UBC Theses and Dissertations

UBC Theses Logo

UBC Theses and Dissertations

Una nueva ideologia y su poetica : la genesis de la novela espanola en la Baja Edad Media Minic-Vidovic, Ranka 2002

Your browser doesn't seem to have a PDF viewer, please download the PDF to view this item.

Item Metadata

Download

Media
831-ubc_2003-792439.pdf [ 16.7MB ]
Metadata
JSON: 831-1.0091326.json
JSON-LD: 831-1.0091326-ld.json
RDF/XML (Pretty): 831-1.0091326-rdf.xml
RDF/JSON: 831-1.0091326-rdf.json
Turtle: 831-1.0091326-turtle.txt
N-Triples: 831-1.0091326-rdf-ntriples.txt
Original Record: 831-1.0091326-source.json
Full Text
831-1.0091326-fulltext.txt
Citation
831-1.0091326.ris

Full Text

Una nueva ideologia y su poetica: la genesis de la novela espanola en la Baja Edad Media by RANKA MINIC-VIDOVIC B.A., University of Belgrade, 1983 A THESIS SUBMITTED IN PARTIAL FULFILMENT OF T H E REQUIREMENTS FOR T H E D E G R E E O F DOCTOR OF PHILOSOPHY in THE FACULTY OF GRADUATE STUDIES (Department of French, Hispanic and Italian Studies) We accept this thesis as conforming to the required standard THE UNIVERSITY OF BRITISH COLUMBIA October, 2002 © Ranka Minic-Vidovic In presenting this thesis in partial fulfilment of the requirements for an advanced degree at the University of British Columbia, I agree that the Library shall make it freely available for reference and study. I, further agree that permission for extensive copying of this thesis for scholarly purposes may be granted by the head of my department or by his or her representatives. It is understood that copying or publication of this thesis for financial gain shall not be allowed without my written permission. Department of pt£fi>CH, Jii's^i^ Atf*JPfpliA*J The University of British Columbia Vancouver, Canada Date ll )<£oo* • DE-6 (2/88) Following Mikhail Bakhtin, this dissertation studies the novel in the late Middle Ages, one of "those eras when the novel becomes the dominant genre" {Dialogic 5). It analyses a body of works written between c.1300 and 1513, namely Libro del caballero Zifar, Amadis de Gaula, Siervo litre de amor, and Carce/ de amor. The analysis adopts dialectical and historical materialism as its critical method. The theoretical framework of the dissertation is Norbert Elias' The Civilizing Process, and it examines the pacification of Spanish medieval society through the development of individual forms of restraint in codes, such as the code of courtly love, which is the central theme of these novels. In addition to Elias' theory of the civilizing process, it employs Max Horkheimer and Theodor Adomo's concept of instrumental reason, Simone de Beauvoir"s concept of the woman as "the other" in Western civilization, and Pierre Bourdieu's study of social distinction. The dissertation concentrates on two interrelated subjects. First, it interprets this corpus against the background of a process of social, economic and political transformation, in which a highly hierarchical social structure was weakened and finally changed into one in which evaluations and personal identifications were no longer made according to the principle of caste as in the feudal system, but according to what would eventually become the value-system of the modem, bourgeois era. Taking into account Elias' theory of state formation, it analyses the resistances to the revolutionary role of the bourgeois class, as the authors of this new genre attempt to adjust their works to an emerging absolutist monarchy. The second subject is the rise of the novel as formal and substantial novelty. This new genre is focused on the emergent category of the individual as its main character and main addressee. The dissertation analyses the novels of chivalry and sentimental novels in contrast to the medieval Spanish epic. In the latter, the hero embodies the values of feudal society. In the novel, however, tales of the hero's exploits evolve around his individual concern: his love for a woman. ii Indice Abstract ii tntroduccibn 1 Capitulo I La estructura social en la Baja Edad Media y el nacimiento del Estado 24 La tierra y la constitution de los vinculos de dependencia 24 El Imperium leones 25 El vasallaje 28 La Espafta de los cinco reinos 31 La nobleza 33 El dinero y la nueva estratificacion social 36 El auge de la burguesia 36 La burguesia, aliada de la realeza 38 El fortalecimiento de la monarquia 40 Hacia el absolutismo 42 El nuevo concepto de la monarquia 46 La nobleza cortesana 49 El papel centralizador de los Reyes Catolicos 50 Capitulo II El amor corno tema 54 La tradicibn literaria del amor cortes 54 Los amantes 55 La distancia/ausencia 56 La hibridez de la novela 59 Las condiciones sociohistbricas del nacimiento del tema del amor 60 El complejo del tiempo folklorico 60 El amor, eje del tiempo privado 62 iii La funcion del amor en el proceso de civilizacibn 68 La estetizaci6n de la vida cotidiana 69 El cambio de comportamiento del hombre hacia la mujer 73 Los jdvenes 79 La "cortesanizacion de los guerreros" 81 La funcion de la literature en la "cortesanizaci6n de los guerreros" 84 La mujer como medio de "cortesanizacion" 87 La superioridad de la mujer 89 La estetizacion de los papeles de la mujer y del hombre 94 El individuo 95 La autodisciplina 100 Los encantos del juego 104 Capitulo III El juego del amor y del poder (1) 112 El heroe, hecho por el amor 112 La mujer como mercancia 112 La busqueda 116 Martirio por el amor 125 El exito del individuo 129 El galardon de la dama 132 El caballero justiciero 136 La dicha 140 La literariedad 145 Una vida ordenada y su lenguaje 149 A escondidas 150 Los perfectos casados 152 Mujer, el otro 160 El sexodebil 160 El sexofuerte 168 La belleza 169 Las consecuencias 173 iv Capitulo IV El juego del amor y del poder (2) 175 El amor cortes como distinci6n social 175 Lo alto y lo bajo 175 La nobleza de espiritu 178 El cuerpo 186 El pulimiento individual 187 La aventura 194 La dignidad 298 La alienacidn 203 La sexualidad domada 205 El amor como enfermedad 206 La purga sexual 208 La fluidez sexual 219 La "casta que lucha en dos frentes" 216 El honor de la mujer 221 La mujer pura 222 La piadosa 226 La sufrida 228 El fantoche 234 Conclusibn 241 Obras citadas 245 v Introduccion En el Occidente europeo, el siglo XV se toma por un momento de transici6n del mundo medieval a la Era Moderna tanto en el sentido politico-social como en el I'rterario. En Espana, el reinado de los Reyes Catolicos marca la fundacion del Estado nacional definido por la identificaci6n entre los reyes, el territorio politico y sus habitantes. A la vez, bajo el impacto del Humanismo la literatura medieval apunta a nuevas concepciones que desembocan en lo que se constituira como Epoca de Oro de las letras espanolas. En cambio, el concepto del periodo historico que media entre la invasion de los germanos y la caida del Imperio Romano en el siglo V hasta el siglo XV se formo por consideraciones de signo negativo, haciendose un lugar comun entenderlos como los "siglos oscuros" y como la barbarie que se desvanecen con la llegada del Renacimiento. Hay que subrayar, sin embargo, que el siglo XV no es una ruptura, sino una continuation de los siglos medievales. Los cambios politicos, economicos y sociales que tienen lugar a partir del siglo XI, cuando se inicia el renacimiento de la cultura occidental gracias al resurgimiento de las actividades artesanales y comerciales y la renovation de la vida urbana, llegan a su auge en el siglo XV. El ciclo de novelas caballerescas que en Espana se inicia con el gran exito de Amadfs de Gaula, el cual coincide con el reinado de los Reyes Catolicos y se cierra con Don Quijote, constituye uno de los fenomenos literario-culturales europeos de mas alcance. La novela caballeresca proviene de Francia; sin embargo, las materias de Roma, de Francia y de Bretana se difundieron en forma de traducciones o recreaciones en la Peninsula Iberica desde muy temprano, al parecer ya desde 1170, es decir desde el matrimonio de Alfonso VIII con Leonor de Aquitania. Las leyendas sobre los hechos del rey Arturo y sus caballeros que basaban su trama en las aventuras fantasticas de sus heroes y su amor por una dama dieron un producto original hispanico: el Amadfs. La redaction primitiva de esta obra en tres libros debio de ser escrita a finales del siglo Xlll o principios del XIV porque ya en 1350 se menciona en la traduccibn que hizo Juan Garcia de Castrogeriz del De regimine princlpum de Egidio Romano. Otras primeras menciones de este libra aparecen en el Rimado de Palacio de Pero Lopez de Ayala y en los versos de Pero Ferrus, uno de los mas antiguos poetas del Cancionero de Baena. Amadfs se imprime 1 por pr imera v e z en 1508 en Za r agoza segun el texto de Garc i Rod r i guez de Montalvo, quien, c o m o dec la ra en el prologo, reelaboro la vers ion primitiva, Ie af iadio un cuarto libra y escribio las Sergas de Esplandi&n, s u cont inuat ion. C o n el Siervo libre de amor (1440) d e Juan Rodr i guez de l Padron, y m a s aun con la Carce/ de amor (1492) de Diego de S a n Pedro, s e c rea un nuevo tipo de n o v e l a — l a s en t imenta l—que s e centra en la presentat ion d e las emoc iones y es tados de an imo de sus heroes a expensa s de las aventuras cabal lerescas. E n nuestro trabajo nos centraremos en estas tres nove las por ser los parad igmas de los subgeneros caba l le resco y sentimental. 1 E l exito de es tas obras fue inmenso. Entre 1540 y 1615 Amadis de Gaula fue traducido al trances, ingles, italiano, a leman, ho landes e incluso al hebreo. P r ueba de su espectacu lar exito fue tambien la ser ie de cont inuat iones que s e publicaron en el siglo XVI y que l legaron a constituir e l c ic lo de los A m a d i s e s , segu ido por otro ciclo, e l de los Palmer ines. L a Carce/ de amor tambien goz6 de gran popularidad, conf i rmada en 1496 con la publ icat ion de la cont inuat ion de Nico las Nunez, y las t raducc iones y adaptac iones en Catalan, a leman, trances, ingles e italiano. Entre las novelas sent imentales del s iglo XVI destacan las anon imas Questidn de amory Cartas y coplas para requerir nuevos amores, la Penitencia de amor.de Ped ro Manue l X i m e n e z de Urrea, y el Proceso de cartas de amores que entre dos amantes pasaron, de Juan de Segura . 2 Otro indicio de l exito de es ta s novelas e s el hecho de que fueron objeto de una po lemica sobre su f inal idad moral y cen su rada s por se r supuestamente lectura vana y por incitar a l comportamiento vicioso. E n suma, estas obras an imaban la imag inat ion a los lectores/oyentes de sde las pr imeras obras de Chret ien de Troyes en F ranc ia en el siglo X l l . S u popular idad a l canza un apogeo a med iados del siglo XVI grac ias a l exito d e Amadis, y perdura aprox imadamente hasta la publ icat ion de la primera parte del Quijote en 1605. E s de suponer, portanto, que es tas novelas, que apas ionaban a su s lectores/oyentes durante siglos, no debieron d e ser muy diferentes de su s exper ienc ias cotidianas, y m a s importante aun, debieron de ejercer a lguna influencia en la fo rma en la que viv ian. 1 Tradicionalmente la critica catalogs a Grimalte y Gradissa y Grisel y Mirabella de Juan de Floras dentro del subgenera de novela sentimental. A nosotros, sin embargo, nos parece que Juan de Flores, en terminos de Mijail Bajtin (Dialogic), no estiliza el amor cortes de la poesia trovadoresca en tomo a Io cual gira nuestro estudio, sino mas bien que Io parodia. Y la parodia implica una postura critica y subversiva por parte del autor. Optamos por no incluirlas en nuestro estudio y hacer comparaciones con otras dos obras de la epoca medieval que tambien parodian el amor cortes: el Libro de Buen Amor, y mas que nada La Celestina. 2 El fenomeno de la novela caballeresca y sentimental se da, por supuesto, en toda la Peninsula, pero nosotros nos referimos solo a las obras escritas en lengua castellana. 2 Las investigaciones sociologicas del publico lector nos ofrecen una idea del impacto social de las novelas caballerescas. Segun Daniel Eisenberg estas novelas eran leidas por "the upper or noble class, and perhaps by a few particularly well-to-do members of the bourgeoisie" (Romances of Chivalry 105). Maxime Chevalier sostiene tambien que en un primer tiempo las novelas caballerescas eran reservadas a la nobleza, incluidos los mismos Reyes Catolicos y Carlos V. Los hombres de letras como Juan de Valdes, el Inca Garcilaso de la Vega y Teresa de Jesus tambien gozaron de ellos. Con el tiempo, sin embargo, las novelas se convierten en "lectura de unas categorias sociales mas humildes: la pequena burguesia de los artesanos en especial" (Lectura y lectores 93). Chevalier indica tambien que no solo los primeros conquistadores dejan constancia de haber conocido el Amadfs, sino que entre 1575 y 1600 los marineros y colonizadores llevan consigo ejemplares de los Amadises a pesar de que la Inquisition prohibia su importation en las Indias. Esta enorme production literaria ha llamado, por supuesto, la atencion de la critica. En los estudios de la novela medieval espanola, interpretar el concepto de literatura desde el postulado romantico del autor como creador o como genio ha sido un metodo muy fecundo. Fundado en el principio de que la vida del autor ha sido crucial para su creation literaria, el estudio biografico se ocupa de investigar los detalles de la vida del escritor y relacionarla con su obra. Del origen del refundidor del Amadis se ocupa Juan Bautista Avalle-Arce (Amadis de Gaula: el primitivo), quien indica que su familia ocupaba una distinguida position en Medina del Campo, gracias a lo cual Garci Rodriguez de Montalvo obtuvo el cargo de regidor de la villa. Maria Rosa Lida de Malkiel ("El desenlace") se ocupa del problema de la autoria del Amadis. Partiendo de la alusion que hace Rodriguez de Montalvo en las Sergas de Esplandi&n, concluye que el Amadis primitivo termina con la muerte del padre a manos de su hijo y con el suicidio de Oriana. Las cuestiones referentes a las versiones primitivas y su relation con el texto de Montalvo han sido objeto del estudio de Avalle-Arce (Amadis de Gaula: el primitivo). Lida de Malkiel hace un esbozo de la vida de Rodriguez del Padron en su articulo "Juan Rodriguez del Padron," y lo mismo hace Eukene Lacarra Lanz en "Siervo libre de amor, ^autobiografia espiritual?," quien define al Siervo como una especie de confesion agustiniana. Segun E. Michael Gerli ("Metafiction''), la historia de amor del Siervo es una fiction disfrazada de autobiografia. Keith Whinnom ("The Marquis de Pidal Vindicated") resuelve el problema de autoria de la Vida de Juan Rodriguez del Padrdn en tiempo de Henrique IV. El mismo estudioso se dedica a la vida de San Pedro ("Was Diego de San Pedro a Converso?", "Two San Pedros", "Introduction", 3 Diego de San Pedro) y contribuye a esclarecer la identidad de este escrttor. A esta misma orientation metodol6gica se atiene Bruce Wardropper ("Allegory and the Role of 'el Autor"'), quien identifica al Auctor-narrador de la Carce/ con el autor San Pedro. Francisco Marquez Villanueva, por su parte, ("Carce/ de amor, novela politica") insiste en relacionar directamente la ascendentia judia de San Pedro con su obra, la cual interpreta como una muestra de literatura de protesta contra la politica cesarista de los Reyes Catolicos, especialmente su fundation de la Inquisition. Esta postura la sostienen en general Antony van Beysterveldt ("La nueva teoria del amor"), Santiago Tejerina-Canal ("Unidad en la Career) y Colbert Nepaulsingh (Towards a History). Otra rama de la critica literaria que deriva del Romanticismo se ha ocupado del origen del Amadis. En Io que atane a la ascendentia del Amadis primitive, se mantuvo una polemica de tono abiertamente nacionalista. Los Portugueses, los franceses y los castellanos se han disputado que era su pueblo el que albergo la creation de esta obra y el que actuo como centra de su difusi6n. Grace Sara Williams ("The Amadis question") presenta las diversas hipotesis sobre el origen del Amadis. Este problema de origen national se resolvid con la publicaci6n de "El primer manuscrito del Amadis de Gaula," de Antonio Rodriguez-Mofiino que versa sobre el descubrimiento de cuatro trazos manuscritos en castellano de un Amadis anterior a la refundicion de Rodriguez de Montalvo. Juan Manuel Cacho Blecua ("Introduction) da un detallado panorama de las hipotesis francesa, portuguesa y castellana. Junto con la busqueda de los origenes nacionales de la obra literaria la investigation literaria iba dirigida hacia la indagacion de las fuentes, prestamos o influencias ejercidas sobre la novela caballeresca y sentimental. Los antecedentes literarios del Amadis los estudian Williams ("The Amadis question") y Pedro Bohigas Balaguer ("Origenes"); Henry Thomas (Spanish and Portuguese) y Lida de Malkiel ("La literatura arturica") presentan la literatura arturica peninsular. La variada tradition literaria de la novela sentimental ha recibido mucha mas atencion de la critica. Segun Pamela Waley ("Love and Honour"), Dinko Cvitanovic (Novela sentimental) y Jose Luis Varela ("Revision"), la novela sentimental tiene su origen en la lirica cancioneril. Van Beysterveldt ("La nueva teoria") ve los mismos paralelismos entre las novelas de San Pedro y los cancioneros, pero segun el, este autor altera el concepto del amor cortes. Gerli ("Leriano's Libation") encuentra la deuda de San Pedro con respecto a la poesia cancioneril, y tambien con las ars morendi y con Boccaccio. 