo proceso, hizo Sigmund Freud, en Jokes and Their Relations to the Unconscious (i960). Vease tambien el libro de Karl Zimmermann, Jean Pauls  Aesthetik des Lacherlichen. ed. Thomas & Hubert, (Leipzig, 1912). 28.- Sobre este tema C. G. Jiang habia extensamente en su libro Contributions  to analytic psychology, ed. Harcourt, Brace, (New York, 1928). 29»- Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., II, p. 443' 30.- Ibid., II, p. 440. 31»- Antonio de Guevara, Oratorio de religiosos v_ e.jercicio de virtuosos, ed. Fr. Juan Bautista Gomis, "Misticos franciscanos espanbles" tomo II, (Madrid, 1948) p. 727-32.- Antonio de Guevara, Las obras del ilustre seKor Don Antonio de Guevara..• (Libro llamado aviso de privados v_ doctrina de cortesanos) ed. Juan de Villaquiran, (Valladolid, 1545), f- CLVIII, v. CAPITULO III: LENGUAJE I HUMOR EN GUEVARA Acerca del lenguaje de la prosa de Fray Antonio de Guevara, Menendez Pidal ha escrito lo siguiente: "Aun el estilo que mas nos parece artificioso, el de Fray Antonio de Guevara, es, sin duda, el de la lengua hablada entonces, la hablada por un cortesano de extremada facilidad verbal." ^  Por su parte, Rafael Lapesa, tambien comparte en lineas generales la opinion de Menendez Pidal: "El escritor tachado de mas artificioso, Antonio de Guevara, se limita a emplear, atenuados, usos generales de fines de (sic) siglo XV: frases simetricas, y contrapuestas, como las de Careel de amor, enumeraciones abundosas y finales en consonancia, semejantes a las del Corbacho y Celes-2 tina." EL exceso de retorica y lo que a muchos ha parecido pedanteria, y que para Menendez Pidal es solo "artificioso" no era considerado asi en la epoca de Guevara. Basicamente era el lenguaje que se hablaba en la corte del emperador Carlos V en la primera mitad del siglo dieciseis. Toda esa pomposa retorica fue, con frecuencia^el vehxeulo adecuado de su intencion humoristica. En la prosa de Fray Antonio encontramos historias falsas, cartas dirigidas a corresponsales imaginarios y err6neamente fechadas, citas falsas mezcladas con verdaderas, similicadencias, antxtesis, rimas, retruecanos, paranomasias, etc, etc. Todo ello nos demuestra su dominio del lenguaje y su asombrosa facilidad de escritor, reflejo de su "extremada facilidad verbal"« Y sin embargo es una prosa que nunca se hace enojosa de leer, sino que al contrario, es siempre aguda y extraordinariamente sabrosa. Sin retorcer nunca la sintaxis, en el sentido a que llegarian mas adelante los escritores barrocos, es evidente que sus lecturas latinas - 4 0 -influyeron en su manera de escribir. Pero Guevara, no aspiraba a restaurar, como pretendian algunos humanistas, el periodo latino, ya que en realidad se nos muestra muchas veces arcaizante y la transici6n del castellano medieval al del Siglo de 0ro,; se aprecia todavia claramente en su prosa. Sobre todo, sobresale en su estilistica una obsesi6n por la simetria. Para ello nada mejor que emplear frases paralelas que a su vez terminen ambas con una palabra similicadente. Entonces es cuando estamos en presencia de la creacion artistica de una prosa humoristica personalisima y nueva en la literatura de la epoca de Fray Antonio de Guevara. Si consideramos tambien lo orgulloso que estaba el obispo de MondoKedo de su cargo de predicador, no puede extraharnos que en su prosa se refleje el estilo de los sermones que pronunciaba en la corte. De ahi que, muchas veces, la prosa de Guevara alcance su maximo efecto al leerse en voz alta, a causa de su sonoridad. Pues bien^dicha sonoridad creada al escoger dos palabras similicadentes, es- lo que a menudo da eficacia humoristica a sus palabras. En el siguiente ejemplo el humor es puesto de relive precisamente por tener los verbos "predicar" y "hechizar" las mismas vocales, e, i , a,: "las cuales mugeres quedaron conmigo tan mai, y fueles mi doctrina tan odiosa, que por estorbarme el predicar, me intentaron hechizar." 3 De manera que nos parece que su humor esta subordinado al lenguaje mucho mas que a las ideas. Es el saber elegir la palabra justa en una frase determinada lo que da al resto de sus palabras un efecto hilarante. La similicadencia tambien se emplea en ocasiones con la clara intencion de destaear aun mas un pasaje que ya de por si tiene intenci6n comica. En la prosa de Guevara la repeticion de sonidos semejantes no - 41 -tiene como fin el crear s61o el efecto de pompa oratoria. Hay casos, como en el siguiente ejemplo, en que la razon de su uso es claramente humoristica: "Cayga una pobre viuda mala, la qual tenga un yerno, o una nuera en su casa, t6menles juramento de estas dos cosas, qual de ellas querrlan mas, curar a su suegra con la esperanca de sanarla,"o i r a enterrarla con la esperanca de heredarla; yo juro que jurassen los tales holgarian mas dar un ducado al Gura por la sepultura, que no dar'un real al Boticario por la purga." 4 Las similicadencias "sanarla" y "heredarla", se hallan ademas reforzadas por la repetici6n de "enterrarla", prestandole a la ironia de las palabras del escritor un efecto intensificado por la reiteraci6n de sonidos. Los ejemplos en que consigue el realce de su humor con la repetici6n en sus frases de una o dos palabras de parecido sonido, se repiten a lo largo de todos sus escritos. Con su habitual impertinencia burlona, nos dice lo siguiente sobre el emperador Trajano: "No caresci6 Trajano de algunas flaquezas humanas en que suelen caer los hombres humanos; porque si de muchas cosas fue con razon loado, no sin razon fue de otras notado." 5 Asi da rienda suelta a su maledicencia, causada como ya hemos mencionado por su propia insatisfacci6n personal. Lo importante aqux, es la manera de construir sus oraciones y frases, las repeticiones de "humanas" y "humanos", "razon" y "raz6n", pero sobretodo de los participios "loado" y "notado"; producen el efecto buscado de hacernos sonreir de su burla y murmuracion del emperador. Advirtamos tambien que antes de recurrir a estos efectos, Guevara trata como de adormecernos, de acostumbrarnos con esas grisaceas y mon6tonas repeticiones, para dar asi mas fuerza con un efecto de sorpresa, al contraste "loado"-"notado". En ocasiones la repetici6n de similicadencias ocurre mas de dos veces, - 42 -con lo que el escritor crea como una cadena de ellas. Asi insiste y martillea en lo que esta diciendo, aumentando la exageracion y deformacion de la realidad, ya que uno de los procedimientos mas empleados para crear el efecto humoristico es exagerar un defecto hasta convertirlo en una caricatura y, en consecuencia, hacerlo asi ridiculo y comico. Guevara ademas aumenta la capacidad semantica de las palabras al escogerlas de tal manera que e A tangan sonidos semejantes; la repeticion tambien sirve para conseguir un efecto de 11 climax" que resulta a veces notablemente humoristico: "Lo tercero, que es un grave negocio una vez dar a una muger un consejo; lo qual no deviera hazer; porque en caso de secret©, ninguna muger es capaz de darle, menos de tomarle, ni mucho menos de guardarle." 