4 Segun Whinnom, la Historia de duobus amantibus, de Eneas Silvio Piccolomini, ha ejercido influencia sobre la novela sentimental en general ("The Historia de duobus amantibus"), y sobre San Pedro en particular ("Introduction"). En opinion de Whinnom ("Introducckbn") la Elegia di Madonna Fiammetta de Boccaccio ha servido de fuente para San Pedro, y para Rodriguez del Padron segun Barbara F. Weissberger ("'Habla el auctor"). A diferentia de Lida de Malkel ("Juan Rodriguez del Padr6n"), Weissberger afirma que en el Siervo si hay influencia de la Divina Comedia de Dante, posicibn que tambien mantiene Gregory P. Andrachuk ("A Further Look"). Marina Scordilis Brownlee ("The Generic Status") amplia la herencia dantesca sobre el Siervo, incluyendo su Vida nueva. La influencia de las Heroidas de Ovidio en Rodriguez del Padron ha sido rastreada por Olga T. Impey ("Ovid, Alfonso X , and Juan Rodriguez del Padron" y "The Literary Empancipation"), y los temas, motivos, y reminiscencias ovidianas en la novela sentimental en general han sido estudiados por Brownlee {The Severed Word). Wardropper ("El mundo sentimental") y Waley ("Love and Honour") situan la Carce/ dentro de la polemica "feminista" y "antifeminista" del siglo XV y destacan la importantia del honor femenino. Harvey Sharrer ("La fusion") subraya la deuda de la novela sentimental con respecto a la caballeresca, mientras que Emily Spinelli ("Chivalry and its Terminology") senala esta deuda en el lexico caballeresco que aparece con frecuencia en la novela sentimental. Alan Deyermond (Tradiciones y puntos de vista) profundiza el camino de estudios intertextuales abierto por Sharrer al trazar paralelismos directos entre la Carce/ y la Mori Artu. Gerli ("Siervo libre de amor and the Penintential Tradition") establece la relation del Siervo con la tradition penitential medieval y ve en Le Rommant des trois pelerinages, de Guillaume de Deguileville, otra de las fuentes del Siervo ("The Old French Source"). Antonio Cortijo Ocafia ("Hacia la ficcibn sentimental") senala la posible influencia del tratado Rota Veneris de Boncompagno da Signa en la novela sentimental. El estructuralismo, que propone el analisis de una obra literaria como independiente de los llamados fenomenos extraliterarios, ha dejado tambien su huella en los estudios de las novelas medievales. Armando Duran (Estructura y tGcnica) da una clasificacion estructural de las novelas caballerescas y sentimentales y las relaciones intemas de sus componentes y sus diversas combinaciones. En la estructura o tecnica de entrelazamiento del Amadis se centran Frida Weber de Kurlat ("Estructura novelesca") y Cacho Blecua ("El entrelazamiento"), mientras que Federico Curto Herrero (Estructura de los libros de 5 caballerias) y Eloy R. Gonzalez ("Funcion de las profecias") amplian el estudio de su estructura al inclir los sueftos y las profecias. Harry Sieber ("The Romances of Chivalry"), por su parte, sefiala que la serie de separaciones, reencuentros, confrontaciones y reconciliaciones sirve de eje sobre el que se estructura la novela caballeresca. Andrachuk ("On the Missing Third Part") sostiene que el Siervo no esta acabado, pues Ie falta la tercera parte que corresponderia a la tercera v ia en la que el yo poetico no amo ni fue amado. A diferencia de el, Javier Herrero ("The Allegorical Structure"), quien basa su analisis en la alegoria del Siervo, y Lacarra Lanz {"Siervo fibre de amor, ^autobiografia espiritual?") afirman que se trata de una obra completa. Basandose en el estudio del tema amoroso, Impey ("The Literary Emancipation" y "Ovid, Alfonso X, and Juan Rodriguez del Padron") y Peter Cocozzella ("The Thematic Unity") tambien afirman que el Siervo es una obra completa. Dorothy Severin afirma en su estudio de la estructura de la Carce/ ("Structure and Thematic Repetition") que San Pedro consigue una unidad armoniosa en su obra mediante la repetitidn de motivos. Uno de los aspectos de la Carce/ que ha sido acogido mas favorablemente por los criticos ha sido la funcion del Auctor-narrador, por ser, segun ellos, una exitosa experimentation tecnica de San Pedro. En opinion de Peter N. Dunn ("Narrator as Character"), el hecho de que el Auctor no este enamorado Io configura como el eje de la narration y a la vez contribuye a que pueda aconsejar mejor a Leriano e influir en los lectores. Para Alfonso Rey ("La primera persona"), la figura del Auctor-narrador, el cual se escinde en el testigo y el narrador omnisciente, contribuye a la complejidad del punto de vista de la Carce/. Esta misma complejidad destacan como principal calidad literaria de la novela de San Pedro Esther T6rrego ("Convention retdrica"), Deyermond (Tradiciones y puntos de vista) y James Mandrell ("Author and Authority"). Deyermond ("Las relaciones genericas") presenta las caracteristicas comunes de las novelas sentimentales, mientras que Gerli ("Towards a Poetics') insiste en que el elemento mas importante de estas obras es el cuidado que sus autores prestan a la description de los sentimientos de sus protagonistas, y concluye que a ello debieron su gran popularidad. Regula Rohland de Langbehn ("Desarrollo de generos literarios") y Deyermond ("La fiction sentimental") dan una periodizacion detallada de estas novelas. Patricia E. Grieve (Desire and Death), basandose en Violence and the Sacred de Rene Girard, las divide en dos categorias: novelas que elaboran el amor frustrado y las que elaboran el amor violento. 6 Partiendo de la premisa de que la obra literaria es un todo estetico autbnomo, los estudios estilisticos tratan de determinar su literariedad, centrandose en el estilo como unico objeto de su investigaci6n. De este metodo se sirve Whinnom ("Diego de San Pedro's Stylistic") al acercarse a la Carce/ a la luz de la retorica. Segun 61, la Carce/ es producto del ambiente cortesano de la reina Isabel y sus damas, pero tambien del impacto del humanismo que se inicia con las Introductions latiae de Antonio de Nebrija. Haciendo una comparacidn entre el Tractado de amores de Amalete y Lucenda y la C&rcel, Whinnom observa una mayor aplicaci6n de la brevitas y de latinismos en la Carce/, lo cual define como reforma estilisitca de San Pedro. Joseph Chorpenning ("Rhetoric and Feminism") analiza la estructura, e Ivy A. Corfis ("The Dispositio") el estilo de la Carce/, tambien a la luz de la retorica. Cvitanovic (Novela sentimental), ademas de estudiar el tema de amor y las fuentes de las novelas sentimentales, define su estilo como conceptuoso, al igual que Varela ("Revision"). Lida de Malkiel ("Juan Rodriguez del Padron"), Antonio Prieto ("lntroducci6n") y Cesar Hernandez Alonso ("Introduction") estudian la alegoria del Siervo. De la alegoria de la Carce/ se ocupan Whinnom ("Introduccidn"), Chorpenning ("The Literary and Theological Method") y Barbara E. Kurtz ("Diego de San Pedro's"), quienes senalan que San Pedro se basa en los modelos poeticos tradicionales para su Carcel de amory los tormentos amorosos por los que pasa Leriano, y que los lectores estaban familiarizados con esa tradition. Segun Gerli ("Metafiction"), la alegoria de la Carce/ y demas novelas sentimentales destaca su caracter metaficcional. La cuestion de genera de la novela medieval, en particular de la novela sentimental, ha sustitado gran polemica entre los hispanistas. Anna Krause ("El tractado novelistico") considera que la CArcel y demas novelas sentimentales se atienen a la estructura del tratado, lo cual las hace didacticas. Esta opinibn la confirman Dinko Cvitanovic (La novela sentimental), Edward J . Dudley ("The Inquisition of Love"), Andrachuk ("The Function" y "A Further Look"), Lacarra Lanz ("Siervo libre de amor, ^autobiografia espiritual?"), Bruno Damiani ("The Didactic Intention") y Chorpenning ("Rhetoric and Feminism"), mientras que Herrero ("The Allegorical Structure") y Wardropper ("El mundo sentimental") no creen que se trate de obras didacticas. Whinnom ("Autor and Tractado") demuestra que el termino "tratado", al igual que "libra" en la Edad Media significaba simplemente obra de fiction. En lo que atane a la novela caballeresca, Martin de Riquer (Caballeros andantes) distingue entre libros de caballerias, es deck obras escritas al estilo del Amadis, que se inspira en modelos literarios y contiene elementos fantasticos, y las novelas de caballerias, escritas al 7 estilo de Tirante el Blanco, inspiradas en la realidad y con protagonista de talla humana. Eisenberg {Romances of Chivalry), por su parte, distingue entre literatura caballeresca— obras que fueron escritas en la Edad Media—y los libros de caballerias—escritos despues de la publication del Amadis. E l termino de novela fue puesto en duda por Deyermond ("The Lost Genre"), quien considera estas obras medievales como un subgenera que el define como narraciones de aventuras reales o maravillosas con busquedas, com bates, amor y separaciones y reuniones. Propone que los hispanistas adopten la denomination anglosajona romance para estas obras. James D. Fogelquist (El "Amadis" y el genera) se detiene en analizar la estructura del Amadis, el tema de amor y la postura moral de Rodriguez de Montalvo. Presenta las cr6nicas histdricas espanolas como antecedentes genericos del Amadis, al cual incluye dentro del marco de historia fingida, segun Io denomina el mismo Rodriguez de Montalvo en su prologo. Ultimamente se ha discutido si bajo la denomination de "novelas erotico-sentimentales" que propuso Marcelino Menendez Pelayo en sus Origenes de la novela pueden incluirse todas las obras que se escribieron a partir de la segunda mitad del siglo X V y que giran en torno a los sentimientos de sus personajes. Segun Joseph J . Gwara ("Preface"), no existe un corpus sentimental delimitado. Rohland de Langbehn (La unidad genGrica y "La legitimation") se muestra contraria a esta opinion porque, segun elia, estas obras tienen elementos constituitivos comunes que posibilitan incluirlas bajo la denomination propuesta por Menendez Pelayo. En opinion de Weissberger ("The Gendered Taxonomy"), Menendez Pelayo y Menendez Pidal crearon una divisibn artificial entre el subgenera sentimental (femenino) y el caballeresco (masculino) y propone unirlos en un solo genera. Brownlee ("Imprisoned Discourse") y Gerii ("Leriano and Lacan") ofrecen unas lecturas de la Carce/ acorde con las teorias literarias mas recientes. Brownlee lee la Carce/ y la continuation de Nunez bajo la luz de la teoria de los actos del habla y conciuye que la falta de comunicacion entre Leriano y Laureola se debe al hecho de que sus parlamentos pertenecen a diversos generos, opinion que repite en The Severed Word: Ovid's "Heroides" and the "Novela sentimental". Gerii ("Leriano and Lacan") ofrece una lectura lacaniana de la ultima escena de la Carce/, en la que Leriano bebe las cartas de Laureola con un vaso de agua, e interpreta este acto del amante como la busqueda del otro. Entre los estudios que se asemejan al nuestro en cuanto que se centran en el amor cortes como codigo cultural, destacamos "El mundo sentimental de la Carce/ de amor" de 8 Wardropper, quien presenta una descripci6n de cuatro codigos aristocraticos de conducta: el de la caballeria, el de amor, el del honor y el de la observancia de la virtud. Segun Wardropper, el codigo de amor produce continuos choques con los otros tres codigos, y esta falta de correspondencia es la causa de la incapacidad de Leriano y Laureola de comunicarse en el piano emotivo. Sin aventurarse tampoco en un analisis mas amplio o profundo, siguen esta opinion Varela ("Revisidn"), Cvitanovic {Novela sentimental), Duran (Estructura y tGcnica) y Damiani ("The Didactic Intention"). Waley ("Love and Honour") aprecia como gran logro de San Pedro el hecho de que presenta tanto el polo masculino como el femenino en la experiencia amorosa, lo cual ve como una ruptura y abandono del discuro amoroso cancioneril, enfocado exlusivamente desde el punto de vista del hombre. Whinnom ("Introduction") se enfoca en el fenomeno de enamoramiento en la Carce/, rastreando las posibles influencias eclesiastica, medicinal y de la tradition poetica cortesana. Van Beysterveldt (Amadis-Esplandten-Calisto) hace una comparacion entre el amor en el Amadis, las Sergas de Esplandten y La Celestina, y percibe que entre el amor y las normas sociales existe conflicto. Van Beysterveldt se sirve de The Civilizing Process de Norbert Elias. Saltandose el periodo que corre entre los siglos XI y XV, que Elias estudia en detalle, Van Beysterveldt se centra en el regimen politico de los Reyes Catolicos y la act ion represiva del Estado-lglesia espafiol y sus estatutos de limpieza de sangre. En su analisis de las Sergas indica que el individualismo de Amadis es sustituido por la empresa colectiva de Esplandian en su lucha contra los enemigos de la fe cristiana. Su analisis del personaje de Melibea se basa tambien en el estudio de Elias y gira en tomo al problema de su verguenza. Aprecia que existe una separation entre el hombre y la mujer en la experiencia amorosa, centrandose siempre en Melibea y Calisto. Julio Rodriguez Puertolas ("Sentimentalismo 'burgues'") basa su estudio en la teoria del reflejo y relaciona la novela sentimental con los cambios socioecon6micos de finales del siglo XV . En su opinion, las primeras novelas sentimentales en las que se destaca el conflicto entre sentimientos y las instituciones sociales reflejan la crisis del orden feudal, y en las posteriores, como la CSrcel, se afirma el valor del amor sensual. Destacamos aparte los trabajos de Cacho Blecua (Amadis: herolsmo e "lntroducci6n") como los estudios mas ambiciosos sobre el Amadis. Cacho Blecua da un analisis de la obra tomando en cuenta todos sus elementos: estructura, estilo, personajes, temas, motivos, fuentes literarias y folkloricas, problemas de fecha, de autor y de genera. 9 No cabe duda de que la critica ha hecho mucho en Io que atane a la edition de Amadis de Gaula, Siervo libre de amory Carce/ de amor, as i como en el estudio del origen y de las diferentes versiones y en determinar sus estructuras y temas, elementos que son indispensables para todo trabajo que quiera adentrarse en el analisis de la novela medieval. Tambien es cierto, sin embargo, que la bibliografia existente sobre las novelas caballerescas y sentimentales se mantiene dentro de los limites sincronicos, y que se centra en el analisis circunscrito a las propias obras. Mijail Bajtin, sin embargo, indica que analizar una obra literaria, en particular la novela, implica en primer lugar historizarla: It is of course impossible to explain the phenomenon of novelization purely by reference to the direct and unirradiated influence of the novel itself. Even where such influence can be precisely established and demonstrated, it is intimately interwoven with those direct changes in reality itself that also determine the novel and that condition its dominance in a given era.The novel is the only developing genre and therefore it reflects more deeply, more essentially, more sensitively and rapidly, reality itself in the process of its unfolding. Only that which is itself developing can comprehend development as a process. The nove l . . . best of all [genres] reflects the tendencies of a new world still in the making. {Dialogic 7) Nuestra intenci6n es historizar las novelas de caballeria y sentimentales como parte del proceso de modernization sociopolitica y cultural de Espana dentro del contexto europeo. Esto supone investigar como las contradicciones sotiales han ido conformando este genera I'rterario. Supone asimismo investigar los modos en los que este genera, como parte de la literatura, fuerza social por si misma, ha ido proponiendo soluciones a los conflictos sociohistdricos u ofreciendoles resistencia. Para ello es necesario un metodo diferente de los que ha usado la critica hasta ahora, el cual pueda aprehender esos "cambios en la realidad" que determinan la novela y que condicionan su primacia, es decir su popularidad en el periodo en el que nosotros nos centramos: la Baja Edad Media. Adorno dice al respecto: It is the historical moment that is constitutive in the artwork: the most authentic works are those that give themselves over to their historical raw material without reservation and without any pretence to floating above it somewhere. Artworks are in this sense unconsciously the historiography of their own epoch; history is not the least form of knowledge they mediate. That is precisely why they are incommensurable with historicism, which seeks to reduce them to a history external to them, rather than to pursue their genuine historical content. (Aesthetic 162) 10 En nuestra oponidn, no es posible entender el concepto de literatura en general, especialmente la genesis de la novela en la Edad Media, analizando solo su estructura y su estilo o bien indagando sus fuentes y prestamos o los detalles biograficos del autor. Para entender el nacimiento de la novela como genera es indispensable dilucidar la dialectics central del desarrollo del mundo medieval y su impetuoso proceso de expansion que corre paralelamente al proceso de integration territorial y monetaria hasta desembocar en un potente Estado centralizado-en Espana, el autoritarismo monarquico de los Reyes Catolicos. Al mismo tiempo es necesario tener en cuenta que el individuo, el cual es el heroe de este nuevo genera, evoluciona moldeado bajo restrictiones de sus propios impulsos, instintos y emociones. Para explicar la gran popularidad de la que gozaron las novelas caballerescas y sentimentales durante siglos, partimos de la premisa de Hans Robert Jauss (Toward an Aesthetic) de que su importancia historica no la determinan exclusivamente las cualidades de estas obras o el genio de sus autores, sino la medida en la que ellas correspondieron al horizonte de expectativas de sus lectores/oyentes. Con la voluntad de dilucidar la relation entre estas obras y las circunstancias sociohistoricas que las engendran, optamos por el metodo de critica literaria fundamentado en el materialismo historico y dialectico. Basandonos en el materialismo cultural de Raymond Williams (Marxism and Literature), nos apartamos de la teoria del reflejo. Esta teoria sugiere que la obra literaria es una representaci6n veridica o exacta de la realidad, Io cual conduce a un concepto estatico de las formas artisticas de modo que su valor trata de determinarse segun Io progresista que sea su contenido. Al cuestionar este concepto del marxismo vulgar que define la obra literaria como parte de la superestructura y reflejo pasivo de la base economica, Williams Io tacha de no ser Io suficientemente materialista: The most damaging consequence of any theory of art as reflection is that, through its persuasive physical metaphor (in which a reflection simply occurs, within the physical properties of light, when an object or movement is brought into relation with a reflective surface—mirror and then in mind), it succeeds in suppressing the actual work on material—in a final sense, the material social process—which is the making of any art work. By projecting and alienating this material process to 'reflection', the social and material character of artistic activity—of that art-work which is at once 'material' and 'imaginative'—was suppressed. (Marxism and Literature 97) 11 A lo largo de nuestra investigaci6n hemos ido descubriendo los aspectos peculiares de la cultura afectiva de esa epoca en la que nacen las novelas caballerescas y sentimentales. Vinculados intrinsecamente a los profundos cam bios que se produjeron en el periodo bajomedieval, estos aspectos no se pueden entender a menos que nuestra intention critica trascienda el piano sincronico. Partiendo de la idea de Williams {Marxism and Literature) de que ia literature es practica social creativa y material que forma parte del todo social, nos proponemos en nuestra trabajo estudiar cuales son las caracteristicas especificas de la practica literaria y su relacidn con otras practicas sociales. A fin de superar el modelo de realidad-reflejo, intentamos estudiar las novelas caballerescas y sentimentales en terminos del complejo de procesos historicos, politicos, sociales y literarios que se articulan mutuamente, y entendemos la novela, junto con Bajtin, como un genera en proceso de desarrollo continuo cuyo nacimiento y existencia depende de las relaciones perpetuamente en flujo de todos estos factores. Entendemos asimismo las novelas que son objeto de nuestra estudio como productos de unas relaciones sociales especificas. Estas relaciones son condicionadas por los modos de production feudal y capitalista, y estas relaciones y modos de production distinguen la Alfa Edad Media de la Baja Edad Media. 3 Parte del materialismo historico es la teoria de la lucha de clases. Esta teoria se basa en la premisa de que en las relaciones sociales, cuyo fundamento son los modos especificos de producci6n, se distinguen los propietarios y los no propietarios de esos medios de production. Esto genera sus antagonismos y conflictos en tanto que los no propietarios, en su intento de emanciparse, tratan de cambiar las condiciones de dominaci6n existentes. A fin de aprehender estos procesos, nuestra marco teorico es interdisciplinario y se nutre de los estudios de la historia, la sociologia y del feminismo. Al mismo tiempo, concebimos estas novelas como parte de la historia literaria, e intentamos, a partir de ello, comprender cada novela en si misma, en su relation con la tradition literaria del amor, y la relaci6n entre elias y las cambiantes condiciones sociohistoricas en que se originaron y en que fueron leidas. Nos centraremos, por lo tanto, no en buscar las representaciones directas de las condiciones materiales, sino en tratar de dilucidar los aspectos ideoldgicos a partir de la 3 Por Alta Edad Media se entiende el periodo entre la caida del Imperio Romano en el siglo V hasta el siglo XI, y por Baja Edad Media el periodo entre los siglos XII y XV. 12 premisa de que la ideologia dominante informa estas novelas, bien sea en acomodo o en oposicion, y entendiendo por ideologia el compartir explicita o tacitamente ciertas ideas, mitos, valores, actitudes y practicas sociales que encubren la verdadera naturaleza de la realidad social, econdmica y politica. Nos interesa como y bajo que condiciones estas novelas han tenido significado para sus lectores/oyentes, entendiendo por significado el resultado de la interaction entre el texto y el lector/oyente, como el efecto que este experimenta y no como mensaje escondido que tiene que descubrir. Siguiendo a Williams en la idea de que las condiciones historicas, sociales, economicas y politicas no son mero telon de fondo estatico de la creation literaria, sino que la literatura esta completamente integrada en las fuerzas politicas, sociales y econ6micas y forman una fuerza social por si misma, trataremos de identificar el papel que ha representado la novela en el proceso de desintegracion del orden feudal y de consolidacibn de la elite dirigente en su position de poder. Quisieramos contribuir al campo del hispanismo medieval con esta relectura de las obras que nos ha legado un pasado remote y subrayar que conocer las condiciones que las engendraron puede enriquecer nuestra entendimiento y apretiation de este pasado, por una parte, y por la otra, que nuestra pasado historico puede entenderse en relation con el presente solo si comprendemos esos periodos como parte de un unico e incesante proceso historico del ser humano. Tenemos presente a la vez, que si nuestra historia, incluso la historia literaria, ha de progresar, puede hacerlo no solo a traves de descubrimientos de nuevas obras, sino tambien a traves de una nueva lectura de las obras que forman el canon establecido. Partimos en nuestra estudio de la tesis de Bajtin de que la Edad Media es uno de los periodos que a los profundos cambios sociales responde con una particular "critica generica," lo cual conduce al nacimiento de la novela (Dialogic 5). La Baja Edad Media en Espana es una epoca de profundos cambios. La expansion territorial, el gran crecimiento demografico, el desarrollo de la industria y el comercio alteran completamente el sistema socioeconomico feudal. Tambien es una epoca que caracterizan no s6lo las luchas armadas entre los hispanocristianos y los hispanomusulmanes, sino encuentros y conflictos culturales en los que, en una sociedad rigidamente jerarquizada, el potential economico y las definiciones de clase y de status social se vuelven inestables. Durante ese periodo en el que se inician los cambios decisivos para la modernidad, nace la novela como genera 13 literario nuevo que tendra gran transcendencia para las letras espanolas y eurooccidentales en general. En la sociedad feudal, el individuo por si mismo no constituia un elemento de importancia. Su condition social era determinada por su position en la jerarquia social, primero, y luego por su pertenencia a otras comunidades, como la familia o el sefiorio. Aun as i , en la Baja Edad Media se generan las condiciones que fomentan el genera novelesco, que se centra precisamente en el individuo. Es nuestro proposito analizar la novela caballeresca y sentimental con relacidn al proceso de transformation sociohistorica en el que el regimen feudal rigidamente jerarquizado fue debilitado y por ende transformado en un sistema social en el que la valoracibn e identidad personales ya no se efectuaban de acuerdo con los principios de linaje o casta, sino que se fueran modelando sobre la base de Io que vendra a ser el escala de valores de la clase burguesa. Pavel Medvedev y Mijail Bajtin indican que la aprehension de la realidad social en la literatura se organiza en generos especificos y que cada uno "possesses definite principles of selection, definite forms of seeing and conceptualizing reality" (The Formal 131). Con ello, cada genera constituye un marco ideol6gico-cultural que hace posible percibir e idear artisticamente los aspectos de la realidad de una manera diferente, y puede jugar un papel decisivo en la constitution o subversion de la hegemonia ideologies. La critica se ha empenado en afirmar que las novelas caballerescas y sentimentales tienen por tema el honor y el amor. No obstante, por ser estos ejemplos rudimentarios del ars narrandi ian populares que llegaron a ser el genera mas caracteristico de su epoca, para determinar su importancia nos parece mas adecuado seguir el juicio de Theodor Adorno, quien afirma: "The aesthetic principle of form is in itself, through the synthesis of what is formed, the positing of meaning even when meaning is substantively rejected" (Aesthetic 271). El tiempo de la epica, segun explica Bajtin, Io constituye el pasado heroico national que es absoluto y complete, y como tal se mantiene a distancia de la realidad contemporanea de su autor y publico. Este pasado is a specifically evaluating (hierarchical) category. In the epic world view "beginning", "first", "founder", "ancestor", 'that which occurred earlier" and so forth are not merely temporal categories but valorized temporal categor ies. . . . In the past, everything is good: all the really good th ings. . . occur only in the 14 past. The epic absolute past is the single source and beginning of everything good for all later times. (Bajtin, Dialogic 15; los subrayados son del autor) La novela, en cambio, se centra en el tiempo biografico (Bajtin, Dialogic) de su heroe y este shift of the temporal center of artistic orientation, which placed on the same temporally valorized plane the author and his readers (on the one hand) and the world and heroes described by him (on the other), making them contemporaries, possible acquaintances, friends, familiarizing their relations.. . permits the author, in all his various masks and faces, to move freely onto the field of his represented world, a field that in the epic had been absolutely inaccessible and closed. (Bajtin, Dialogic 27) Como consecuencia, la destruction de la "distancia absoluta" que perpetua la epica es de importancia crucial para la Baja Edad Media. La novela caballeresca con la que se inicia el genero de novela en esta epoca tiene por heroe a un caballero andante quien encarna el ideal de heroismo y de justicia. En comparacion con las gestas heroicas, de las que en parte precede, la novela muestra una gran diferencia. El heroe de la epica actua movido por ideales colectivos. En la novela, en cambio, es obvia la exaltation individualista. Para el caballero andante el amor hacia una dama es el unico motivo para lanzarse a sus aventuras, pues a elia ofrece la gloria de todas sus hazanas. La trama de la novela se mantiene en el tiempo biografico del heroe y en elia se pueden distinguir tres partes. La primera comienza ab ovo, con la conception del heroe, y trata de su nacimiento, que tiene aires sobrenaturales, de su infancia y su formation como hombre de armas; la segunda, la cual ocupa la mayor parte de la obra y coincide con la juventud, es decir con la potencia sexual del heroe, se inicia con la escena en la que es armado caballero y prosigue con la narraci6n de las conquistas que marcan su glorification; la tercera parte trata del ocaso de su vida. A diferencia de la epica, que se mantiene en un pasado absoluto, la novela abre "the new z o n e . . . for structuring literary images, namely, the zone of maximal contact with the present (with contemporary reality) in all its openendedness" (Bajtin, Dialogic 11). La realidad contemporanea es el punto de partida para la formulation de la novela como genero. En efecto, el amor habia ocupado un lugar infimo en las gestas heroicas, mientras que en la novela viene a ser el eje de la trama. 15 Las novelas medievales tienen forma diversa. Las primeras novelas caballerescas francesas fueron escritas en verso, y luego prosificadas, forma que adopta tambien el Amadis. A diferencia de la novela caballeresca de gran extensi6n y de final feliz, la sentimental es mucho mas breve y tiene un final infeliz. Aun as i , su uniformidad se basa en el hecho de que en ambos subgeneros el amor ocupa un lugar privilegiado. El tiempo de aventura (Bajtin, Dialogic) en el cual se situan los personajes de estas obras esta alejado del mundo de su publico contemporaneo. S e trata de un tiempo irreal de reyes majestuosos, damas gentiles y caballeros valerosos que habitan palacios y castillos de gran lujo, o bien andan por verdes bosques y florestas luchando contra malvados y soberbios gigantes o enemigos de talla humana. Conviene subrayar, sin embargo, que el publico, tanto en la Baja Edad Media como en el Renacimiento, apreciaba estas novelas porque le presentaba una realidad que era la suya. A saber, si bien el tiempo de aventura quedaba deformado por un ambiente irreal y embellecido, estas novelas tratan de emociones reales, es decir de las experiencias amorosas de su protagonista, las cuales organizan toda la materia narrativa. Se trata de un obvio esfuerzo por parte de sus autores de abrir una nueva "zona de contacto" con su publico al tratar de captar la interioridad de sus protagonistas deteniendose en la description de los menores detalles de sus estados de animo. Este nuevo genera que se centra en el tiempo biografico del heroe cuya mayor parte gira en tomo a su amor hacia una mujer, ofrece una nueva forma de concebir al hombre. Dando coherencia a sus ideales, sus ambiciones econ6micas y politicas y su pasion sexual, se permite al lector "entrar" en la obra y relacionarse directamente con ella. Se ha hecho un lugar comun en la critica que estudia la novela caballeresca y sentimental insistir en que su gran exito en el siglo XV y XVI se debe a la vision nostalgica que ofrece de los tiempos pasados, lo cual hacia de estas obras una literatura de escape. En nuestra opinion, el hecho de que la novela caballeresca y sentimental se centre en el individuo y en sus experiencias amorosas es la principal aportaci6n ideokbgica de la novela como genera y la causa de su gran exito en la Edad Media y el Renacimiento. La novela abre una brecha en la literatura y la cultura del Occidente europeo porque ahora el lector/oyente puede "entrar" en el mundo del texto y relacionar este mundo de fiction con su existencia cotidiana. Al abrir la "zona de contacto", este nuevo genera pone en tela de juicio la legitimidad de la epica, la cual, con su conventional production de significado, se habia apropiado de la verdad absoluta que infundia un respeto inviolable. Adorno dice al respecto: "The liberation of form, which genuinely new art desires, holds enciphered within it above all 16 the liberation of society, for form—the social nexus of everything particular—represents the social relation in the artwork; this is why liberated form is anathema to the status quo...." (Aesthetic 255). La novela relativiza Io que solia concebirse como estable, predeterminado y completamente hecho, llegando a aprehender, en teminos de Williams, los modos de vida residual y emergente (Marxism and Literature), o sea la transici6n de la etica feudal colectivista a una nueva etica de movilidad social que se basaba en el exito obtenido con el esfuerzo individual. Esta etica ha sido empujada en un principio por un particular grupo dentro del estamento de la nobleza—los hijos segundones o j6venes—y luego intensificada por la naciente burguesia, cuyas aspiraciones de legitimation se centran en el presente y orientan hacia el futuro, y no en la perpetuation del pasado. La valoracibn social es fundamental en la organization jerarquica de los productos culturales, y en este sentido la axiologia juega tambien un papel decisivo en la organization de los generos. La novela como genero no aparece registrada en las poeticas cuyos preceptos podrian servirle de apoyo o de guia. En realidad, el termino novela no aparece en esa epoca. Aun a comienzos del siglo XVII en Espana el vocablo "novela" significa narration corta de origen o al estilo italiano, y en este sentido la usa Cervantes en su prologo a las Novelas ejemplares cuando indica que es el primero en novelar en lengua castellana. Bajtin, sin embargo, bajo este termino engloba las narraciones largas en verso o en prosa mas diversas desde las de la antiguedad clasica hasta las modernas. Nosotros optamos por atenernos a su teoria, entendiendo que la novela como genero nuevo revoluciona la comunicacion estetica y crea nuevos significados, dirigidos a una nueva sociedad que exalta al individuo. Como senala Pierre Bourdieu: "To the socially recognized hierarchy of the arts, and within each of them, of genres, schools or periods, corresponds a social hierarchy of the consumers" (Distinction 3). En nuestro estudio sobre la novela caballeresca y sentimental tendremos en cuenta que hubo mucha resistencia a toda suerte de cambios que se producen en el bajomedioevo, pues los autores de estas obras trataban de hacerlas encajar en la ideologia del naciente Estado autoritario de los Reyes Catolicos. En nuestra opinion, su participation en la hegemonia del autoritarismo estatal es crucial para entender que ellas no fueron solo producto de las contradicciones sociales, sino que se articulan como una vigorosa reaction a los cambios sociohistoricos de su tiempo. 17 El marco general de nuestro estudio es el desarrollo de la cultura afectiva en el Occidente europeo, es decir como las normas sociales fueron interiorizadas por el individuo como una autodisciplina, lo cual hoy en dia entendemos como comportamiento civilizado. Este proceso corre paralelo al desarrollo y a la centralizaci6n del Estado que en la Baja Edad Media contribuyen a la pacification de la sotiedad. En este proceso el ideal del amor cortes ha desempeftado un papel crucial, y ello nos conduce a analizar como el amor y los papeles sociales de la mujer y el hombre en el Occidente europeo se han ido condicionando socialmente. Como queda dicho, nuestro objetivo es historizar las novelas caballerescas y sentimentales como parte del proceso de modernizaci6n sociopolitica y cultural de Espafia, y dilucidar su funtion en este proceso. En la Baja Edad Media en la que nacen estas novelas se sientan las bases de lo que seran los Estados de la Epoca Moderna y que a partir del siglo XVI llegan a ser absolutistas. En el Capitulo I, basandonos en la segunda parte de The Civilizing Process, de Norbert Elias, "State Formation and Civilization," presentamos de una forma panoramica la estructura de la sot iedad bajomedieval y el proceso de formation del Estado espanol que se constituye de una manera definitiva a finales del siglo XV . Amadis de Gaula y Carce/ de amor fueron publicadas durante los triunfales afios de los Reyes Catolicos. Sin embargo, el amor que forma su eje narrativo, asi como del Siervo libre de amor, no era una serial de modernidad que apuntaba hacia el Renacimiento. Si bien la novela como genera es nuevo, en ella confluyen varias tradiciones en torno al tema amoroso intrinsecamente relacionadas con la cultura del amor cortes y su peculiar exaltacibn del heroe caballero y la idealization de la mujer. En el Capitulo II, situamos el tema de amor dentro de un marco europeo mas amplio, considerando la tradition literaria en la que se insertan estas novelas y su nota mas destacada en la que se centra la mayor parte de nuestro estudio: la distancia/ausencia entre el caballero y su dama. A saber, tanto la novela caballeresca como la sentimental rebosan de erotismo, pero la satisfaction del deseo amoroso o bien se oculta y ocupa un lugar secundario, o bien es frustrado. La dama se muestra cruel ante las pretensiones del amante, quien adopta una actitud servil y lacrimogena. 