7 Este efecto se refina en todavia mas ocasiones al utilizar palabras de significados opuestos. La simetria y contraste que tanto persigue su pluma, queda de esta manera conseguido; el efecto humoristico se basa entonces en la similicadencia y paralelismo. Su estilo c 6m ico combina asi la sutileza del cortesano con la grandilocuencia del predicador: "porque a la verdad, tan de buena voluntad se han de dar dineros a un hombre muy parlero para que calle, como a un sabio para que hable." 8 Los medicos y sus metodos de curar emfermedades son para Guevara un tema de burla favorito. Utilizando la tecnica estilistica mencionada, vemos c6mo se rie de ellos y ridiculiza su ciencia, cuando nos cuenta la graciosa situacion en que el mismo se ve por seguir sus absurdos consejos. Todo ello no tiene otro fin mas que el de divertirnos con sus ocurrencias y gracias festivas: "Muy reverendo y cesareo medico: Rescebi una carta vuestra y la recepta que dentro - 43 -de ella venia, y si hable o no hable al presidente en vuestro caso, vereislo por el despacho, y por lo que os dira vuestro mozo, de manera que vos lo hab6is hecho conmigo como medico, y yo con vos como amigo. Cual de nosotros lo ha hecho mejor, es a saber: vos eri me curar o yo en vos despachar, veanlo los hombres buenos, pues yo me quedo con mi gota y vos os llevais buena libranza." 9 f La tecnica empleda en este ejemplo es la de contrastar sitematicamente palabras de significados distantes como "curar" y "despachar". Cuanto hace el medico es negativo contrastado con los favores de "amigo" que Fray Antonio le ha hecho a ei. De esta manera el termino "medico" adquiere una significa-ci6n semantica peyorativa y equivale a "enemigo". Guevara redondea su comica diatriba contra los medicos al oponer muy graciosamente el resultado. Es decir, que el se quedo con su molesta "gota", mientras que el medico se lleva una gananciosa "libranza". En su afan de sacar partido comico al burlarse de los medicos, nuestro autor utiliza numerosas tecnicas; desde el uso de repetidas similicadencias y frases paralelas para ridiculizar su falta de ciencia, hasta utilizar retruecanos a base del nombre del medico, al maldecirlo muy chuscamente: "cada vez que con la frialdad de mi est6mago comienzo a regoldar, luego digo que nunca medre el doctor Melgar"• Incluso nos hace reir al decirnos que con sus endiabladas recetas el medico le pone a "pacer". De manera que todo el humorismo se centra el\ la tecnica de haber escogido palabras que tienen la funci6n de crear en las oraciones o frases una hilaridad buscada; y conseguida ya sea por su sonido o por su valor semantico. Guevara suele lograr su humor por medios estilisticos y no por medios conceptuales. Uno de los artificios mas empleados por Guevara y que es quizas el que - 44 -produce la mayor comicidad, es el de utilizar palabras al final de sus frases paralelas/ cuyo significado es totalmente antagonico, pero que difieren en la grafia s6lo en un pequeflo detalle. Unas veces este consiste en el cambio de una unica vocal, y en otras en la sustituci6n de una consonante por otra o bien el aftadir un sufijo o prefijo a la raiz de la palabra. Cuando en la mente del lector todavia esta presente la palabra leida con su significado concreto, de repente aparece ante sus ojos la que Guevara ha escogido deliberadamente para que por su significado y semejanza fonetica a aquella, produzca un contraste tal que le haga reir. Si a esta tecnica, se anade que Fray Antonio la emplea muchas veces en sus numerosos relatos de la vida y milagros de las "enamoradas", diremos que lo festivo del tema afiade aun mas comicidad a sus palabras: "Era tan afamada, y aun tan difamada, en el hecho de amores y liviandades la greciana Layda, que muchos mancebos ricos y valerosos, no solo de Africa, mas aun de lo postrero de Europa, la ibah a ver, y servir, y" aun a seguir." 10 De la misma forma procede, por ejemplo, al oponer la resonancia ascetica de romeria, con el sentido liviano de rameria: "sino que ellos deven velar, y saber los pasos en que andan sus hijos, porque muchas veces les dirian que andan en romerias, y andan en ramerias." 11 "Como aquel templo Floriano estaba dedicado a la enamorada o ramera que fue Flora, tenianse por dicho las damas romanas que todas las que iban a l i i aquel dia en habito de romeras, se habian de volver rameras." 12 Hemos visto' como los chistes de la prosa de Fray Antonio casi siempre ' tienen como ingredientes el paralelismo y las similicadencias. De esta forma la trabaz6n de la prosa de Guevara responde a unas reglas sutiles, que aunque a menudo pasen inadvertidas, se convierten en el alma de su prosa. - 45 -Cuando Fray Antonio intenta burlarse de una situaci6n determinada, tambien tiene en cuenta la eleccion de palabras que tengan una comun semejanza y relaci6n, de manera que si no llega a lograr una similicadencia perfecta, por lo menos la semejanza es suficiente para que sus frases y palabras queden bien grabadas y contrastadas en la mente del lector. El numero de ocasiones en que se dan tales similicadencias es tal, que no puede obedecer ese hecho mas que a un premeditado fin: "Los te.jados destejados, sillas quebradas, y las chimeneas caidas, de manera que era casa mas para murmurar, que no para morar." 13 "Siendo pues este rey Creso, sefior, de muchas barbaras naciones, las cuales eran mas amigas de beber sahgre de inqcentes, que no de aprender ciencias de hombres prudentes." 14 El retruecano tambien le sirve a nuestro humorista para conseguir un efecto comico de burla: "....porque a los semejantes viejos que vos, no los llamamos requebrados, sino resque bra .j ados...." 15 En la ironia de nuestro autor no podian faltar las antitesis; utilizar dos palabras identicas en diferentes frases, dandoles opuestas funciones conceptuales? es un artificio de los mas eficaces, para hacer burla de una situaci6n determinada. La critica se hace asi festiva y desenfadada y consigue que los lectores riamos su pirueta expresiva: "finalmente proveen no a los oficios de personas. sino a las personas de oficios." 16 "Lo que pasa en este caso es, que cuando cresce el favor afloxa el hervor y nunca cresce el hervor sino cuando afloxa el favor." 1 7 Veamos tambien esta frase antitetica: "El dia de la ciudad sientese y no se goza, y el dia del aldea g6zase y no se" siente..." 18 - 46 -En la prosa de Guevara se encuentran tambie'n muchos juegos de palabras. En el siguiente ejemplo, el escritor repite palabras de significados opuestos, con el unico fin de hacer sobresalir la significacion de lo que esta diciendo, y a fuerza de repetir el metodo, muestra lo comico de la actitud de "Alexandre": "No me negaras Alexandre que teniendo mds que todos, gozas menos que ninguno, porque el Principe que tiene mucho, todo se ha de ocupar en defenderlo; pero el pri"ncipe que tiene poco, tiene mucho tiempo para gozarlo." Las frases son tajantes, contundentes y la economia de terminos empleados resulta muy eficaz. Es asi como Guevara se mofa ir6nicamente de la situacion de un personaje. Ademas ilustra sus palabras con una sentencia: "..porque el Principe que tiene mucho, todo se ha de ocupar en defenderlo...". Esta sentencia es, por supuesto, totalmente insincera y escogida o inventada para, dar un falso tono erudito, que es completamente efectista y oratorio. Uno de los artificios mas interesantes empleados por el obispo de Mondoftedo, para conseguir dar a sus escritos un marcado matiz comico, es el de sorprender al lector con una afirmacion final que desdiga de una serie de enumeraciones que ha hecho previamente. El contraste es asi muy profundo. Su pluma parece ir creciendo en afirmaciones de un mismo tono, y de repente aparece una frase jocosa que de una manera radical echa al traste el tono de seriedad de todo lo precedente. Es una tecnica, mas refinada que las anteriores y que supera en refinamiento el uso de los artificios lingliisticos que hasta ahora hemos detallado. La comicidad se produce al cambiar el tono de expresi6n en un mismo parrafo, yendo de lo que parece apropiado a una repentina salida de tono, totalmente en desacuerdo con las palabras anteriores. El critico frances Louis Cazamian nos dice lo siguiente: "Let us say simply - 47 -that we make a thing humorous by expressing it with a certain twist, a queer 20 reserve, an inappropriateness." El uso de esta tecnica suele aumentar en razon directa con la mayor o menor intencion comica de la obra, y culmina por ello en su Libro de los inventores del arte de navegar y_ de los traba.jos de la galera, y en algunas de sus Epistolast "Hablando con verdad; y aun con libertad, la navegacion de la galera es algo segura cuando costea; mas cuando engolfa es muy peligrosa, de lo cual se puede muy bien colegir, que las galeras mis se inventaron  para robar que no para navegar." 21 "....Destas tres se dice y escribe que fueron dotadas de todas las gracias; es a saber, hermosas de rostros, altas de pechos, cortas de cinturas, largas de manos, diestras en el tafler, suaves en el cantar, polidas en el vestir, amorosas en el mirar, disimuladas en el amar y muy cautas en el pedir." 22 Aun podemos aKadir un ejemplo mis: "Es privilegio de galera, que ni el capitin, ni el comitre, ni el patr6n, ni el piloto, ni el remero, ni pasajero, puedan tener, ni guardar, ni esconder alguna mujer suya, ni ajena, casada, ni soltera, sino que la tal de todos los de la galera ha de ser vista y conocida, y aun de ma's de dos servida. •." 23 En este fragmento hay ademis del artificio mencionado, una cadena de similicadencias (verbos en infinitive y adjetivos) y el refranillo con que empieza: "Es privilegio de galera". Notese tambien, el doble sentido, muy malicioso del tSrmino conocida. Todavia hay un efecto comico mis en este ultimo ejemplo; notemos con que acierto el humorista ha utilizado en la ultima frase las palabras "y aun" para dar enfasis a la comicidad de lo que nos dice inmediatamente despues. Es indudable que asi consigue todavia un efecto mis definitivo. Algunas veces nos encontramos esas dos palabras "y aun" como refuerzo I - 4 8 -final de otra tecnica y combinada con ella. Pero casi siempre que aparecen en la prosa de Guevara tienen como fin evidente el crear comicidad: "Caso es de menos valer, y_ aun muy digno de reprehender, que un caballero se alabe de aver ' comido en todas las mesas de la corte; y ninguno deve de averse assentado a la suya." 2 4 "Paresceme, SeHor, que debeis aqux adelante hablar £ aun capitular con vuestras cartas,' que si a la corte de Ce'sar han de venir se den mas priesa en el caminar, porque hablando con verdad, y_ aun con libertad, si vuestras cartas fuesen maderas de los pinares de Soria, como son cartas de Osuna, a fe-de christiano que ellas llegasen aca tan secas que se pudiesen hacer dellas puertas y ventanas." 2 5 Dentro de estas t6cnicas mas sutiles y complejas tenemos tambien el uso por Guevara, tan personal del verbo inesperado que encontramos a veces al final de un parrafo. Los ejemplos de esta tecnica son muy numerosos y no insistiremos mas que en indicar que incluso se pueden encontrar en sus obras sagradas, cuando parafrasea los textos bxblicos. Asi una vez nos dice, por ejemplo que: "a la puerta de Jerusalem el rey robaba la alcabala". Este era el poco respeto que al bueno de Fray Antonio le inspiraban las finanzas y sistema fiscal de Carlos V. En el ejemplo: "por manera que puesto en la mesa es muy asqueroso de ver, duro como el diablo de mascar, salado como la rabia para comer, indigesto como piedras para digerir, y daKoso como arazas para de ello hartarse." 2 6 > Notemos que hay nada menos cinco adgetivos calificativos: "asqueroso", "duro", "salado", "indigesto" y "daKoso"; y cada uno de estos adjetivos tiene su significado enfaticamente reforzado con una explicaci6n comica. Asi el escritor martillea los oxdos del lector con esta cadena de descripciones que - 49 -consigue hacernos reir del triste aspecto que tiene el pan, que se ven obligados a comer aquellos que viajan en galera y gozan de los "previlegios" de tal viaje. Pongamos fin a esta breve enumeracion de la tecnica y artificios empleados por Fray Antonio de Guevara con un fin humoristico, afiadiendo uno mas de sus artificios linguisticos. Es este el inventar nombres, que le sirvan para su pr6posito de hacer reir. En el siguiente ejemplo, Guevara se inventa el nombre de la diosa Cloatina, un nombre sonoro y de gran a resonancia m/mms que le vaAencajar perf ectamente en el-., chiste que nos va a contar: "Cloatina, 6,sta era la diosa de las cloacas, conviene a saber de las letrinas o necessarias, y a esta diosa se encomendaban todos los que tenian colica passi6n, para que les ayudasse a purgar el vientre." 