18 En este capitulo tambien analizamos como, bajo el impacto de condiciones sociohistbricas, nace el tema del amor en la literatura. A partir de The Civilizing Process de Elias y Dialogic Imagination de Bajtin, seguimos como los hombres y mujeres del Occidente europeo, a medida que el todo social se iba estratificando, se iban formando como individuos e iban depurando y refinando su relation con su medio ambiente social de acuerdo a unas reglas que limitaban y cohibian cada vez mas su espontaneidad. A la vez, el antiguo motivo folkl6rico del coito y de la fertilidad pasa por una forma de sublimation y se vuelve abstracto y meramente simbdlico. En este proceso el siglo Xl l signifies una ruptura. Surgen los nuevos modos de production basados en la economia monetaria, con Io que el sistema feudal entra en la fase de descomposici6n que domina todo el periodo bajomedieval. Con la aparici6n de la burguesia, portadora de estos nuevos modos de production, el valor del individuo adquiere importancia crucial y el tema de amor sirve para expresar una vision del mundo centrada en ese individuo. Paralelamente corre el proceso de la estilizacion de la vida cotidiana en las grandes cortes feudales entre las que poco a poco la corte regia se vuelve el centra politico, economico y cultural. En estas cortes se origina un comportamiento mas rigido que implicaba la moderation de emociones y la estricta regulation de modales. Como la caballeria era el objeto y portadora de este proceso de civilizacidn, nos detenemos en iluminar su origen social basandonos en los estudios de George Duby (Three Orders, Chivalrous Society y Love and Marriage) y de la, en palabras de Elias, "cortesanizacibn" de esta capa beligerante y perturbadora de la sociedad medieval, asi como en el papel que ha desempenado la mujer en este proceso. Al idealizar los ritos y el ceremonial caballerescos, las novelas caballerescas y sentimentales contribuyeron a crear una manera de vivir y actuar y un particular ars amandi que dejo un profundo sello en la cultura medieval eurooccidental. Las ideas del honor y de la fama, y en particular de la cortesia y de la conquista de la dama pasaron a formar parte de patrones culturales distintivos del Occidente europeo. Estos patrones se mantuvieron en vigencia a comienzos de la Edad Modema y respondieron al horizonte de expectativas de sus lectores/oyentes, contribuyendo al exito de estas obras en el siglo XVI. Siglos despues, estos patrones produjeran la larga serie de heroes literarios, y en nuestra epoca heores cinematograficos y, en general, de la industria de la cultura, como las tiras comicas, las novelas rasa y las telenovelas, que lucen las virtudes tipicas del caballero andante: valor, cortesia y amor hacia una mujer. En este patron cultural destaca una relacidn de distancia, y hasta de conflicto entre la mujer y el hombre. En las novelas caballerescas y 19 sentimentales, la distancia que separa al caballero de su dama se presenta como insuperable hasta tal medida que en ia cultura occidental se ha hecho comun que la relation amorosa, a fin de realizarse, tenga un caracter de rebeldia contra la sot iedad. Al pensar en la Edad Media, por lo comun pensamos en la gran influencia que ha ejercido la Iglesia sobre la sot iedad. Sin embargo, segun demuestra Elias (Civilizing), el proceso de civilizacidn y, dentro de este, la construction de la relation entre hombre y mujer, no puede reducirse al ascetismo cristiano. El modelo de relation entre los sexos que se basa en su distancia se desarrolla primero en las grandes cortes feudales, para ir descendiendo hacia la alta burguesia y luego hacia las capas mas humildes. La sotiedad cortesana desarrolla una particular forma de conducta que limita la libre expresion de las emociones e impulsos naturales, en primer lugar del instinto sexual, que los miembros de esta sotiedad van interiorizando en forma de autodisciplina y que hoy entendemos por comportamiento civilizado. Aun asi la sexualidad es un tema tan omnipresente en la Baja Edad Media como lo es en nuestra epoca. A pesar de ello, la historia de la sexualidad no es tema facil de investigar porque si bien abundan las fuentes, son muy dispersas, y la mayoria de los historiadores, salvo Duby, hablan de este tema de paso y sin profundizar. Nuestro punto de partida es que todo analisis de los mecanismos de domination requiere un analisis de los sujetos de esa domination, y como y por que fueron dominados. En ese sentido nos centramos en la relation entre los sexos en la sot iedad bajomedieval. Si bien es cierto que cuando nos enfrentamos con el problema de la construction social de los sexos, nuestra historia desvela una constante de subordination de la mujer, no podemos pasar por encima el hecho de que solo un grupo limftado de hombres ha ocupado posiciones de poder. Por otra parte, tampoco podemos hacer caso omiso al hecho de que estas posiciones de poder fueron tambien ocupadas por mujeres. Entendemos, por tanto, el sexo como una construction hist6rica y cultural dinamica y tratamos de analizar como y por que lo femenino y lo masculino se han ido construyendo como opuestos. Basandonos en la idea de Elias (Civilizing) de que el amor ha servido como medio de civilizacidn del instinto sexual, terminamos el Capitulo II con el analisis de como los cuerpos de la mujer y el hombre vienen a ser objetos de elaboradas formas de supervision, disciplina y control, lo cual conduce a la pacification y al establecimiento de orden en la sotiedad. A traves de la teoria del juego de Johan Huizinga (Homo ludens) y de Bajtin (Cultura popular), tratamos de dilucidar la construction de la identidad del hombre y de la 20 mujer y como el juego de amor tiende a regularizar la relacibn entre ellos para hacerla encajar en el sistema patriarcal. En la literatura amorosa palaciega, de la cual forman parte la novela caballeresca y sentimental, es facil percibir que el deseo del hombre—sus ambiciones, suefios y su pasi6n sexual—es expresado exclusivamente a traves de la mujer. Como expresion de si misma la mujer no existe en esta literatura. En cambio, como foco de atraccidn para el deseo del hombre la mujer desempefta un papel primordial. El aspecto mas destacado que subyace en estas obras es el amor hacia una dama a la cual el caballero guarda suma lealtad y fidelidad. En los Capitulos III y IV nos enfocamos en la representation del amor y de la sexualidad en la novela caballeresca y sentimental, Io cual nos hace posible comprender las formas en las que el hombre y la mujer medieval concebian sus experiencias emotivas y como se las representaban a si mismos. El discurso sobre los cambios de los valores sociales referentes a la sexualidad de los dos generos ha sido largo y muy intenso, en particular en el siglo XV, y sus elementos mas importantes han sido articulados en las novelas de ese periodo. Sin embargo, como senala Bajtin (Cultura popular) y como nos Io muestran el Libro de Buen Amory La Celestina, entender la epoca medieval s6lo desde el punto de vista del ascetismo nos llevaria a una conclusion erronea sobre los usos y costumbres, asi como sobre las representaciones que constituyen la imagen de la sexualidad y de la relation entre los sexos en ese pen'odo. Aunque la ideologia dominante, por Io comun, tiende a saturartodo el campo existential en un momento historico, tenemos presente que the very meaning of its domination involves a limitation or selection of the activities it covers, so that by definition ft cannot exhaust all social experience, which therefore always potentially contains space for alternative acts and alternative intentions which are not yet articulated as social institution or even project. (Williams, Politics and Letters 252) Nos interesan en particular los modos de conceptualization y representation dominantes de las relaciones entre generos contra los que el Libro de Buen Amory La Celestina se erigen como una protesta. Lo mas importante en nuestro analisis es el hecho de que, sin importar como los hombres y las mujeres del medioevo en realidad se sentian y actuaban, el discurso dominante no solo teologico sino tambien laico idealiza el ascetismo y el celibato como la conducta mas prestigiosa socialmente. 21 En el primer apartado del Capitulo III analizamos el motivo de la busqueda, fundamental en la novela caballeresca. Este motivo se suma a la conquista de la mujer, la cual se convierte en un valor absoluto, capaz de dar soluciones a todos los posibles problemas existenciales del hombre. El amor hacia la mujer marca la vida del heroe, y mediante este amor el logra conseguir el ideal de la perfection humana, por lo cual es galardonado por parte de la dama con el reino que ella hereda de su padre. La novela caballeresca viene a ser asi una especie de Bildungsroman en la que se presenta la maduraci6n del heroe hasta su integracidn a la vez social y sexual. En el siguiente apartado continuamos con el analisis del motivo de la busqueda vinculado a la capa de los jovenes que ven en la mujer la posibilidad de independizarse economicamente de su senor feudal y establecerse en la sot iedad, lo cual, bajo el impacto de las nuevas relaciones de production se percibe como exito del individuo. Partimos del concepto de raz6n instrumental de Max Horheimer y Theodor Adorno (Dialectic of Enlightenment) para esbozar el perfil del hombre y de la mujer, y como el uno para el otro se constituyen como fetiches. El exito del individuo lo leemos como la legitimation ideologica de la sot iedad que ya funciona sobre la base de principios burgueses, con lo cual se petrifica el status quo, es detir se sugiere que la sotiedad es capaz de mejorar sin cambios radicales. En el Capitulo III nos detenemos tambien en el concepto de literariedad (Bajtin, Dialogic) para presentar como la sotiedad aristocratica elabora un lenguaje respetable, el cual llega a ser el unico apropiado para tratar el tema del amor. Esta lengua respetable, que viene a formar el discurso sexual dominante, esta destinada a marcar la distancia entre mujer y hombre. En el ultimo apartado de este capitulo analizamos la alteridad de la mujer a partir de The Second Sex de Simone de Beauvoir, quien estudia la construction del genera femenino e interpreta la fundamental otredad de la mujer con respecto al sujeto masculino como producto sociohistdrico. Tambien tomamos prestada de Speculum of the Other Woman, de Luce Irigaray, la idea de la que la representation de la mujer en nuestra civilizacidn es una construccidn de la imagination masculina, idea que, al igual que la teoria de Beauvoir, ha sido una especie de guia a lo largo de nuestro estudio. El Capitulo IV versa sobre los demas efectos del proceso de civilization en la relacidn entre los sexos y, a traves de ello, en el tema del amor de nuestras novelas. En la 22 cuspide de la sociedad bajomedieval la mujer era objeto de rivalidad entre los hombres que pertenecian a diferentes estratos de la nobleza (la alta nobleza y la amplia capa de caballeros) y diferentes clases (nobleza y burguesia). El frivolo juego de amor cortes entre mujeres y hombres de esa epoca era en realidad una feroz lucha de clases. El capitulo Io abrimos analizando el amor cortes con la ayuda de Distinction. A Social Critique of Taste, de Pierre Bourdieu. El amor cortes en la sociedad bajomedieval adquirio valor de prestigio social y asi funcionaba como principio de estratificacidn. A l mismo tiempo, este agradable juego de amor invitaba al consentimiento, y como la formulaci6n del sentimiento amoroso construida por la aristocracia se hizo valida para sus allegados burgueses, ellos defraudan su papel revolucionario. La sexualidad del ser humano en la cultura cortesana, a diferencia de la cultura popular (Bajtin, Cultura popular), pierde definitivamente su potencial emancipatorio. En el siguiente apartado, en contrapunto con La Celestina, nos centramos en el cuerpo que viene a ser invertido con un unico significado: marcador de distincibn social. El proceso de civilization que ejerce una constante presion sobre el cuerpo humano mediante procedimientos corporales y mentales con el objetivo de instruir principalmente al hombre en una perfecta armonia entre sus emociones y su raz6n acaba por negarle toda vitalidad a su cuerpo. La representation del amor tal como se da en el Amadis, el Siervo y la Carce/ revela la conciencia agudizada que tienen los amantes de su alienation, pues ante las reglas de decoro el ser humano se ve enajenado de su corporalidad y adopta frente a su sexualidad una actitud de verguenza y timidez. Ademas, la alienaci6n en nuestras obras adopta la embellecida forma de salvajismo y de enfermedad mental. En el penultimo apartado nos centramos en la purga sexual que creemos haber percibido en el Amadis. Nos detenemos en seguir este proceso en la sociedad bajomedieval espafiola por una parte, y por la otra en el papel que han desempenado en este proceso los intelectuales, y por tanto los escritores de nuestras novelas. El Capitulo IV Io cerramos con el apartado sobre el tema de honor del la mujer, tema que sera de gran transcendencia en el teatro espanol de los Siglos de Oro. Rastreamos la genesis del concepto del honor de la mujer desde literatura mariana, primera propagadora del culto a la virginidad, y analizamos como se manifiesta este concepto en el Amadis, el Siervo y la Carce/. 23 Capitulo I El nacimiento del Estado y la estructura social en la Baja Edad Media L a t i e r r a y l a c o n s t i t u t i o n d e l o s v i n c u l o s d e d e p e n d e n c i a Al estudiar la evolution social medieval de la Peninsula Iberica hay que tener presente que la conquista musulmana provoco el derrumbamiento de la monarquia visigoda y con ello la desaparicion de toda autoridad gubernativa. En la anarquia que imperaba en las sociedades hispanocristianas de los primeros siglos de la Alta Edad Media prevalecia una situation de inseguridad condicionada por la constante amenaza de las guerras y devastationes hispanomusulmanas, las disputas nobiliarias y las guerras civiles. La falta de un poder centralizado y la consecuente arbitrariedad judicial, abusos de poder y completo desorden politico empujaron a la poblacion a buscar el patrocinio de un poderoso que los protegiera y defendiera. Se constituye as i el eje de la sotiedad medieval: la dependencia personal. Por otra parte, debido al predominio de la economia natural, la posesion de la tierra y su distribution constituian uno de los fundamentos principales de la sotiedad. La tierra era la fuente exclusiva de riqueza economica y en tomo a ella se establecieron los vinculos personates de dependencia que determinaban la condition juridica de los individuos, la estratificacidn social y la organization politica. Siendo la tierra el principal bien con valor de cambio, "the formation of a tightly centralized bureaucracy and a stable apparatus of government working primarily with peaceful m e a n s . . . was scarcely possible" (Elias, Civilizing 283), ya que cada dominio territorial era autosufitiente, pues producia todo lo necesario para sus habitantes. Por otra parte, la division del trabajo estaba muy poco desarrollada y el cambio de productos a larga distancia no era posible debido a que los caminos eran escasos y peligrosos. En consecuencia, habia muy poca dependencia entre la multitud de senorios existentes. "Only when this interdependence grows considerably"— indica Elias—"can relatively stable central institutions for a number of larger areas be formed. Before this the social structure simply offers no basis for them" (Civilizing 284). 24 El Imperium leones Despues de la conquista se produjo una division en dos Espanas: una musulmana y la otra cristiana, desplazada en las montanas Cantabricas y el Pirineo. Entre los hispanocristianos de los primeros siglos altomedievales, al igual que en el resto del Occidente europeo en la epoca de las grandes migraciones, "political and military functions have not yet been differentiated from economic o n e s . . . . Military action, and political and economic striving, are largely identical, and the urge to increase wealth in the form of land comes to the same thing as extending territorial sovereignty and increasing military power" (Elias, Civilizing 296). El grupo de guerreros profesionales pronto gana supremacia social ante la poblacion rural. Ni los unos ni los otros, sin embargo, no concebian las tierras que habitaban como una entidad politica, sino como fuente que les aseguraba las condiciones de existencia y una minima seguridad. El principio basico que implicaba mayor poder militar y politico cuanto mas grande el territorio conduce a que "[t]he richest man in particular a r e a . . . " sea "at once army leader and ruler" (Elias, Civilizing 296). Gracias a la herencia gotica, particularmente en el reino asturleones y luego castellanoleones, se conservo el principio del poder publico encarnado en la autoridad real, que, despues de la conquista musulmana, se identifica con su rol de caudillo militar. Este rol se sumo al ideal medieval llamado la honra del reino que implicaba defender y expandir su territorio y que entre los hispanocristianos se sublimo en forma de Reconquista. Segun indica Jose Manuel Perez-Prendes Munoz de Arraco, el rey ostenta el sehorio natural que le permite "tener sometidos a el, por medio del 'debdo de naturaleza' a las gentes que son 'naturales' del reino, las cuales vienen obligadas al rey consejo, dinero y trabajo (deber de consejo y ayuda) para que pueda gobernarles" ("Derecho y poder" 54). Este deber incluia la obligation de acudir a la hueste o fonsado, es decir prestaiie al rey servicios militares fortaleciendo asi la autoridad suprema del monarca en los constantes esfuerzos de veneer al enemigo comun. Y el maximo benefitiario de la Reconquista era el mismo monarca quien, a partir de Alfonso III, disponia del territorio del reino, e incluso de las tierras yermas y despobladas, como de su propio patrimonio hereditario. Ademas, las monarquias hispanocristianas, al igual que las demas monarquias eurooccidentales, eran teocraticas. La "formula 'rey por la gratia de Dios'—adoptada en Occidente desde el siglo VIII— manifestaba continuamente en la documentation emanada de las canicllerias reales medievales el desarrollo de un regimen teocratico, planteado teoricamente de modo 25 perfecto en la imagen recogida en el Cddigo de las Siete Partidas, que presenta la figura del monarca como 'vicario de Dios en la tierra'" (Perez-Bustamante Gonzalez, "La administration" 105). Esta doctrina sobre el origen divino de la potestad regia sirvio para reforzar aun mas la autoridad y el poder del monarca. Como poseedor de territorios mas vastos que tiene