27 El efecto comico queda magistralmente conseguido al contrastar una falsa erudicion: "conviene a saber....", con el tema que no puede ser mas bajo. El enfasis oratorio y el tratamiento erudito no hace sino subrayar hasta un grado escandaloso la bajeza del tema, que a su vez vuelve ridiculo el despliegue de tanta pompa verbal. Cuando nos dice que a la tal diosa se encomendaban todos aquellos que tenian "colica passion", no hace mas que usar con gran inteligencia una caricatura de una frase hecha: "amorosa pasi6n", bien conocida para el lector. Teniendo presente que el humorismo de Fray Antonio de Guevara se basa no en una comicidad de tipo conceptual, sino en el uso de una esti^lfstica determinada, concluimos afirmando que lo importante en el humor de Guevara es su intima fusion con el lenguaje. El lenguaje es, en sus manos, un simple instrumento para deformar y exagerar la realidad. Guevara es, todo el, un - 50 -buen ejemplo ilustrador de Bergson: "L'exageration est comique quand elle est systematique, c'est alors, en effect, qu'elle apparalt comme precede de transpeposition. Elle fait si bien rire que quelques auteurs ont pu definir le comique, comme la degradation. En realite, 1'exaggeration, comme la degradation, n'est qu'une certaine espece de comique." 28 N 0 T A S 1 . - Ramon Menendez Pidal, El lengua .je del siglo XVI. (primeramente publicado en la revista Cruz y Raya-Setiembre, 1933-y reeditado en La lengua de  Cristobal Colon). col. Austral, (Madrid, 1942), p. 75 • 2.- Rafael Lapesa, Hlstoria de la lengua espafiola. ed. Escelicer, S.A., (Madrid, 1959), pp. 207-208. 3 » - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares. edicion de Jose Maria de Cossio, ed. Aldus, (Madrid, 1950), II, p. 239• 4 « - Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio. con el relox de principes, ed. Acosta de Juan de San Vicente, (Madrid, 1675), f. 270, v., b. 5 » - Antonio de Guevara, Las obras del ilustre senbr Don Antonio de Guevara. (Una decada de cesares: es a saber las vidas de diez emperadores romanos  que imperaron en los tiempos del buen Marco Aurelio), ed. Juan de Villaquiran, (Valladolid, 154577"f« V, v., a. 6*-,Sobre la creacion de humor a base de la repeticion, el humorista canadiense Stephen Leacock, nos dice en su libro: Humor and Humanity, lo siguiente: "But repetition used, so to speak, for 'fun1, was born early and has never died".... "Repetition verges close on what may be called rhythm, meaning combinations of words that have a special appeal by adding sound to sense." (ed. Thornton Butterworth Ltd., London, 1937), p. 35* 7. - Antonio de Guevara, Las obras del ilustre seffor Don Antonio de Guevara... (Libro llamado aviso de privados y_ doctrina de cortesanos). ed. Juan de Villaquiran, (Valladolid, 1545), f« CLXX, a. 8. - Fray Antonio de Guevara, Libro iureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed., cit., f. 97, v., b. 9 « - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., I, pp. 342-343* 10. - Ibid., II, p. 245* 11. - Fray Antonio de Guevara, Libro iureo del emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed., cit., f. 201, b. - 52 -12. - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., I, p. 447 • 13. - Ibid., I, p. 315-14'- Fray Antonio de Guevara, Libro dureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed., cit., f. 105, v., b. 15«- Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., I, p. 220. 16.- Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, f. 222, v., b. 17*- Fray Antonio de Guevara, Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, clasicos castellanos, ed. Espasa-Calpe, S.A., (Madrid, 1952), p. 49» 18.- Ibid., p. 83* 19«- Fray Antonio de Guevara, Libro dureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed..., cit., f • 75, v., a. 20. - Louis Francois Cazamian, The development of English Humour, Duke University Press, (Durham, N.C., 1953) P' 5* 21. - Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera, editado por Julian de San Pelayo^ (Bilboa, 189577~P' 33• 22. - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares. ed., cit., I, pp. 438-439-23•- Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte de  navegar y_ de los traba.jos de la galera, ed. , cit., p. 53* 24«- Antonio de Guevara, Las obras del ilustre seKor Don Antonio de Guevara*•• (Libro llamado aviso de privados y_ doctrina de cortesanos), ed~ cit., f. CLXX, b. - 53 -2 5 ' - Fray Antonio de Guevara, Epistolas familiares, ed., cit., I, p. 6 6 . 2 6 . - Fray Antonio de Guevara, Libro que trata de los inventores del arte  de navegar y_ de los traba.jos de la galera, ed., cit., p. 4 4 » 2 7 . - Fray Antonio de Guevara, Libro aureo del gran emperador Marco Aurelio, con el relox de principes, ed., cit., f• 3 6 , a. 28.- Henri Louis Bergson, Le rire, (essai sur la signification du comique), Presses universitaires de France, (Paris, 1 9 4 0), p. 1 0 9 * GAPITULO IV: SENT IDG HISTORICO-LITERARIO DEL ARTE DE GUEVARA La lectura de Guevara produce una emoci6n de peculariedad y frescuraj tenemos conciencia de hallarnos ante un arte de narrar nuevo y diferente. Es la suya una prosa tinica, hasta tal punto que se reconoce inmediatamente y no se puede confundir con la de ningun otro escritor. Pocas veces el estilo personal det un escritor llega a adquirir caracteristicas tan propias y distintivas. Pero la originalidad de Fray Antonio no se limita al aspect© exterior de su prosa. Veamos que, unida a esa novedad de forma, la tematica de nuestro escritor presenta tambien facetas nuevas . Americo Castro ha seKalado acertadamente: "la audacia expresiva, la referenda a aspectos minimos de 2 la vida, no visitados antes por la prosa culta". Esos aspectos de la vida son muy a menudo desagradables y mezquinos, los que sugieren la pequeKez y humildad de los seres humanos, su absoluta falta de perfeccion y el gran numero de sus defectos. Y todo ese deseo de mostrarnos a los humanos bajo la socarroneria agridulce de su arte narrativo, deriva segun Castro de la propia frustracion personal d e Guevara. De su deseo por ser admirado en la corte y de la ambicion de ganarse un puesto importante en la sociedad de la epoca imperial. Su insatisfaccion personal se desprenderia del hecho de no ser hijo legitimo y carecer por lo tanto del mayorazgo, fortuna y rango que posexan sus familiares. Es solo/,pues>una consecuencia l6gica el deducir que Guevara se sentia el mismo como parte de aquella humanidad imperfecta que nos pinta en sus escritos. Hay todavia otros aspectos importantes en las obras de Fray Antonio de Guevara. Tras haber seKalado la importancia del humor en su obra, hay que insistir en c6mo y cuanto se acerca a la f6rmula novela. tal como la - 55 -entendemos hoy. Si bien al mismo tiempo, se impone reconocer que estas innovaciones de su arte literario no se encuentran, sin embargo, consistentemente a todo lo largo de sus libros. Pero aunque aparezcan erratica y espo-radicamente, no por ello dejan de tener una importancia extraordinaria y no cabe duda de que tuvieron una influencia definitiva en muchos autores posteriores. El aspecto de entretenimiento literario que tiene la prosa guevariana se entrelaza al mismo tiempo con su prosa de narrador "a la moderna", y su prosa es ya 99 la del escritor que tiene por objeto crear to una l i t e r a V a de "fiction", por medio de la insercion de incidentes. Y por ello nos parece que sin el precedente