a su servicio todos los efectivos militares del reino para organizar y encabezar la lucha contra el enemigo, el monarca supera en poder a cualquier magnate. Y precisamente de este rol de caudillo militar y de sus victorias sobre el enemigo procede, en el periodo altomedieval, la legitimation de la realeza que hace posible mantener a sus vasallos en su orbita. En la Baja Edad Media este mismo papel suyo servira de base para aumentar el poder centralizador de la monarquia, preparando el camino de su evolution en autoritaria, y luego absolutista. Las informaciones sobre Asturias como primer nucleo de resistencia al poder musulman, que provienen de la Cronica de Alfonso III y de las cronicas arabes, son escasas y obscuras. Ambas fuentes, sin embargo, dan noticia sobre un personaje, Pelayo, al parecer noble godo y espatario o miembro de la guardia del rey Rodrigo, quien reune en torno suyo a los fugitivos aristocratas godos. Al derrotar a los conquistadores musulmanes en Covadonga en 722, Pelayo gana gran prestigio. Este enfrentamiento entre los musulmanes y los cristianos resurrectos al que las cronicas musulmanas no dan mayor importancia, para los refugiados "represento la consolidation de un reducto de resistencia que admite la primacia de Pelayo y que, al abrigo de las circunstancias de los anos siguientes y las dificuttades por las que atraviesa el Islam espanol, se va consolidando" (Diaz Martin, "Constituti6n" 11). En el Nordeste de la Peninsula, la intervention franca crea la Marca Hispanica y varios senorios pirenaicos independientes, uno de los cuales se erige en el reino de Pamplona, el cual alcanzara su auge en tiempos de Sancho el Mayor. Diplomatic*) habil, el monarca navarro extiende con facilidad su influencia en Leon durante la minoria de Bermudo III, se apodera del condado de Castilla despues del asesinato del conde Garcia e interviene en la politica de Cataluna como su protector. No obstante, su "clara aspiration hegemdnica. . . d ic tada. . . por el deseo de colocar bajo su cetro a todos los principes peninsulares" (Suarez Fernandez, Historia 113) se desvanecio con su muerte. Mientras tanto, en Asturias los sucesores de Pelayo extienden sus dominios y se legitiman como herederos de la monarquia visigoda. Al asumir el objetivo de restaurar su antiguo reino, dan el comienzo a la Reconquista, empresa que dominara toda la vida medieval 26 hispanica. Ordono I fue el primero en no satisfacerse solo con los botines de los saqueos de tierras musulmanas, sino que organiza su repoblacion. Esta "consciente politica expans iva . . . traducida en progresion territorial, tendra como consecuencia la propia desaparicion de la Monarquia asturiana y la constitution del reino leones" (Ayala Martinez, "El apogeo" 81). En adelante, la labor de repoblacion se convierte en una de las principales aspiraciones de los soberanos hispanocristianos, pues con una poblacion entre guerrera y campesina que colonizaba los territorios ganados, conseguian dos objetivos: el militar, asegurando las fronteras y el territorio ganado, y economico, la revitalization de las tierras y con ello la prosperidad para todo el reino y por consiguiente el incremento de ingresos de la Hacienda real. El ideal neogotico de reconquistar la antigua Hispania fomentado por la idea mozarabe de la "perdida de Espana" ya desde tiempos de Alfonso I, fue la idea directriz que oriento a los monarcas asturleoneses hacia una idea centralista y unificadora. Para esto recurren a la formula del imperium que recibe su maxima expresion politica con Alfonso VI, quien se titula Ego Adefonsus imperator totius Hispaniae. Su nieto, Alfonso VII, continua con la ambition de su abuelo de reconstruir la unidad espanola y a tal fin se corona solemnemente como emperador, "honor al que el monarca a c c e d i a . . . por la obediencia que le prestaban el rey Garcia de Navarra, el rey Zafadola de los sarracenos, el conde Ram6n Berenguer IV de Barcelona, el conde Alfonso de Tolosa y otros condes de Gascuna y el sur de Francia" (Recuero Astray, "El imperio" 467). A fin de consolidar sus aspiraciones a la hegemonia politica y su papel rector en la Reconquista, la monarquia leonesa, bajo la influencia de los clerigos mozarabes, ideo su empresa militar como una oposition de la fe cristiana a la del Islam espanol. Nace asi "la idea de que entre cristianos y musulmanes la unica relation posible era la guerra y tambien de que dicha guerra no tenia otra meta que la expulsidn definitiva de los moros" (Suarez Fernandez, "Un proyecto fallido" xxi). Ganando con esto mayor trascendencia, en adelante la Reconquista de todos los hispanocristianos se realizara con el trasfondo de contraposition irreconciliable de estas dos concepciones religiosas. A partir del siglo XII, con la intervention de las ordenes militares, adquirira un espiritu de cruzada perpetua. 27 El vasallaje Con la destruction de la antigua Hispania desaparecieron tambien los grandes dominios de la nobleza poderosa, la cual, al refugiarse en el Norte y fundar el reino astur, se vio aun mas reducida, de modo que solo unos cuantos aristocratas poseian propiedades territoriales de mayor extension. Al empezar los reyes astures junto con sus magnates la Reconquista, empresa a la que pronto se les uniran los demas soberanos cristianos, favorecieron que la organizaci6n de la vida civil de la mayor parte de la poblacion hispanocristiana se modelara en funcion de la misma. A saber, la colonization de los territories ganados al al-Andalus se realizaba mediante la libre ocupaci6n, determinando asi que la distribution de los campos casi despoblados se hiciera mayormente entre los pequefios y medianos propietarios que no dependian de ningun senor. El estado permanente de guerra fortalecia la autoridad real a la vez que minaba el poder de la nobleza, que se vio imposibilitada para sustrtuirla y forzar a los campesinos libres a someterse a su patrocinio. Unicamente en los condados catalanes, que formaban parte del imperio carolingio, se constituyo una rigurosa jerarquia feudal fundamentada sobre la encomendacion personal y territorial. El que la sociedad se haya organizado sobre la base de distribution de tierras entre una gran parte de poblacion libre—fenomeno especificamente hispanico—y de una monarquia poderosa, repercutira en el orden politico de la mayor parte de la Espafia cristiana que no evoluciona hacia el pleno feudalismo.1 Esto no quiere decir, sin embargo, que su sistema politico, social y economico no se estructura de acuerdo con principios feudales cuyo origen se remonta al periodo visigodo, y que durante los reinados de Sancho III y Alfonso VI sera matizado por ei feudalismo trances.2 1 Sobre las diferencias y/o similitudes entre el regimen feudal y el regimen senorial asi como las diferentes opiniones al respecto, pueden consultarse Jose Manuel Perez-Prendes Munoz de Arraco, "Derecho y poder," Historia general de Espafia y America. La Espafia de los cinco renios (1085-1369), vol. 4, dir. Luis Suarez Fernandez, Demetrio Ramos Perez, Jose Luis Cornelias y Jose Andres-Gallego (Madrid: Rialp, 1991) 55-66. Vease tambien Manuel Riu Riu, "Sociedad y economia," Historia general de Espafia y America. La Espafia de los cinco renios (1085-1369), vol. 4, 138-39; Jaime Vicens Vives, "El feudalismo. Generalidades," Historia social y econdmica de Espafia y America. Colonizaciones, feudalismo, America primrtiva, vol. 1 (Barcelona: Teide, 1957) 210-52 y Vicente Angel Alvarez Palenzuela, "Las instituciones de los reinos cristianos hispanos (711- 1085). El Estado. La Monarquia," Historia general de Espafia y America. El fallido intento de un Estado hispanico musulm&n (711-1085), vol. 3, 349-57. 2 Sobre la influencia del feudalismo trances vease Manuel Recuero Astray, "Ruina del califato y expansion de los reinos cristianos (1002-1085)," Historia general de Espafia y America. El fallido intento de un Estado hispinico musulmin (711-1085), vol. 3, 236, 238, 286 y 293; Hilda Grassotti, "Autolimitaciones del poder real en Leon y Castilla desde las primeras leyes territoriales de 1020 a la Carta Magna leonesa de 1188," Historia general de Espafia y America. El fallido intento de un Estado hispinico musulmin (711-1085), vol. 3, 366-67 y Perez- Prendes Mufioz de Arraco 73. 28 El proceso de concentration de territorios con el avance de la Reconquista y por medio de heredades condujo a que los dominios reales no fueran unidades compactas, sino compuestos de campos en regiones a veces muy distantes, y su pertenencia juridica a un s6lo titular, el monarca, era su unica forma de union. Su gobernacion se hizo mas compleja y requeria mas gentes. Para ello los primeros reyes astures, siguiendo la tradition visigoda, se apoyan en unos cuantos magnates seglares y eclesiasticos que formaban su Palatium, mientras que en Pamplona se introduce una serie de cargos que integran la Curia regia, denomination que a partir del siglo XI pasa a todas las monarquias peninsulares cristianas.3 Subsiste asi en las sociedades hispanocristianas, como herencia de la Espana visigoda, la institution feudal del vinculo privado de dependencia entre los hombres, es decir de vasallaje, asi como el concepto de pago en tierras por los servicios ofretidos.Y la misma empresa de la Reconquista, asi como las guerras mutuas entre los soberanos hispanocristianos y la consiguiente necesidad de disponer constantemente de ayuda militar, la fortalecen aun mas. Se establece ahora el vasallaje como un pacto de protection militar, amistad y servicio entre dos hombres libres—el rey y su servidor—en la que el vasallo le juraba fidelidad, comprometiendose a servifle, mas que nada en la guerra. La ceremonia del homenaje servia de confirmation de este acuerdo entre dos guerreros y segun se senala en el Fuero Viejo de Castilla, consistia en que el vasallo ponia sus manos entre las de su future senor y lo besaba; luego le juraba obediencia poniendo una mano sobre los Evangelios (Vives, "El feudalismo" 216). Este pacto, sin embargo, no iba en detrimento de la condition de libertad del vasallo, solo lo obligaba a guardarie fidelidad al senor y cumplir sus requerimientos militares a cambio de una recompensa en tierras o en forma de cargos administrativos. Asi, en el reino asturleones, y luego castellanoleones, los magnates sirven al rey en cuanto son sus fideles que pueden tener el titulo de potestates, imperantes, iudices, principes o comites, en Aragon y Navarra sus barones, y en los condados catalanes sus feudatarios, por lo cual el rey les concede en Leon el gobierno temporal de un distrito del reino o tierras en beneficio hereditario o temporal, honores en Aragon y Navarra, o feudos en Cataluna. 3 Sobre la composition y el funcionamiento del Palatium veanse Luis Suarez Fernandez, Historia de Espafta. Edad Media, (Madrid: Gredos, 1978) 152-53 y Vicente Angel Alvarez Palenzuela, "Administration central: 'Palatium regis'," Historia general de Espafta y America. El fallido intento de un Estado hispanico musulm&n (711-1085), vol. 3, 377-80. 29 La importancia de la actividad militar en la epoca altomedieval distinguio a los guerreros del resto de la poblacion agraria y los convirtio en capa dirigente. No obstante, en este estamento nobiliario no habia homogeneidad. La superioridad social inherente a la posesion de un dominio vasto y al servicio del rey en el gobiemo o el parentesco con el, marcaron dentro de este estamento una categoria superior integrada por los llamados en Castilla y en el reino de Aragon nobles o ricoshombres y luego grandes, y en Cataluna richs homens. Por debajo de estos magnates existe la aristocracia de segunda categoria que funda sus privilegios en el linaje antiguo y que constituye la baja nobleza. Como la caballeria se habia convertido en la fundamental forma de guerrear, los propietarios de grandes dominios se esforzaban en atraer a hombres que podian prestarles estos servicios, promoviendo asi su reclutamiento regular. Esta forma de prestation de servicios militares implied una nueva forma de configuration social, pues los guerreros profesionales—milites, o caballeros, como se les llamara en lengua vulgar,—que podian conseguirse el caballo y disponian del tiempo para adiestrarse en el com bate llegan a equipararse en privilegios a la pequena nobleza. En base a su profesion militar iran adquiriendo poco a poco una conciencia de clase que se establecera como definitiva con la orden de caballeria, una hermandad de hombres libres armados inspirada en el ideal a la vez militar y religioso. Los caballeros formaban parte de la militia o mesnada domestica del rey o de un magnate seglar o eclesiastico y estaban obligados "en tanto que sus vasallos, a defender sus tierras, combatir con el, cabalgar a tierras de moros y ejercer la vigilancia en las avanzadas fuera de los burgos, castillos y ciudades" (Suarez Fernandez, Historia 137). Es as i que el sistema de vasallaje se generaliza, ocupando el rex o princeps la cuspide de la sociedad rodeado de sus servidores. Y estos magnates seglares, como condes y barones, o eclesiasticos, como obispos y abades, tenian a la vez sus propios vasallos a quienes concedian tierras de sus dominios en beneficio u honor a cambio de su fidelidad y servicios de armas. La necesidad de obtener los servicios de armas a cambio de tierras y el consiguiente desarrollo de los vinculos de vasallaje condujeron a una cierta feudalizacidn de los reinos hispanocristianos, ya que todo el territorio de un reino queda dividido en senorios que pueden ser reales, laicos o eclesiasticos. Mas importante aun, para Io que a nosotros nos interesa, es que en el sistema de vasallaje llego a integrar toda la constitution 30 social medieval, jerarquizada sobre la base de la dependencia que ligan personalmente a unos hombres con otros. La Espana de los cinco reinos Los cargos en la administration regia y sus correspondientes titulos en un principio eran temporales o vitalicios y los magnates los debian al favor del rey. No obstante, ya en el siglo X se manifiestan las ambiciones particularistas de los fideles regios, que tienden a convertir sus puestos en hereditarios, especialmente el de comes (conde). El vasallo que obtenia del rey un distrito que gobernar practicamente lo dominaba, pues como su deber era recaudar los tributes, administrar la justicia y mantener una mesnada domestica, el ejercia todas las facultades soberanas. Pese al prestigio del monarca, la nobleza guerrera lo trataba como primum inter pares, y ya que su dependencia se basaba solo en la fidelidad y el amor, sus vasallos presentaban un peligro constante para el, particularmente en tiempos de paz. "At the first opportunity, therefore,"—indica El ias—"as soon as the central power showed the slightest sign of weakness, the local ruler or his descendants sought to demonstrate their right and ability to rule the district entrusted to them, and their independence of the central authority" {Civilizing 276). De esta forma en la Peninsula Iberica se pone en proceso la descentralizacion del poder real, es decir los distritos administrativos o condados se convierten de forma de pago por los servicios prestados en patrimonio hereditario independiente del vasallo, y los cargos publicos y sus respectivos titulos se vinculan exclusivamente a su familia. Este fue el caso de Castilla que se iba afirmando como una fuerza politica y se oponia cada vez con mayor impetu al centralismo imperialista de Leon. La serie de hostilidades de los condes castellanos culmina con la rebeldia abierta de Fernan Gonzalez, quien aprovecha la decadencia del prestigio politico y militar de la monarquia leonesa, sumida en luchas dinasticas despues de la muerte de Ramiro II. Para llevar a cabo su politica independista, este magnate castellano unifica los varios distritos en un gran condado y lo convierte en "un senorio patrimonial vinculado hereditariamente a su linaje, que es la premisa sobre la que descansa una independencia de hecho respecto a Leon" (Gonzalez Minguez, "Consolidation del reino de Leon" 159). Sus hazafias seran cantadas 31 en leyendas populares recogidas luego en el Poema de Fem&n Gonzalez, que Io glorifica como el heroe de la primera Castilla. Este proceso de descentralizacion se observa tambien en Portugal, Aragon y Catalufia. Por costumbre feudal Alfonso VI cede el territorium portucalense como donation a Enrique de Borgona, esposo de su hija bastarda Teresa. Quedaba el territorium sometido a la supremacia leonesa por el vasallaje que Enrique Ie debia a Alfonso VI. No obstante, ya una generation mas tarde, Alfonso Henriquez vigoriza su autoridad en las guerras contra el Califato y, como muestra de su ambition descentralizadora, empieza a titularse rey, dando origen a una nueva comunidad politica independiente de la tradition imperial de Leon. Aragon y los condados de Catalufia, que originariamente formaban parte del imperio carolingio, se feudalizan, y su relation vasallatica con los sucesores de Carlomagno pierde toda eficacia politica. Aragdn, que pas6 a la orbita del reino de Pamplona, fue confiado como donation por parte de Sancho III a su hijo bastardo Ramiro, quien se encarga de "asentar las bases territoriales e institucionales que pemnitieran a sus sucesores, y a el mismo, ocupar un trono" (Recuero Astray, "Ruina del califato" 262) y de hacerto as i una entidad politicamente diferenciada. Los condes catalanes, por su parte, empujan sus ambiciones independistas, y de meros administradores imperiales se convierten en soberanos de sus estados feudales. Pronto, el conde de Barcelona, Ramon Berenguer I, afirma su hegemonia sobre los demas, y en 1137 el condado se une con el reino aragones mediante un lazo personal, el matrimonio de Petronila, hija de Ramiro el Monje, con Ramon de Berenguer IV, fundando asi la Corona de Aragon. La Corona de Arag6n aumentara en Io sucesivo su importancia politica, el reino de Portugal se hara cada vez mas independiente y Navarra se mantendra aparte, marcando decisivamente la disolucion de las aspiraciones imperiales leonesas. Castilla, reino desde Fernando I, Ie superara en las iniciativas militares hasta asumir la direction de la restauracion del domino cristiano en la Peninsula. A la pretension unftaria de los reyes de Leon la sucedera en la Baja Edad Media la epoca de descentralizacion denominada en la historiografia La Espafia de los Cinco Reinos que consistia en Leon, Castilla, Aragon-Cataluna, Navarra y Portugal, unidos todos por vinculos dinasticos, pero sin tener ninguno de ellos fuerzas suficientes para imponer su 32 hegemonia a los demas ni a la empresa de la Reconquista. La ultima coparticipacion de los reyes hispanocristianos en esta contienda se realizara bajo forma de cruzada junto con guerreros ultrapirenaicos en Las Navas de Tolosa en 1212, batalla que definitivamente consolida la superioridad de la Espafia cristiana sobre la musulmana. De esta contienda sale mas gananciosa la Corona de Castilla-Leon, que se unira definitivamente en 1230. La nobleza En los territorios hispanocristianos la configuration social y juridica de la propiedad fue condicionada y alternada con los avances de la Reconquista y las campafias de repoblacion en las que han sido incluidos todos los sectores de la sociedad. Aun asi , la primacia del valor militar, de suma importancia en todo el Occidente de la epoca, y en especial entre la poblacion hispana que vivia en permanente estado de guerra, aumento mas que nada el poder social y el papel politico del estamento guerrero. En Galicia ya desde su incorporation al reino asturleones predomino el regimen senorial en los grandes dominios repartidos entre la Iglesia y la aristocracia seglar al igual, que en Asturias, refugio de la nobleza y los prelados visigodos que se beneficiaron de los favores de la casa real. En cambio, en Leon y principalmente en Castilla durante los siglos IX y X , los territorios repoblados tendieron a repartirse por presura o toma de tierras sin dueno, produciendo un sinfin de pequenas propiedades de labradores libres. No obstante, a medida que se extendian los territorios a costa del Al-Andalus, empezaron a surgir en los reinos hispanocristianos grandes dominios ocupados libremente o concedidos por el rey a magnates seglares y eclesiasticos. Estos dominios de magnates se iran extendiendo aun mas al ir absorbiendo las pequenas propiedades familiares por medios violentos de los poderosos senores o mediante los matrimonios entre las grandes casas, o bien por donaciones que otorgaban los fieles a los monasterios e iglesias. As i formados, los grandes dominios eclesiasticos o seglares se generalizan en la Espana cristiana a partir del siglo XI. Aunque no desaparecieron por completo los pequenos propietarios libres que siempre caracterizaron mas que nada a Castilla, el numero de los encomendados en behetria a un sefior que elegian como protector aumento visiblemente. 4 Durante el siglo Xl l una nueva 4 En Io que se refiere a las criticas de la imagen creada por Claudio Sanchez Albomoz de "una Castilla igualitaria, libre y democratica," vease C6sar Gonzalez Minguez, "Consolidation del reino de Leon (929-978)," 33 institution comenzb a tomar parte en las campanas repobladoras: las ordenes militares. Sintiendose llamadas a combatir a los infieles, desempefiaran un papel de gran trascendencia en la historia medieval hispanica, pues al fundir la vida monacal con la practica del guerrero implementan una nueva modalidad de colonizacibn con sus encomiendas. Estos grandes senorios les fueron otorgados por los soberanos, llegando asi las ordenes de Santiago, de Calatrava y de Alcantara a estar entre los maximos terratenientes de la Peninsula. Por influencia feudal franca desde el siglo XI las inmunidades 5 en la Espana cristiana se hacen mas frecuentes y amplias, ocasionando que los grandes dominios sustraigan de la potestad regia el ejercicio de la justicia, la recaudacion de impuestos y la organization de mesnadas. Si bien no conducen a un regimen feudal propiamente dicho, pues "la soberania de la Corona estaba por cima de cualquier prerrogativa senorial" (Grassotti, "Autolimitaciones" 368), las inmunidades contribuyeron a que el poder de la nobleza como fuerza social y politica, ya muy importante por su engrandecimiento territorial, se vigorizara aun mas. El constante peligro de las tropas hispanomusulmanas llevo a los monarcas, ejemplo que seguiran los grandes senores, a estimular la colonization de los territorios conquistados con una mejora de la condition juridica y economica de los repobladores mediante exenciones llamadas fueros o franquicias, que en los siglos IX y X significaban 'privilegio' o 'libertad'. Este tipo de repoblacion origino las comunidades vecinales de gente libre que iran organizando sus concejos y se constituiran como autonomas. Como el derecho de propiedad de los magnates seglares y eclesiasticos se verified a expensas de la Corona, en los siglos Xll l y XIV los monarcas se serviran de los concejos municipales como auxiliares suyos en la labor de repoblaci6n a fin de frenar el latifundismo y con ello mantener las tierras pecheras que en caso de pasar a la aristocracia o la Iglesia no podian tributar. Historia general de Espafta y America. El fallido intento de un Estado hispanico musulman (711-1085), vol. 3, 160 y la correspondiente bibliografia en pags. 182-84. 5 Por inmunidad se entiende privilegio otogrado por el monarca para que el magnate en un senorio pueda encargase de mantener el orden publico, administrar la justicia, mandar tropas por pedido del rey y recaudar tributes. Veanse al respecto Riu Riu 139, Perez-Prendes Munoz de Arraco 61-63 y Suarez Fernandez, Historia 154. 34 Los grandes, de potencia territorial y economica comparable a veces a los de la misma Corona, apoyados en su monopolio de los mas altos cargos palatinos, se vuelven una fuerza politica pujante. Durante la Baja Edad Media, particularmente con ocasion de minorias regias o en situaciones de crisis de la Corona, se producen varios intentos de mermar el poderio regio por parte de la aristocracia laica, la cual, a partir de Alfonso X el Sabio, sera el mayor peligro para el concepto de la soberania real cuya doctrina precisamente el se habia empenado en definir. Mientras la nobleza catalana se dedicaba al comercio, en la Corona de Castilla, Navarra y en Aragon se enfrentaban en luchas violentas que conducian a una serie de guerras civiles. En estas luchas "between different territorial dominions one princely house . . . outgrows all the others. It thus assumes the function of supreme regulator for a larger unit; but it did not create this function. It appropriates it by virtue of the size of its possessions accumulated in the course of the struggles" (Elias, Civilizing 394; el subrayado es del autor). En Espana, estas contiendas fueron iniciadas con el motivo de someter el poder real a la gran aristocracia. No obstante, el conflicto de intereses de los magnates les imposibilitaba conseguir el objetivo comun de oponerse decididamente a la autoridad real, la cual ya habia cobrado tanta fuerza en teoria y ejercicio que la violencia no era capaz de anularla. Muestra de ello es la solemne ceremonia de destitution de Enrique IV, simbolizado en el muneco revestido con las insignias reales, que tuvo lugar en la nobleza, organizada en ligas o bandas, deseaba tener a la monarquia a su favor, pero cada una era lo suficientemente fuerte solo para impedir que la otra lo hiciera. Su propia rivalidad hace que al final tengan que resignarse a su position dependiente de la casa mas potente: la real. A la par con el esfuerzo de mantener su autoridad mediante la expansion de sus territorios, base de todos los recursos y simbolo de su potencia, los monarcas se empenaran en llevar a cabo una otra empresa de igual importancia: establecer su poder central en la red de sefiorios pertenecientes a los ricoshombres y a las instituciones eclesiasticas as i como en los municipios. 35 El dinero y la nueva estratificacion social El auge de la burguesia Segun destaca Elias, para entender el proceso de civilization es particularmente importante entender el proceso del desarrollo economico. A saber, el senorio formaba una unidad economica cerrada, casi limitada al consumo de su propia production, basada en la explotacion de la tierra. Esta economia natural, prevaleciente en los siglos altomedievales, "is a quite specific way in which people are bound together and dependent on each other" (Civilizing 284). Se trata de una sotiedad en la que el paso de productos de persona a persona se efectua directamente. A medida que la economia rural y agraria se transforma durante la Baja Edad Media en economia urbana-monetaria, basada en la industria y el trafico mercantil, se produce la prolongation de la "cadena" o paso de los productos del productor primario al consumidor final, pues mas personas se hacen intermediarios en su production y distribution. El dinero "is nothing other than an instrument which is needed and with which society provides itself when these chains grow longer, when work and distribution are differentiated..." (Civilizing 285). Aunque en la Alta Edad Media una rudimentaria circulation monetaria siempre se mantuvo en la Espana cristiana, la anarquia de los curios imposibilito su uso regularizado y la creation de estables reservas economicas de los reinos. En cambio, la nueva actividad comercial que a partir del siglo XI conduce al desarrollo del transporte y la conexion y comunicacibn frecuente entre varias regiones, y con ello mayor integration territorial, implica la necesidad de un medio de cambio que tiene el mismo valor en todo el reino. As i , la transformacidn de la economia natural en la monetaria es tan solo un aspecto del mismo proceso social de centralization del poder, pues en la misma forma en la que la autosuficiencia politica de los sefiorios corresponde a su autosuficiencia economica, la economia monetaria supone el cambio del sistema de gobierno de acuerdo a una mayor division de trabajo y una diferente interdependencia de personas. Mientras que al-Andalus en el siglo X desarrolla una brillante civilization que se manifiesta en sus artes y ciencias y unas formas de vida urbana refinadas, en la Espana cristiana predominaba la vida entre rural y guerrera en pequenos albergues junto a los castillos de defensa y en los grandes dominios sefioriales o monasticos. Muchas de las 36 antiguas civitates romanovisigodas, antafio centros de vida social y politica, fueron destruidas y en la epoca altomedieval se reducen a centros administrativos o militares, o bien a sedes episcopates. Esta situation empieza a variar visiblemente en el siglo XI, y el precursor de este profundo cambio se encuentra en los contactos mas estrechos de los reinos hispanocristianos con el mundo allende los Pirineos, el cual con las Cruzadas reabre la ruta comercial con el Oriente Medio. Por otra parte, el aumento de la poblacion y la mayor estabilidad social favorecen este renacimiento mercantil y el desarrollo de las ciudades, en particular las del camino de Santiago, proceso que ayud6 a la incorporacibn de las ciudades de origen musulman, como Toledo y Zaragoza. Santiago de Compostela, que obtiene fama international como la ciudad del apostol, pronto se convierte en uno de los centros comerciales principales del Occidente, papel que compartira con Barcelona, y luego Valencia y Sevilla. El florecimiento de la vida urbana actuara en adelante como un eficaz agente de desarrollo, ya que junto con la transformation de la vida economica inaugura la transformation de la cultura, las costumbres, la estratificacibn social y la misma organizacidn politica de la sociedad. Y el portador de esta transformation es una nueva clase: la burguesia. El siglo X l l , que se suele indicar como mero paso de la Alta a la Baja Edad Media, es el mas trascendental para el proceso de civilization eurooccidental, porque es entonces cuando se configuran dos nuevos tipos de integration social que conducen el aumento de la division del trabajo y la dependencia mutua de las personas: las cortes de los grandes senores, entre las que destaca la corte real por su autoridad, y las ciudades. "These two institutions"—senala Elias—"are very closely connected in their sociogenesis, however mistrustful and hostile their members may often have been towards one another" (Civilizing 321). Alentados ya de antiguo por los fueros, los labradores hispanocristianos van renovando o fundando nuevas ciudades y villas, y estos privilegios de libertad juridica pronto los destacan con respecto al resto de los miembros del tercer estamento. El hecho de que todo hombre que se acogia a las murallas de la ciudad se liberaba de la dependencia senorial atrajo a Io largo de la Baja Edad Media una significante migration de colonos y siervos a los centros urbanos, incrementando en gran escala su poblacion. A diferencia de la economia senorial, la production industrial de los menestrales estara dirigida a la venta con una finalidad: el lucro. Desconocido hasta entonces, este nuevo concepto de riqueza mobiliaria choca con el antiguo, basado en la posesion de la 37 tierra que en los siglos altomedievales habia sido unica fuente de poder economico y politico de la nobleza seglar y eclesiastica. La Iglesia condena como inmoral toda actividad usuaria y comercial, pero estas, aun estigmatizadas, nunca dejaran de practicarse. Unidos por la vecindad, muchas veces alrededor de una parroquia, e intereses economicos comunes, los habitantes de ciudades y villas acostumbraban organizar sus concejos. Como organos locales administrativos y juridicos, los concejos municipales adquieren plena autonomia con el reconocimiento de los poderes soberanos en los siglos XI y X l l . Los pequenos industr ia ls fueron incitados por moviles profesionales a transformar sus primitivas hermandades o cofradias religiosas en asociaciones de menestrales, germenes de los posteriores gremios que seran un poderoso instrumento de regulation de la production y de la competencia. Estas fonrnas de organization local ponen en marcha la emancipation de la burguesia hasta crear "entre sus miembros. . . mas estrechos vinculos de solidaridad vecinar y despertar "la conciencia de su ser y de su fuerza como clase social" (Font Rius, "La sociedad en Asturias, Leon y Castilla" 339). Esta conciencia suya de importante fuerza social se exteriorizara pronto en la esfera politica, de gran magnitud en la vida medieval. Ejemplo de ello son los violentos enfrentamientos entre los ciudadanos de Burgos, Palencia, Carrion, Lugo y Tuy y los senores de grandes dominios, de los que en el siglo Xl l aun dependian estas ciudades. Sus luchas tenian por objetivo "conseguir de sus senores mayores libertades, suprimir ciertas prestaciones o eliminar trabas que estiman onerosas, como ciertos monopolios" (Riu Riu, "Sociedad y economia"163). Entre estas frecuentes luchas destaca la revolution comunal de Santiago de Compostela cuyos habitantes, en su aspiration por la autonomia, se sublevaron contra el senorio del obispo Gelmirez y se apropiaron del gobiemo de la ciudad mas de un ano. La burguesia, aliada de la realeza Junto al poderio economico la burguesia adquiere un papel cada vez mas activo en la dinamica politica de la monarquia gracias al apoyo que la casa real busca en esta capa social a fin de fortalecer su poder y frenar las ambiciones politicas de los ricoshombres. La tension que surge entre la alta nobleza y la burguesia pudiente destaca nuevamente la importancia del monarca, quien en la constante lucha por el predominio politico se aliena cada vez mas de la alta aristocracia. Sin embargo, no se alia completamente con la 38 burguesia sino que varia sus favores ora hacia unos, ora hacia otros a fin de mantener el constante estado de tension y asi asegurar su propia posicidn de gobernador supremo, ya que both the rise and the absolute power of the central institution always depended on the continued existence of this tension between the nobility and the bourgeoisie. One of t h e . . . preconditions for the absolute monarchy. . . was that neither the estates nor any group within them should gain the upper hand. The representatives of the absolute central authority therefore had to be constantly on the alert to ensure that this unstable equilibrium was maintained within their territory. (Elias, Civilizing 272) Son dos las formas en las que el rey promueve los intereses de la burguesia que estan en correlation con sus propios intereses. Primero, fomenta su progreso economico a fin de poder cobrarle tributes, y segundo, introduce a los miembros de la burguesia como oficiales en su corte a expensas de la alta nobleza que por tradition solia ocupar estos puestos. La Hacienda de los primeros reinos y condados hispanocristianos era rudimentaria y procedia de los dominios del monarca y de su participation en el botin de los saqueos de tierras ajenas. Partes de la Hacienda regia, la cual no se distinguia del patrimonio privado del rey, eran sustraidos como pago a los servidores de la realeza o en favor de monasterios o iglesias. Puesto que la nobleza estaba exenta de tributes, la contribution a la Hacienda, mayormente el diezmo que se pagaba en especie, se limitaba a la poblacion libre no sometida al poder senorial. Con el renacimiento de las ciudades se inicia la costumbre de que los monarcas exijan a sus subditos el pago de un tribute exceptional, por lo comun para alguna campana militar. Como la monarquia va legitimando su autoridad con la extension de sus territories, esta costumbre de contribuir esporadicamente en beneficio de la comunidad se establece en los siglos XII y Xl l l como tributacion regularizada. A medida que se desarrolla el mercado y paulatinamente aumenta la circulation de dinero, la acunacidn de la moneda pasa a ser derecho exclusivo del soberano. La politica castellano-leonesa de repoblacion alentaba ya desde antano la fundacion y crecimiento de ciudades con los fueros. Para estimular la economia de estos centres urbanos la monarquia extiende la paz de mercado o sea "la seguridad de mercaderes y 39 mercaderias, tanto en el mercado propiamente dicho como en sus viajes" de lo cual "se deriva el cobro de porcentajes sobre las transacciones comerciales realizadas" (Alvarez Palenzuela, "Hacienda" 389), asi como el cobro de multas por las posibles perturbaciones de esta garantia regia. Ante la misma perspectiva de aumentar su Hacienda con la tributacion de los municipios, los reyes de Navarra y de Aragon se esfuerzan en otorgar la paz de rey a los peregrinos a Santiago y favorecer a los barrios de francos o burgos con los fueros, haciendo posible asi que el camino francos se convirtiera en una de las mas prosperas vias comerciales del medioevo. El proposito de las cofradias de regular la actividad economica fue vista al principio con desconfianza por la monarquia porque interferia con sus poderes, pero