de la obra guevariana, la novelistica de Cervantes y el maravilloso humor que ella contiene no hubiese podido aparecer afibs mas tarde. En cuanto a l a modernidad de Guevara como escritor, la opinion critica se ha dividido en dos polos opuestos. Ya hemos mencionado c6mo Americo Castro reconoce la novedad del estilo y de los temas de los escritos de Fray Antonio, "no visitados antes por la prosa docta". De la misma manera que insiste en el evidente interes y preocupacion del obispo de MondoKedo por los problemas de su epoca, al dejarnos sus ideas antiimperialistas en las paginas del episodio "El villano del Danubio", incluido en su Marco  Aurelio. Para Castro, Guevara es un escritor renacentista, si bien no tipico; es decir que difiere de los gustos y manera de escribir de los renacentistas italianizantes y que tampoco profesa la idolatria que ellos sentian por la Antigttedad. Guevara acomoda su arte y su saber clasico para escribir sobre los problemas de la Espana Imperial de Carlos V, sobre las imperfecciones del ser humano y, sobre todo, crea una obra literaria llena - 56 -de originalidad. Por el contrario Maria Rosa Lida opina que: "Son las obras de Guevara estructuras anticuadas sobre las cuales se superponen elementos del ideario 3 en boga que les prestan su efimero aire de modernidad". Basa su afirmacion, en que las obras guevarianas tienen precedentes en generos medievales, citando, por ejemplo, el caso de que lo expuesto por Guevara en su Libro  iureo del emperador Marco Aurelio, se deriva en mucho de los escritos latinos de Santo Tomas de Aquino, de Egidio Colonna, de Dante, y de los castellanos de mosen Diego de Valera en su Doctrinal de Privados, de Don Juan Manuel en su Libro de los estados, etc., etc. Asi dice que el Marco Aurelio no aporta ninguna novedad al pensamiento politico tomista del siglo XIII. Quitandole toda importancia a la forma y accesorios de la prosa, que no puede dejar de reconocer que son modernos, aftade, refiriendose a la especial erudicion guevariana, que nuestro autor: "recubre con la ciencia de la AntigOedad, prestigiosa entre todas para el espiritu del Renacimiento, el ingenuo devaneo, que solo en la Edad Media alcanza dignidad literaria". ^ Nos parece innecesario discutir sobre la nota medieval o la renacentista en la produccion de Fray Antonio de Guevara. Es evidente que, en efecto, no podemos dejar de ver huellas del pensamiento y aun de muchos temas de la Edad Media en sus escritos. De la raisma manera que cualquier escritor de una epoca determinada es influido por lo escrito y pensado por sus pre-decesores, Guevara lo fue por los suyos- Ahora bien, si Fray Antonio, al expresar ideas y tratar temas ya manoseados por los escritores medievales o de cualquier Ipoca anteriorj lo hace de una manera fresca y nueva, aun "con elementos del ideario en boga", no se puede negar que su creacion no haya superado la expresi6n artistica, ya anticuada, de sus predecesores. Para nosotros mucha mas importancia que los temas en si, de que se vale Guevara, tiene el ver c6mo los utiliza para su prop6sito de construir con ellos historias coherentes, a las que no aplica su saber clasico mas que para ambientarlas en la antiguedad solo por seguir una moda de su epoca, segun es el ciso manifiesto del Marco Aurelio. El ambiente clasico de la obra, es entonces un accesorio, lo mismo que lo son la ideologia filos6fica y moralista. El fin que se proponia sobrejtodo, Fray Antonio de Guevara, y que consiguio brillantemente, fue el de crear una obra en la que su imaginacion introdujo innumerables secuencias narrativas- al leer algunas de las cuales nos parece estar leyendo algunas "pequenas novelas" o cuentos-. A esa misma intenci6n literaria, responde la aparicion del humor en la prosa de Guevara. Un humor que es independiente casi siempre de la ideologia expuesta. Ambas innovaciones, la de introducir humor en sus escritos y la de su manera de contar, son las dos principales aportaciones de Fray Antonio como escritor original. El deseo de escribir para el publico en general, para todos sus lectores y esto es de suma importancia- no unicamente para el determinado corresponsal es evidente en las Epistolas familiares. Nos dice Henry L. Seaver: "They are evidently (or at least elaborated) for a wider audience than the persons addressed and contain allusions and explanations quite gratuitous for those but helpful for a general reader." 5 Es decir, no hay duda que Guevara era consciente de que sus escritos serian leidos por el gran publico If al que dirigia sus Epistolas. De otra manera no hubiese falsificado todo cuanto en ellas aparecia y que podia comprobarse facilmente. De forma que las fechas y nombres de personajes - 58 -citados, no le S e r v i a n mas que para tener unos puntos de apoyo, para utilizar una forma artistica ya conocida. Y muchos de sus temas estaban muy manoseados, pero lo que si resultaba nuevo era la presentacion de dichos temas y las invenciones que aKadia de su propia cosecha. Tampoco escapo a la aguda observacion de Rene Gostes el prop&sito de Fray Antonio de dirigir sus Epistolas a un publico numeroso. Asi nos dice: "Mais, ainsi que tout autre eut pu le faire, i l adresse ses epitres a d'involontaires correspondents, comme autarit de lettres ouvertes qui s'adressaint en realite a tout le monde avant d'atteindre le destinataire..." 6 Uno de los ejemplos mas claros de la insercion de una historia narrativa por Guevara en sus epistolas, es la de Androcles y el leon. Esta epistola esti dirigida a Don IKigo Manrique^y ya en el titulo el autor indica que "es historia muy sabrosa". La excusa literaria que utiliza Guevara para contarnos la historieta es la de descifrar y traducir a su corresponsal el significado de una inscripcion latina que este ha visto en un tapiz, "en un rico pafto". Fray Antonio cuenta durante varias largas pdginas las reacciones de "Andr6nico", los incidentes que le ocurrieron antes y despues de curar al leon y el agradecimiento posterior de la fiera. Lo importante es como el escritor va aKadiendo detalles, describiendo situaciones, introduciendonos dentro de la contextura humana del protagonista con la hilacion y continuidad del perfecto novelista. Podria haberse limitado Guevara, a escribir cuanto sabia sobre el tema. Pero va mas alia, ademas de decir cuanto sabe, inventa todos los detalles y situaciones, que sabe van a entretener al publico. No le interesa mucho la historia en si, sino desarrollar sobre la trabaz6n de los datos escuetos de aquella conocida historia los adornos de su portentosa imaginacion; analizar la personalidad del protagonista y decirnos lo que el imagina que - 59 -Androcles pensaba, etc., etc. Y para que no quede duda de que no es mas que una pura ficcion literaria lo que ha contadoj termina la epistola con unas palabras tan falsas como la excusa que ha utilizado para contarnos la "sabrosa historia". Manifiesta con ellas que lo que ha hecho no es mas que un juego literario, sin el menor asomo de sinceridad. Ha narrado e inventado el desarrollo del cuento por el mero deseo de entretener a sus lectores. Asi no hay un apice de verdad y si mucho de humor en lo siguiente: "He aqux, pues, seffor, vuestra pintura declarada; he aqux la historia peregrina hallada; he aqui vuestro ruego cumplido; he aqui a mi; que quedo tan cansado que por ninguna cosa tomaria otra vez tanto trabajo ni me pornia en tanto cuidado." 7 En un excelente estudio sobre los origenes de la novela epistolar, Charles E. Kany, tambien se refiere concretamente a la misma historieta narrada por Guevara. Kany incluye a Fray Antonio entre los autores europeos » 8 que por primera vez iniciaron aquel genero especifico de novela. A no dudar, en todos los libros profanos de Fray Antonio, como en su Marco Aurelio, no dejamos de encontrar numerosas narraciones de tipo novelesco, como la famosa e imaginaria correspondencia entre el emperador y su antigua amante Bohemia: "More interesting, and in part quite amusing is the exchange of letters (14 and 15, pp. 289-301) between the emperor and his erstwhile charming friend, Bohemia, which may be considered an e.pistolary novelette." 9 Pero lo importante es que en sus obras religiosas ocurre lo mismo. De forma que tanto cuando nos relata la Pasi6n del SeHor, en su libro Monte Calvario, como si trata de glosar las siete palabras que Cristo pronunci6 en la cruz, el bueno de Fray Antonio, nos cuenta una serie de detalles, todos - 60 -ellos product© de su fantasia, que no encontro en ninguno de los evangelios ni textos sagrados. Con ellos ambienta unos libros que de otra manera dt, resultarian aburridos y nada mas que repetici6nHotros escritos anteriormente. Con su imaginacion consigue una nueva version de la Pasion de Cristo, que a veces parece una version novelada de ella: "Como el lastimado Jesus, a la hora que esto pasaba, estaba de sus ropas despojado, o por mejor decir de sus cueros desollados (sic), fue el triste caso, que como le tendieron en la cruz para tomarle la medida, y le bolvieron luego a quitar para barrenarla, qued6 en ella tanta sangre pegada, que no hubo necesidad de sefialar con tinta." 10 No podemos encontrar otra explicacion a la insercion de todos estos detalles, que su deseo de hacer mas amena su narracion, de crear un ambiente sugestivo e interesante, para mejor conmover a sus lectores. Al hacerlo asi, Guevara escribe lo que el se imagina que ocurrio cuando crucificaron a Jesucristo. Todo ello resulta una pura invencion suya, puesto que ninguno de los evangelistas nos dae-la infinidad de detalles, que Fray Antonio amontona en sus libros "sagrados". Tanto que se puede concluir que su intencion de novelar un hecho historico, como hizo en sus demas libros, aparece muy clara tambien cuando de "letras divinas" se trata. En Guevara, la linea novelesca es muy marcada, la ereacion puramente imaginativa clara, y sobrejtodo analiza muy bien la sicologia de sus personajes. Son las de Guevara historietas que constituyen ya unidades independientes, y en el caso de glosar hechos historicos, lo hace de una forma mucho mas elaborada, con aguda observacion. Ante una evidencia tan clara/ la de ser Fray Antonio uno de los maestros de la novela epistolar, genero que ya habian cultivado anteriormente otros - 61 -escritores espaKoles, como Diego de San Pedro en su Carcel de amor? no comprendemos que Geodfrey Frank Singer no dedique una sola linea a ninguno de los autores espaKoles del genero, en su recientemente publicado (1963) libro, en el que hace un detenido analisis de los origenes de la novela epistolar, The Epistolary Novel, its Origins, Decline, and Residuary Influence. Para Rene Costes, ademas del caracter novelesco de algunos de los relatos de Fray Antonio, tienen 6stos ya una semejanza y parecido en su forma estilistica con la novela pastoril, que se desarrollaria aKos mas tarde y que culminaria con la Diana de Montemayor: "II y a la matiere a. un petit roman, et Guevara lui donne l'ampleur suffisante pour interesser le lecteur. II traite meme 1'anecdote avec toute la doucer de style d'un auteur de roman pastoral-." 11 Desde luego, no solo encontramos esas narraciones en forma de novelas cortas en las Epistolas familiares de Guevara, pues las podemos encontrar en todos sus libros. Veamos ahora como ejemplo cuanto nos recuerda este pasaje de Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, la vida del hidalgo pobre del tratado 1Y del anonimo Lazarillo de Tormes. Guevara describe a su hidalgo como a un personaje de novela. Ademas de darnos una description detallada y muy grafica de su aspecto exterior, el autor comenta el por que de la actitud y reacciones de su personaje; es decir que lo analiza sicologicamente: "Todas estas menudencias para un pobre hidalgo no s61o son enojosas, mas aun costosas; el gasto de los qual'es se siente todas las vezes que se echa mano a la bolsa o se habia de casar a una hija El se viste un largo capuz, se rebo<ja una toca casera, se encasqueta unas espuelas ginetas, se calca los borceguies del domingo, alquila una borrica a su vezino, vase en ella cavallero, lleva los pies metidos en las alforjas, en la mano un palo con que la aguija, y lo mejor de todo es que a los - 62 -que le topan dize que tiene el cavallo enclavado y a los del mercado dize lo deja en el meson de la puente arrendado« Ya que buelbe al aldea, dize a sus vezinos que fue a la ciudad a visitar a un enfermo, o a rogar por un preso, o a hazer ver un pleyto, o a poner en prescio a un potro, o a sacar seda y paKo, o a cobrar el tercio de su sueldo, como sea verdad que lieve las alforjas llenas de verdura para la olla, de sal para la casa, de caljado para la gente 12 En este pasaje mencionado recoge Guevara toda la f r u s t r a c i 6 n de aquellos hidalgos espaftoles arruinados, que en su epoca merodeaban la corte, mendigando una sinecura y acercandose a los personajes importantes, en su afan de "hacer corte", con la esperanza de alcanzar el favor de ellos. Aquel favor con el que esperaban que terminaria su vida de miseria de "querer y no poder", de su continuo aparentar lo que no eran. Guevara los retrata magistralmente en sus escritos. Su tratamiento del genero es el mismo de un novelista. Hay, pues, muchos puntos de contacto entre el tipo de literatura qUe Fray Antonio inicia, y practicamente todas las modalidades de glneros de fiction que iban a florecer aftos mas tarde. Tambien podriamps afladir que algunas de las descripciones guevarianas de lo bajo y repugnante de la naturaleza humana, de lo misero, etc; tienen mucho que ver con la novela