su rol en la prosperidad de las ciudades y la constante necesidad de los monarcas de adelantar fondos para sus guerras y otros gastos publicos les brindd el reconocimiento y aun obtencion de privilegios de las autoridades regias. El fortalecimiento de la monarquia Las enormes ganancias territoriales que obtienen los cristianos despues de Las Navas de Tolosa que, junto con el aumento de la poblacion se convierten en fuentes de prosperidad economica, elevan a la Corona de Castilla-Le6n y de Arag6n-Cataluna en principales potencias politicas hispanocristianas. A la vez que detienen las intenciones de disgregacion de su poder por el principio feudal, ambas muy pronto proyectan sus ambiciones expansionistas fuera de la Peninsula. Durante la Baja Edad Media la Corona de Arag6n, sobre todo Catalufta, en dura competencia con provenzales, genoveses y napolitanos, se destaca en el comercio mediterraneo que controla desde sus centres en Sicilia, Cerdefta, Napoles y los ducados de Atenas y Neopatria. Aunque Alfonso X el Sabio fracaso en la pugna por la corona del Sacro Imperio Romano Germanico a consecuencia de la crisis politica en el pais, su padre, Fernando III, habia legado un reino fuertemente unificado en sus insfrtuciones. Con las dos terceras partes del territorio peninsular y el auge de la industria y la exportation lanera, Castilla se aseguraba un predominio absoluto. No obstante, nada indica aun que hubiera habido un proyecto de concentration del poder en una sola corona a pesar de las alianzas dinasticas entre todos los reyes hispanocristianos. Como la legislation mercantil era privativa de la realeza, la Corona castellana adquiri6 una fuente permanente de ingresos en los tributos de mercados y mercancias. En 40 la Corona de Aragon eran las Cortes las que se ocupaban de la estipulacion de los tributes. Sin embargo, su objetivo era recaudarlos y hacerlos efectivos para el fisco regio. A Io largo de la Baja Edad Media en ambas Coronas, as i como en Navarra, se hace evidente que los monarcas dan cada vez mas importancia a los fines economicos, fomentando y reglamentando la industria y el comercio con una politica proteccionista. Ejemplo ilustrativo de ello es que por "la pragmatica de 1453 concedida a requerimiento de los comerciantes de Barcelona" Alfonso V "se comprometio a firmar la paz con el sultan de Egipto" (Sobreques Vidal, "La epoca" 340). Aquellos cuyos ingresos aumentaron con estas nuevas oportunidades mercantiles se vieron muy favorecidos. Estos fueron la alta burguesia, pero mas que nada el rey, porque "the taxation apparatus gave him a share of the increasing wealth; a part of all the earnings in his area of rule came to him, and his income consequently increased to an extraordinary degree with the growing circulation of money" (Elias, Civilizing 270). El monarca usa este dinero para sus propias necesidades, para mantener su aparato administrativo o para premiar a sus magnates favorites. Por ello, el desarrollo industrial y mercantil, con la consiguiente afluencia de dinero en la Hacienda, conduce al fortalecimiento de la monarquia.Tanto el clero como la burguesia pudiente, pero en particular la nobleza, intentan limitar el poder de la monarquia. No obstante, la diferencia de sus intereses socava su oposicion. Por otra parte, todos comparten un objetivo: combatir al enemigo comun, la mayoria de las veces los hispanomusulmanes, contienda para la que unicamente el rey puede reunir los recursos y efectivos militares necesarios. As i , la Reconquista se establece en directa funcion de la dependencia de la nobleza del monarca como caudillo militar y como cabeza del sistema de gobernacion. La centralization del sistema tributario viene a ser asi "one of the preconditions on the basis of which the institution of kingship gradually gained its absolu te . . . character" (Elias, Civilizing 270). Ademas, "[a]s the financial opportunities open to the [institution of kingship] grew, so did its military potential. The man who had at his disposal the taxes of an entire country was in a position to hire more warriors than any other; by the same token he grew less dependent on the war services which the feudal vassal was obliged to render in exchange for the land with which he was invested" (Elias, Civilizing 270). En Castilla, por ejemplo, existio una fuerza militar no noble, la llamada caballeria villana, integrada por los habitantes de las villas y ciudades que tenian suficiente riqueza para pagar caballo y armas. Los reyes fomentaban esta caballeria, premiandola con exencion de tributes y no con tierras a costa de la 41 soberania real, porque la necesitaban para sus fines de guerra y para hacer frente a la nobleza levantisca. Alfonso XI incluso "hace extensiva la obligacion de mantener caballo y poseer las armas correspondientes a quienes poseen determinados bienes de fortuna" (Riu Riu, "Sot iedad y economia" 150). Hacia el absolutismo El mismo tamano de los dominios regios conduce a la mayor division del trabajo. A saber, las tierras que la monarquia ha ido conquistando, heredando u obteniendo a traves de matrimonios se hace tan extenso que requeria un sistema centralizado para su administration. Ademas, el capitalismo naciente producido con el renacimiento de las ciudades y la revolution mercantil del siglo XII condicionan que este sistema de administration se vuelva tan complejo que exija la separacidn y especializacion de cargos y una multitud de funcionarios. Mientras la sot iedad de hombres libres consistia en la nobleza guerrera y eclesiastica, los cargos y funciones de gobierno se llenaban de las filas de estos dos estamentos. La casa real encuentra gran apoyo en el clero por ser sus miembros los unicos dedicados al cultivo de las letras y por tener gran experiencia en la organization de sus extensos patrimonios. Pero a diferentia de los clerigos que llegan a ser sirvientes leales y defensores de los intereses reales, "the feudal lords, even at court and within the royal administration, are often enough rival of the king, more concerned with developing their own power positions than with consolidating his" (Elias, Civilizing 408). Alfonso IX comenzaba su reinado en un Leon perturbado por las disputas nobiliarias con los consecuentes quebrantamientos del orden publico, y en apuros econ6micos para la guerra contra los alhmohades, castellanos y Portugueses. A fin de afirmar su autoridad y establecer nuevos impuestos a las ciudades y villas, convoca una Curia regia, pero introduce una gran novedad al invitar a participar en ella a los representantes de los concejos municipales. Esta costumbre que transforma la asamblea suprema del reino en una nueva institution—las Cortes—se generaliza en los siguientes siglos en Castilla, Aragon-Cataluna y Navarra. La intervention de los representantes de ciudades en la antigua Curia regia al lado de nobles seglares y eclesiasticos es, desde luego, un acontecimiento de enorme trascendencia, pero no porque viene a ser la expresion de la 42 fuerza social de la burguesia, la cual con ello sienta las bases a la limitation del poderio real, como se ha querido interpretar este hecho. 6 Tomando en cuenta que la monarquia acaba por ser autoritaria con los Reyes Catolicos, es decir absolutista en la epoca de los Habsburgo, nos parece mas acertado seguir a Elias quien senala la entrada de la burguesia en la administration regia como el momento decisivo en la evolution del absolutismo. 7 E s cierto que el objetivo de dicha convocatoria de la Curia por parte de Alfonso IX era recaudar nuevos tributes para sus guerras, y que en Io sucesivo la funcion principal de las Cortes en todos los reinos hispanocristianos era la votacion de impuestos y contribuciones que pedia el rey para sus gastos de guerra y otros. Pero es indudable tambien que los concejos municipales habian adquirido gran importancia social y politica y que el monarca buscaba en ellos un apoyo frente a la gran nobleza que constantemente ponia en peligro su poderio. La burguesia, por su parte, necesita durante su reinado, asi como en los siglos sucesivos "una Monarquia fuerte que garantice el orden, portanto el comercio, y defienda los intereses de la ciudad frente a los senorios (Alvarez Palenzuela, "Esfuerzos reconquistadores" 723). En las Cortes los reyes otorgan a los representantes municipales el derecho de hacer peticiones para adoptar o reformar las leyes y para tomar tiertas medidas de gobierno. Como las Cortes tenian "caracter esencialmente consuftivo en el aspecto legislativo" (Perez-Bustamante Gonzalez, "La administration" 107) y eran estrictamente subordinadas a la voluntad del rey, este, en caso de acceder a las peticiones de los concejos municipales, abre paso a que las facultades financieras de la burguesia se relacionen con facultades juridicas y politicas y a la vez se gana un aliado junto con quien oponerse a los ricoshombres. Equilibrando entre estas dos capas, principales detentores de la riqueza y del poder politico, el monarca en adelante sera capaz no s6lo de mantener con eficacia el orden publico, sino tambien de dar importancia a su propia position de gobernante supremo, es decir de salvaguardar la misma institucibn de la monarquia. Sobre el caracter de las Cortes bajomedievales se han formado varias conientes de pensamiento, segun senala Rogelio Perez-Bustamante Gonzalez. Algunas "creen encontrar en estas Cortes de Leon y Castilla el ejemplo de una forma tipicamente hispana de democracia, contrapuesta a la democracia liberal" (107). Claudio Sanchez Albornoz-destaca Perez-Bustamante Gonzalez-afirma incluso que "el regimen existente en la Castilla bajomedieval es una 'monarquia pariamentaria de perfiles democraticos'" (107). A los que "sospechaban encontrarse ante el precedente de un parlamento propio del liberalismo clasico" Perez-Prendes Muftoz de Arraco denomina "historiadores ingenuos" (34). 7 Perez-Prendes Munoz de Arraco insiste en que en Espafia el rey tenia todo el poder en sus manos (33-35). Perez-Bustamante Gonzalez cita la opinidn de Perez-Prendes Munoz de Arraco quien especifica que las Cortes eran "un organo politico administrative dirigido y controlado por el monarca, dentro de la supeditacion de este a las normativas vigentes, las cuales ni emanan ni son custodiadas por las Cortes, cuya unica mision es dar consejo, servir y, en las minorias, vigilar el exacto cumplimiento de Io previsto para el caso por la legislation 43 El proceso de expansion territorial en la Peninsula llega a estancarse a partir del siglo Xl l l . Las ganancias territoriales obtenidas de los hispanomusulmanes entre los siglos XI y X l l l , en particular despues de la batalla de Las Navas de Tolosa, tendieron a concentrarse en manos de la alta nobleza seglar y eclesiastica y se produjo su senorializacion. 8 Las relaciones de propiedad se osifican mediante la fusion de los grandes dominios por enlaces matrimoniales y mediante la institution de mayorazgo que "garantizaba la transmision y acumulacion de poder y riqueza por via de primogenitura, evitando su disipacion a cada cambio generational" (Ladero Quesada, "Poblacion" 58). La paralizacion de la tendencia de desintegracion de los grandes sefiorios hizo que los hijos segundones perdieran su condition de ricoshombres y descendieran en la escala social, volviendose hidalgos, lo cual produce una nueva tension social: entre los desposeidos de heredades y los senores de grandes dominios. Con el renacimiento del comercio y la industria, la desigualdad en la distribucidn de tierras se tradujo en el reparto de la riqueza monetaria y el consecuente empobrecimiento aun mas progresivo de la pequena nobleza. A este empobrecimiento conduce asimismo la circulacibn del dinero, pues "the more money that comes into circulation in a region, the greater the increase in prices" (Elias, Civilizing 269). Los nobles "whose revenue did not increase at the same rate, all those on a fixed income, were thus placed at a disadvantage, above all the feudal lords who received fixed rents from their estates" (Elias, Civilizing 269-70). Las rentas de la pequefia aristocracia eran muy limitadas para mantener el prestigio de la nobleza, y su idiosincrasia militar y rural, en profunda crisis en esta epoca de grandes cambios economicosociales, forzo a algunos a luchar por adaptarse al nuevo modo de vida urbana y mercantil o a renunciar al fuero militar y contraer matrimonio con villanas ricas o dedicarse ellos mismo a la labor manual en sus pequenas fincas. Quedaban solo dos vias que les posibilitaban mantener el status de aristocratas: casarse con herederas ricas o conseguir cargos burocraticos en la corte real como funcionarios laicos o eclesiastocos. Los oficios palatinos les hacen accesibles la nueva riqueza monetaria y el prestigio social de acuerdo a su position social, mas aun por la proximidad al monarca; pero a la vez los hacian econdmicamente dependientes. La transformacidn economica que se inicia en el siglo XII abre una brecha en las normas de diferenciacidn social feudal, puesto que el aumento de la potencia tanto real" (107-08). Perez-Prendes Muftoz de Arraco, sin embargo, no elabora el ulterior desarrollo de este poder regio que, segun Elias, evoluciona al absolutismo. 44 numerica como economica de las clases urbanas acaba en la practica con la division de la sociedad basada en la teoria de tres estados, es decir como constituida por oratores, bellatores y laboratores. La nueva riqueza mobiliaria se introduce como un adicional agente de estratificacion y, andando el tiempo, subdivide el estado de labradores en varias capas cada vez mas distanciadas entre s i . A la capa superior viene a ser imposible clasificar segun las viejas reglas, y por ello se busca denominaria con apelativos correspondientes a su fortuna como caballeros villanos en la Corona de Castilla o ciutadans u homes d'honor en Cataluna. Descendientes de comerciantes y artesanos, estos caballeros villanos o ciudadanos de honor ocupan los cargos dirigentes de los concejos municipales y se forman como patriciado urbano. Con esta estratificacion en el patriciado, los medianos (capa compuesta de artesanos y comerciantes), y simples jornaleros, el tercer estamento urbano pierde ia solidaridad y conciencia de clase que lo habia distinguido como fuerza social durante el periodo del incipiente comercio y urbanization. A consecuencia, los ciudadanos dejan de enfrentarse con la nobleza y el objetivo principal de la burguesia pudiente viene a ser la obtencion de titulos aristocraticos con los correspondientes privilegios y prestigio, lo cual nos aclara "a particular aspect of the machinery by virtue of which this bourgeoisie is never able to deliver a decisive blow against its antagonist, the nobility" (Elias, Civilizing 403). Lo que se produce ahora es un antagonismo entre la alta aristocracia y la alta burguesia que compiten por posiciones de poder. La aspiration de la alta burguesia a llegar formar parte de la nobleza da aun mas importancia social a sus privilegios y con ello contribuye a que se mantenga la distincion social de la aristocracia como estamento, ya que eran los privilegios, inherentes por tradicidn a la aristocracia, la base de su position social y poderio politico, pues en riqueza econdmica la alta burguesia se igualaba y muchas veces superaba a los nobles. Durante el siglo Xl l l esta capa ciudadana procura equipararse con la nobleza en sus usos y practicas. Ademas del capital monetario, uno de los principales signos de su elevada condition social era la posesidn de tineas rurales que les hacia posible no trabajar manualmente. Su nivel y refinamiento de vida eran frecuentemente mas altos que el de los hidalgos, y en sus lujosas residencias solian incluso ofrecer hospedaje a los mismos soberanos. Emparentada muchas veces con la pequefia nobleza, se dedicaba al ejercicio 8 Vease nuestra nota 1 en este Capitulo. 45 de las a rmas y t omaba parte en guerras. L o s privilegios, ana logos a los de la nobleza, c o n que los favorec ian los reyes por sus serv ic ios militares, reforzaron aun mas su identif ication. Lo s cabal leros nobles y caba l leros v i l lanos y c iudadanos d e honor constituian de facto, y en a lgunas c iudades incluso de jure, una so la c lase, pues gozaban por igual de la exenc ion de impuestos y en el s iglo XIII s e dist inguen c o m o la ar istocracia dirigente de las c iudades. L a unica diferencia cons i s t ia en que en las Cor tes los primeros pertenec ian al brazo real y los segundos, junto con los r icoshombres, al brazo militar. E s te patriciado urbano juega un papel crucial en la polit ica de las monarqu ias hispanocrist ianas. A modo de ilustracion menc ionemos que fueron prec i samente sus miembros los que entronizaron la d inast ia T ras tamara en Aragon, opon iendo a Fernando I de Antequera como su candidato a J a ime II de Urgel, representante de la gran nob leza feudal. An te las f recuentes protestas de los grandes contra las exenc iones de los dirigentes de las c iudades, los monarcas ten ian que legislar en var ias Cor tes la ob l igat ion de impuestos reales y munic ipales para sus miembros. N o por ello dejan de promover a la alta burgues ia. El nuevo concepto de la monarquia E l renacimiento de las c iudades y con el ias la fundac ion de univers idades marcan el gran viraje que se d a en la pract ica de encargar a la alta nob leza d e los oficios e n la administrat ion del reino. Mediante el a c c e s o a los estudios universitarios el patriciado urbano l lega a se r el m a s instruido de la s oc i edad bajomedieval. P o r Io general s e ded icaban a la carrera de derecho, y entre los que estudiaban teo log ia muchos l legaban a ser canonigos, abade s y obispos, Io cua l los hizo muy idoneos para formar parte de los consejos de los monarca s y ocupar ca rgos administrativos, f inancieros o jur idicos. C o m o queda dicho, durante la Ba ja E d a d Med ia los r icoshombres emprenden una ser ie de sub levac iones contra el poder real que los monarcas tratan de ahogar de diferentes formas, en ultima instancia cayendo en manos de sus va l idos c o m o por ejemplo J uan II c on A lvaro de Luna y Enr ique IV con Juan Pacheco . Pe ro con ello no c e s o la a m e n a z a a la C o r o n a pues estos va l idos eran del m i smo estamento que su s adversar ios: la alta nobleza. Para le lamente a estas luchas nobil iarias en las cortes reales se desarrol la un 46 intensivo trabajo en materia legislativa basado en las costumbres locales y en los fueros. A partir del siglo XII aparece una tendencia de incorporar en los reinos hispanocristianos principios del derecho romano que se basa en el cesarismo. 