picaresca. No obstante, no creemos que el obispo de MondoKedo, haya iniciado ninguna categoria especifica de novela. Encontramos en tales descripciones rasgos de todas esas categorias o clasificaciones, pero no podemos afirmar que pertenezcan concretamente a ninguna de ellas en su conjunto. En la prosa de Guevara se encuentran los principios de la novela en general, sin que se desarrollen lo suficiente para poder afirmar nada mas concreto. En mi opinion Fray Antonio de Guevara, no pudo dejar de ser influido por las ideas erasmistas. Pero a causa de que no se intereso ajJsionadamente - 63 -por ninguna ideologia religiosa o filosofica en particular, su actitud es en esto bastante superficial. Se refleja en sus escritos porque no podia el escritor desligarse del pensamiento e ideas de su tiempo. Oficialmente incluso tomo la posicion de mostrarse antierasmista y por ello pidi6 que se 1 3 retiraran de la circulacion los Golloquia de Erasmo. Sin embargo, no hay duda de que en todos sus escritos podemos encontrar ciertas ideas erasmistas. Guevara combate tambien a su manera, la falsa religiosidad de los monjes y religiosos, que en su tiempo todavia vivian una religiosidad medieval. El pacifismo abogadio por Erasmo, claramente se refleja en las paginas de j|l villano del Danubio que pueden considerarse como un ataque contra la politica colonialista y de conquista del Nuevo Mundo, practicada por los espaholes. Todavia mas evidente es la imitacion de la Institutio principis christiani de Erasmo en tantas paginas del Marco Aurelio. Pero, en todo caso nos parece que Guevara utilizaba a Erasmo de la misma manera que su clasicismo erudito, dejandose seducir un poco por su aspecto de autor de moda. De ahi que encontremos la paradoja de que oficialmente el se declarara antierasmista y que al mismo tiempo se le escapasen muchas de las ideas de Erasmo en sus escritos. No nos parece por ello que Guevara fuese "personalmente antierasmista". No podia, Fray Antonio por mucho que protestase, librarse de una ideologia que tanto se dejaba sentir en la corte imperial: "Su inspiracion viene del cristianismo aristocratic© y antivulgar de la corte de Carlos V, tan influida por Erasmo entre 1520 y 1530." 14 Su influencia desde luego no se limit6, a los escritores espaKoles, desde Cervantes hasta los autores de la novela picaresca; sino que al ser un autor - 64 -leido en toda Europa, es de suponer que su estilo y arte literario fuera imitado en todos los paxses en que se leyeran sus libros. El caso de los ensayos de Montaigne es bastante claro pero a veces es difxcil trazar el origen guevariano de sus imitaciones; "Les moralistes, les romanciers, les historiens de tous les pays ou les oeuvres de Guevara ont penetre lui empruntaient des sentences, des examples, des jugements dont la veritable source n'est pas encore determinee." 15 Su creacion de una prosa narrativa unica y que abrio las puertas a la producci6n novelistica de tantos autoresy unida a su otra creacion de iniciar el humor en la literatura europea, humor que ya hemos analizado en detalle en los capi'tulos anteriores; hacen de Guevara uno de los escritores europeos mas importantes del siglo XVI. Si perdio la gran popularidad de que gozo en su tiempo y decadas inmediatas a su muerte, se debio a que sus lectores dejaron de entender su humor y apreciar las agudezas y refinamientos de su prosa. Es un hecho comprobado que en algunos autores, especialmente entre los humoristas, su popularidad suele ser efimera. Pues su humor no tiene el mismo significado para todas las generaciones: "Treatises on humour recognize such preferences and correspondences, and with varying reliability of close-ness of observation and judgement, postulate racial, national, cultural, historical, geographical, intellec-tual and personal peculiarities in what people or groups of people appreciate as funny." 16 Hemos pues, tratado de poner de reliVe la significacion de la obra guevariana, vista desde la perspectiva de su epoca. Quizas hayamos contestado a algunas preguntas que surgen al leer la interesante prosa de un escritor tan personal, cuya importancia apenas si ahora empezamos a estudiar y calibrar. N 0 T A S 1. - No es a s i de extrafiar que tanto R. Menendez P i d a l (en su estudio La  idea i m p e r i a l de Carlos V), como Americo Castro, hayan podido demostrar que algunos de l o s discursos pronunciados por Carlos V, fueron en r e a l i d a d e s c r i t o s por Fray Antonio. Segun e l primero, l o fue e l pronunciado e l 16 de Septiembre de 1528. Por su parte, Castro afirma que tambien e l l e i d o ante l a s Cortes de Monzon en junio de 1528, se debio a l a pluma de Guevara. (En Hacia Cervantes, "Antonio de Guevara, un hombre"y un e s t i l o d e l s i g l o XVI",) (Madrid, I960), p. 105* 2. - Americo Castro, op., c i t . , p. 91 • 3«- Maria Rosa L i d a , "Fray Antonio de Guevara, Edad Media y S i g l o de Oro espaKol 1*, R. F. H., VI, (1945), p. 351-4«- I b i d - , p. 357. 5»- Henry Latimer Seaver, The great Revolt i n C a s t i l e , ed. Constable and Co. Ltd. (London, 1928), p. 365-6.- Rene Costes, Antonio de Guevara (son oeuvre), ed. Bibliotheque de l ' e c o l e des hautes etudes hispaniques, f a s c i c u l e X, 2, (Bordeaux, 1926), p. 138. 7«- Fray Antonio de Guevara, E p i s t o l a s f a m i l i a r e s , e d i c i 6 n de Jose Maria de Cossio, ed. Aldus, (Madrid, 1950), I, p. 182. 8.- Charles E. Kany, "The Beginnings of the E p i s t o l a r y Novel i n France, I t a l y and Spain", University of C a l i f o r n i a Publications i n Modern Philology, U n i v e r s i t y of C a l i f o r n i a Press, (Berkeley, 1937), p« 61. 9«- Charles E. Kany, op_. , c i t . , pp. 61-62. 10.-Antonio de Guevara, Obras d e l i l u s t r i s i m o Don Antonio de Guevara, obispo  de MondoHedo, predicador, cr o n i s t a d e l Seflor Emperador Carlos V y_ d e l Conse.jo  de S.M.; contiene: todos l o s misterios d e l Monte Ca l v a r i o , I, ed. Don Isidoro de Hernandez Pacheco, (Madrid, 1782), p. 242. - 66 -11.- Rene Gostes, op_., cit., p. 65« 12.- Antonio de Guevara, Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, clasicos castellanos, ed. Espasa-Calpe, S.A., ^ Madrid, 1952), pp. 76-77* 13«- Marcel Bataillon, Erasme et l'Espagne, (Paris, 1937), p- 281. 14«- Maria Rosa Lida, o_g., cit., p. 350. 15•- Louis Karl, " l a fortune des oeuvres d'Antonio de Guevara a. 1'Stranger", Bulletin Hispanique, XXXV, n 1, Janvier-Mars, (1933), P« 46. 16.- Polyxenie Kambouropoulou, Individual Differences in the Sense of Humor  and their Relation to Temperamental Differences, Archives of Psychology, Columbia University, no. 121, (1930), p. 5« B I B L I O G R A F I A Bataillon, Marcel, Erasmo _en Espana, ed. Fondo de cultura economica, tomos I y II, (Mexico, 1950). Bataillon, Marcel, Erasme et l'Espagne, (Paris, 1937)' Bergson, Louis Henri, Le rire (essai sur la signification du comique), presses universitaires de France, (Paris, 1945)• Canedo, P. Lino G. , O.F.M., "Las obras de Fr. Antonio de Guevara", Archive  Ib6rico-americano, nos. 22-23, (abril-setiembre, 1946). Castro, Americo, El villano del Danubio y_ otros fragmentos, "Selections with an introduction by Americo Castro", Princeton texts in literature and this history of thought, Princeton University Press, (Princeton, 1945)• Castro, Americo, Hacia Cervantes, "Antonio de Guevara, un hombre y un estilo 'del siglo XVI", (Madrid, i960). Cazamian, Louis Frangois, The Development of English Humor, Duke University Press (Durham, N. C. , 1952). Cazamian, Louis Francois, "Pourquoi ne pouvons pas definir I'humour", Revue Germanique, (1906). Cervantes Saavedra, Miguel de, Obras completas, ed. Aguilar, (Madrid, 1956). Costes, Rene, Antonio de Guevara (son oeuvre), ed. Bibliotheque de l'ecole des hautes etudes hispaniques, fascicule X, 2, (Bordeaux, I926). Costes, Rene, Antonio de Guevara (sa vie), ed. Bibliotheque de l'ecole des hautes etudes hispaniques, fascicule X, 2, (Bordeaux, I926). Croce, Benedetto, Journal of Comparative Literature, fasc III. Freud, Sigmund, Jokes and Their Relations to the Unconscious, (New York, i960). Gibbs, J., Vida de Fray Antonio de Guevara, ed. MiKon (Valladolid, 196l). Guevara, Antonio de, Oratorio de religiosos y_ e.jercicio de virtuosos, editado por F. Juan Bautista Gomis, "Misticos franQscanos espaKoles", tomos I y II, (Madrid, 1948). Guevara, Antonio de, Las obras del ilustre seKor Don Antonio de Guevara (Libro llamado aviso de privados y_ doctrina de cortesanos) ed. Juan de Villaquiran, TVallodolid, 1545) - 68 -Guevara, Antonio de, Obras d e l i l u s t r i s i m o Don Antonio de Guevara, obispo  de MondoKedo, predicador, cr o n i s t a d e l SeKor Emperador Carlos V v_ d e l Conse.jo de S.M.; contiene: todos l o s misterios d e l Monte  C a l v a r i o , I, ed. Don Isidore de Hernandez Pacheco, (Madrid, 1782). Guevara, Fray Antonio de Guevara, Libro aureo d e l gran emperador Mario A u r e l i o , con e l r e l o x de pri n c i p e s , ed. Acosta de San Vicente, (Madrid, 16757^" Guevara, Fray Antonio de, E p i s t o l a s f a m i l i a r e s , e d i c i o n de Jose-Maria de Cossio, ed. Aldjtfcs, tomos I y I I , (Madrid, "1950). Guevara, Antonio de, Las obras d e l i l u s t r e seKor Don Antonio de Guevara (Una decada de cesares: es a saber l a s vidas de l o s diez  emperadores romanos que imperaron en l o s tiempos d e l buen  Mario A u r e l i o ) , ed. Juan de V i l l a q u i r a n ( V a l l a d o l i d , 1545)• Guevara, Fray Antonio de, Menosprecio de corte y_ alabanza de aldea, c l a s i c o s castellawos, ed. Espasa-Calpe, S.A., (Madrid, 19527« Guevara, Fray Antonio de, Obras d e l i l u s t r i s i m o Don Antonio de Guevara, obispo de MondoKedo, predicador, cr o n i s t a d e l SeKor Emperador  Carlos V y_ d e l Conse.jo de S.M. , contiene: Las s i e t e palabras, tomo I I , ed. Don Isidoro de Hernandez Pacheco, (Madrid, 1752). Guevara, Fray Antonio de, L i b r o que t r a t a de l o s inventores d e l arte de navegar y_ de l o s traba.jos de l a galera, publicado por J u l i a n de San Pelayo, (Bilbao, 1895)• Gottsschalk, Walter, Die humorische Gestalt i n der franzBsische L i t e r a t u r e , ed. C a r l Winter's, Universitatsbuchhandlung (Heidelberg, 1928). Jung, C. G., Contributions to A n a l y t i c Psychology, ed. Harcourt, Brace, (New York, 1928) . Kambouropoulou, Polyxenie, " I n d i v i d u a l Differences i n the Sense of Humor and t h e i r Relation to temeramental Differences" Archives of Psychology, Columbia U n i v e r s i t y , no. 121, ( 1930) . Kany, Charles E., "The beginnings of the E p i s t o l a r y Novel i n France, I t a l y and Spain", Un i v e r s i t y of C a l i f o r n i a Publications i n Modern  Philology, U n i v e r s i t y of C a l i f o r n i a Press (Berkeley, 1937)• K a r l , Louis, "La fortune des oeuvres d'Antonio de Guevara a l'6tranger", B u l l e t i n Hispanique. XXXV, no. 1 (Janvier-Mars, 1933)• Lapesa, Rafael, H i s t o r i a de l a lengua espaKola, ed. E s c e l i c e r , S.A., (Madrid, 1959). - 69 -Leacock, Stephen, Humor and Humanity, ed. Thorton Butterworth Ltd., (London, 1937)' Lida, Maria Rosa, "Fray Antonio de Guevara, Edad Media, Siglo de Oro 'espaKol", R.F.H., VII, (1945)* Marichal, Juan, La voluntad de es t i l o , ed. Sei'X; y Barral, (Barcelona, 1957)' Menendez Pidal, Ramon, E l lengua.je del siglo XVI, (primeramente publicado en l a revista Cruz y Raya - S^eiembre, 1933 - y reeditado en La Lengua de Cristobal Colon), col. Austral, (Madrid, 1942). Menendez Pidal, Ramon, Idea Imperial de Carlos V, col. Austral, (Madrid, 1955)• Perez-Rioja, Jose Antonio, E l humorismo, col. Surco, (Barcelona, 1942). Pirandello, Luigi, L'umorismo, ed. Luigi B a t i s t e l l i ; (Firenze, 1920). Rhua, Pedro de, Cartas del Bachiller Pedro de Rhfia, Biblioteca de autores espaKoles, tomo XIII, Epistolario espaKol, tomo I, ed. Atlas, (Madrid, 1945). Riquer, Martin de, Prosa eseogida de Fray Antonio de Guevara, ed. Luis Miracle, (Barcelona, 19437* Seaver, Henry Latimer, The great Revolt i n Cas t i l l e , ed* Constable and Co* Ltd. (London, 1928JT Rosenthal, Franz, Humor i n Early Islam, University of Pennsylvania Press, (Philadelphia, 1956)* Taylor, Suzette M., The Humour of Spain, ed. Walter Scott Ltd., (London, 1894). Zimmerman, Karl, Jean Pauls Aesthetik des Lacherlichen, ed. Thomas & Hubert, (Leipzig, 1912). ZuKiga, Francesillo de, Cronica, Biblioteca de autores espaKoles, tomo XXXVI, (curiosidades bibliograficas), ed. Atlas, (Madrid, 1950). 

Cite

Citation Scheme:

        

Citations by CSL (citeproc-js)

Usage Statistics

Share

Embed

Customize your widget with the following options, then copy and paste the code below into the HTML of your page to embed this item in your website.
                        
                            <div id="ubcOpenCollectionsWidgetDisplay">
                            <script id="ubcOpenCollectionsWidget"
                            src="{[{embed.src}]}"
                            data-item="{[{embed.item}]}"
                            data-collection="{[{embed.collection}]}"
                            data-metadata="{[{embed.showMetadata}]}"
                            data-width="{[{embed.width}]}"
                            async >
                            </script>
                            </div>
                        
                    
IIIF logo Our image viewer uses the IIIF 2.0 standard. To load this item in other compatible viewers, use this url:
http://iiif.library.ubc.ca/presentation/dsp.831.1-0105334/manifest

Comment

Related Items