9 En Aragon-Cataluna ese movimiento ya es perceptible en tiempos de Jaime I, y en Castilla encuentra su maxima expresion en Las Siete Partidas aunque Alfonso X atenua la conception centralista de la monarquia. Ademas de la fama que adquieren Las Partidas en la Espana cristiana, a la tradition romanista le confieren autoridad las primeras universidades, en particular la de Bolonia en la que toda una "legion de los escolares, tanto castellanos como catalanoaragoneses... cursaron estud ios. . . juridicos" (Sobreques Vidal, "La epoca" 360). Los juristas y letrados licenciados de las universidades, ahora llamados clerigos, van ingresando en gran numero en el sistema de gobierno regio gracias a sus conocimientos. Propensos ya por su formacidn al establecimiento de un regimen monarquico mas absoluto, se forman ademas como una capa "whose social position depends first and foremost on their place in royal service, and whose prestige and interests are largely identical with those of the monarchy and the governmental apparatus" (Elias, Civilizing 410). Esta capa se vuelve defensora del autoritarismo monarquico contra la arbitrariedad de la alta nobleza. Es asi como la burguesia, junto con la pequefia nobleza, fortalece el poder de la monarquia, y viceversa, la monarquia fortalece el poder de la burguesia. En las postrimerias de la Edad Media la confirmation del poderio de la realeza se manifiesta en la tendencia a la reglamentacion y centralization de acuerdo a la legislation romana, y junto con ello, una mayor diversification y especializacidn del trabajo, lo cual requeria un elevado numero de oficiales y funcionarios. Acompafiaban este fortalecimiento la pompa y el lujo, haciendo la corte real atractiva como el principal centro de poder. En la Baja Edad Media solo "una fraction de la alta nobleza.. . descendia de la aristocracia feudal o militar de la epoca anterior cuyo origen podia remontarse a las nebulosas de las epocas visigoda o carolingia" (Sobreques Vidal, "La epoca" 112). Muchos nuevos linajes se fueron estableciendo de las filas de los infanzones y de la ciudadania, ennoblecida gracias a los favores del monarca, capas de la sot iedad que casi por excelencia llegan a desempefiar los cargos en la administration real. Era la privanza la que facilitaba a muchos ingresar en la grandeza. Este fortalecimiento de la monarquia que se efectuo con la ayuda de la baja nobleza y alta burguesia provoco la reaction de la alta 9 Sobre el derecho en la Edad Media vease Perez-Prendes Munoz de Arraco, "Derecho y poder." 47 aristocracia que tendio a cerrarse como estamento, basando su distincion en la sang re y tratando de defender las prerrogativas que por costumbre Ie eran inherentes mediante su legalization. No Io logran, sin embargo, pues los Reyes Catolicos no solo haran practica regular, sino que cuidaran de solemnizar el otorgamiento de titulos a sus fieles servidores con la anacronica ceremonia de armarlos caballeros. A consecuencia de la serie de luchas civiles y las crisis politicas tanto en Castilla como en Aragon, la Reconquista se habia reducido a esporadicas campanas fronterizas. Sin embargo, el proceso de centralizacibn de los reinos peninsulares en una sola monarquia no se detiene. Con la muerte de Juan II y la elevation al trono de Aragon de su hijo Fernando II quien, siendo principe habia contraido matrimonio con la infanta Isabel de Castilla, se integran en una monarquia los dos reinos mayores de la Peninsula. Fuera quedaban la monarquia nazari de Granada, el reino de Portugal y el de Navarra. Y si es cierto que la union no supuso una fusion completa de sus instituciones, la integration territorial Ie sirvio de base para su ulterior politica expansionista. Disponiendo de los recursos de todos sus subditos, les fue posible a los Reyes Catolicos dar por terminada la contienda secular con la anexion de Granada, ganando con ello un prestigio enorme. Despues de la conquista del reino de Napoles incorporaran el reino de Navarra, completando la unidad politica de Espafia. El descubrimiento del Nuevo Mundo y su ulterior colonization marcan el comienzo de un nuevo imperio: el espanol, ahora tan extenso que en el nunca se ponia el sol. "Given the low degree of monetary and commercial integration in the medieval world"—indica Elias—"neither the interdependence nor the antagonisms between the land- owning warrior class and the urban bourgeois class were such that they needed to hand over the regulation of their relations to the central ruler" {CMizing 408). Cada estamento— los guerreros, la clerecia y los burgueses—se mantenia aparte viviendo dentro de sus estados y ciudades, y no se encontraban en condicidn de tener que competir directamente por las mismas oportunidades economicas. Tambien, la alta burguesia aun no habia sido economicamente tan fuerte como para poder competir por su propia cuenta con la nobleza. Solo en una situation, como hemos visto, los miembros de la burguesia, con la ayuda de la monarquia, logran sustituir a la nobleza de sus puestos: en el sistema administrativo, como oficiales en la corte regia. 48 En este sentido los Reyes Catolicos abren una epoca decisiva de la historia de Espafia. Con su consolidation en el trono, ademas de la celebrada union de Espafia, apoyandose siempre en la pequena nobleza y la alta burguesia, sientan las bases de una forma de gobierno distinto al de sus predecesores: el de la monarquia autoritaria, que en los siglos XVII y XVIII evolutionary en pleno absolutismo. La nobleza cortesana El papel que desempefiaban los grandes en la politica de la monarquia los habia convertido de rurales en cortesanos. Este cambio se efectuo de una manera paulatina, pues en el siglo XIII en la Corona de Castilla y de Aragon, los magnates son aun guerreros que residen en sus grandes dominios y acuden a la corte regia a pedido del monarca para alguna campana militar o para tomar un oficio palatino. No obstante, desde mediados del siglo XIV se nota un manifiesto acercamiento de la alta nobleza a la corte, que se habia constituido definitivamente como centra de poder donde se libraban las pr inc ipals intrigas y repartian cargos lucrativos. La alta nobleza cortesana no tiene una funcion directa en el proceso de la divisidn de trabajo en la sociedad de la epoca medieval y comienzos de la moderna, particularmente en la corte regia, pues sus prerrogativas provenian del ejercicio de las armas y no de las letras. Sin embargo, en este periodo de desarrollo de la monarquia tiene una funcion determinada en relation con el rey porque Ie hace posible mantenerse a distancia de la burguesia y de la pequena nobleza de la misma manera que estos Ie hacen posible mantenerse apartado de la gran aristocracia, Io cual produce constantes fricciones entre estos dos estamentos. Elias subraya que "the social institution of the monarchy attains its greatest power at that phase in history when a weakening nobility i s . . . forced to compete . . . with rising bourgeois groups, without either side being able decisively to defeat the other" (Civilizing 401). La anarquia de los grandes que habia sido el problema politico mas grave de la Corona de Castilla, los Reyes Catblicos Io resuelven disminuyendo su poder mediante la anulacion de sus mercedes y la reduction de sus cargos en la administration a meros titulos honorificos. Al mismo tiempo consiguen atraer a una buena parte de la alta 49 aristocracia a la corte con diferentes puestos suntuosos haciendo que estos dependan directamente de sus favores. Sometida a la monarquia, la gran aristocracia ejercera solo el poder politico subalterno como embajadores, virreyes y demas. En cambio, los nobles que no se establecen en la corte continuan viviendo en sus tierras, impotentes por no participar en los cargos publicos. Los ricoshombres catalanoaragoneses ya de antaho mucho menos poderosos, junto con la practica elimination del poder de los grandes de Castilla hizo que la influencia politica de la alta nobleza y el peligro que hasta entonces represento para la monarquia fueran minimos. La nobleza cortesana se ve ahora forzada a competir, ya no entre s i para ganar la monarquia a su favor o con los comerciantes e industriales ricos, sino con sus descendientes y los representantes de la pequefia nobleza de cuyas filas los Reyes Catolicos prestan especial atencion en reclutar sus funcionarios. S e forma asi la gran nobleza cortesana como capa apropiada que puede contrapesar el poderio economico que acarreaba la influencia politica de la alta burguesia. Al igual que antes, cuando la burguesia estaba en position mas debil que la aristocracia, los cargos en la administration real habian sido monopolizados con la ayuda del rey por los licenciados de universidades provenientes del patriciado urbano, ahora cuando la alta nobleza se ve en position mas debil con respecto a la monarquia, los oficios administrativos, tambien con la asistencia real, protegen el prestigio social de los grandes y los convierten en factor indispensable para mantener el equilibrio interno de fuerzas en la corte. A saber, ninguno de estos dos estamentos es capaz de superar al otro y su conflicto por las posiciones de poder genera constante tension. Al mantener este estado conflictivo—designando mas cargos en la administration de importancia politica y social ya a la nobleza ya a los representantes de la burguesia y baja nobleza—, los reyes eliminan el posible nacimiento de su interes comun que los podia derrocar. Aseguran asi su propia position de gobernantes supremos y preparan el terreno para el poder absolutista de la monarquia espanola. El papel centralizador de los Reyes Catolicos Gracias a la recaudacion de los impuestos de todo el pais, aumenta la superioridad economica de la corte real y por consiguiente su superioridad militar ya que los Reyes Catolicos pueden ahora formar tropas a sueldo para la guerra de Granada, dejando asi de depender de los servicios militares de la alta nobleza, sus tradicionales vasallos. Por otra parte, el cambio de las tecnicas militares hizo que la infanteria fuera mas eficaz que la 50 caballeria, con Io cual se quebro definitivamente el poder militar de la aristocracia cuyos miembros se transforman de guerreros libres en capitanes asalariados por los monarcas. Ademas de ello, en Castilla los reyes reorganizan y ponen bajo su control la Santa Hermandad a fin de oponerse a los disturbios que brotaban con las luchas nobiliarias y fortalecer el orden publico. Esta prohibition del uso de la violencia sin permiso previo de los soberanos "is something very novel in a society in which originally a whole class of people could use weapons and physical violence according to their means and their inclinations'' (Elias, Civilizing 421). La Santa Hermandad fue ayudada por la Inquisition, institution punitiva a nivel de todo el pais, que bajo control directo de la monarquia y la autoridad de la Iglesia velaba por la unidad de la fe catolica. Se iegitima asi el monopolio de los monarcas de todos los efectivos militares y de la fuerza coercitiva. Esta monopolization de la violencia y del sistema tributario son los fundamentos de la centralization de todo el poder en manos de los monarcas. Gracias a este monopolio, "the direct use of force is now largely excluded from the competition" (Elias, Civilizing 352), pues son los reyes los que ahora han de confiar los cargos a quien juzguen apropiado. Esto conduce a que lucha se reduzca a modos econdmicos, Io cual implica al mismo tiempo que aumenta la represion de impulsos y emociones que se impone en cada individuo. Los cortesanos "now waver between resistance to the compulsion to which they are subjected, hatred of their dependence and unfreedom, nostalgia for free knightly rivalry, on the one hand, and pride in the self-control they have acquired, or delight in the new possibilities of pleasure that it opens, on the other" (Elias, Civilizing 352). Se hace posible ahora que el poder, al pasar de un monarca y su pequeno sequito a un circulo mucho mas amplio, no se fragmente en campos de accibn politica como habia sido durante la Baja Edad Media, sino que se centralice en un solo organo, es decir el Estado. Como hemos ido viendo, esta integration politica se hace posible gracias a la integration monetaria de un territorio extenso y una mayor division de trabajo, en gran parte en la misma corte real, pagado en moneda y no en tierras. Este hecho confiere al proceso de centralizaci6n una firmeza que no ha podido tener mientras la tierra era el unico bien con valor de cambio. Ademas de la abolickbn de la alta nobleza como fuerza politica, los Reyes Catolicos sujetan al poder real todas las demas fuerzas descentralizadoras: la Iglesia, los municipios 51 autonomos y las Cortes. As i , la dependencia de todos los posibles rivales de la monarquia ahora se institutionalize. Karl Marx resume este proceso en la siguiente manera: When we look at social relations which create an undeveloped system of exchange, . . . then it is clear from the outset that the individuals in such a society, although their relations appear to be more personal, enter into connection with one another only as individuals imprisoned within a certain definition, as feudal lord and vassal, landlord and se r f , . . . or as members of a c a s t e . . . or as members of an estate In the money relation, in the developed system of exchange (and this semblance seduces the democrats), the ties of personal dependence, of distinctions of blood, education, etc. are in fact exploded, ripped up (at least, personal ties all appear as personal relations); and individuals seem independent (this is an independence which is at bottom merely an illusion, and it is more correctly called indifference), free to collide with one another and to engage in exchange within this freedom; but they appear thus only for someone who abstracts from the conditions, the conditions of existence within which these individuals enter into contact (and these conditions, in turn, are independent of the individuals and, although created by society, appear as if they were natural conditions, not controllable by individuals). The definedness of individuals, which in the former case appears as a personal restriction of the individual by another, appears in the latter case as developed into an objective restriction of the individual by relations independent of him and sufficient unto themse lves . . . . These external relations are very far from being an abolition of "relations of dependence"; they are rather the dissolution of these relations into a general form; they are merely the elaboration and emergence of the general foundation of the relations of personal dependence. Here also individuals come into connection with one another only in determined ways. These objective dependency relations also appear, in antithesis to those of personal dependence. . . in such a way that individuals are now ruled by abstractions, whereas earlier they depended on one another. The abstraction, or idea, however, is nothing more than the theoretical expression of those material relations which are their lord and master. Relations can be expressed, of course, only in ideas, and thus philosophers have determined the reign of ideas to be the peculiarity of the new age, and have identified the creation of free individuality with the overthrow of this reign. (Grundrisse 163-64; los subrayados son del autor) Al someter a minuciosa regulacidn y estrecha supervision por su parte todo procedimiento, los Reyes Cat6licos extienden su competencia y sus poderes a tal grado que llegan a coordinar el funcionamiento de la sociedad entera. A la vez, su aparato burocratico se desarrolla como aparentemente objetivo e impersonal basado en la diversification y especializacion de las funciones y oficios. Este caracter impersonal le confiere al aparato administrative y sus funcionarios la dignidad de la razon misma, apoyada en el derecho romano. La racionalidad encamada en la administration de la monarquia por una parte, y la dependencia de toda la sotiedad por otra, refuerzan la ilusion 52 de la harmonia praestabilita entre los intereses privados de los reyes y sus sirvientes y subd'rtos definidos ahora como intereses nacionales. Como consecuencia del aumento de la burocracia del reino y de la institutionalization de la dependencia, el concepto de prestigio social se transforma, pues ser noble ahora implica ser cortesano y servir a los reyes. Los valores de la razon instrumental vienen a ser la encarnacion del concepto de racionalidad, en otras palabras "whatever does not conform to the rule of computation and utility is suspect" (Horkheimer, Adorno 6). Ello conduce a que "the whole logical order, dependency, connection, progression, and union of concepts" se base "in the corresponding conditions of social reality—that is, of the division of labor" (Horkheimer, Adomo 21). Y el individuo/cortesano en estas circunstancias cambia de position de autonomia a position de dotilidad y condescendencia. Este cambio se inicia en la Baja Edad Media, y en nuestra epoca "[t]he dutiful child of. . . civilization is possessed by fear of departing from the facts wh ich . . . the dominant conventions of science, commerce, and pol i t ics.. . have already moulded; his anxiety is none other than the fear of social deviation" (Horkheimer, Adorno xiv). 53 Capitulo II El amor como tema La tradicion literaria del amor cortes Tanto el Amadis de Gaula primitivo como el refundido por Rodriguez de Montalvo, asi como Siervo libre de amor, de Rodriguez del Padron, y C&rcel de amor, de San Pedro.se insertan en una de las tradiciones literarias mas fecundas de toda la Europa medieval, la del amor cortes, cuyo desarrollo constituye uno de los ejes principales de la literatura europea. En su elaboration del tema de amor nuestros autores se atienen al ideario de la convention del amor cortes que se remonta a finales del siglo XI, en el Sur de Francia, donde se habia originado esta nueva "manera de amar" como parte integrante del estilo de vida aristocratica. En la lirica provenzal los trovadores rinden tribute a la dama noble, fuente de perfeccionamiento del enamorado, por lo comun esposa del senor de cuya corte forman parte. Convertida en topico, la dama que se muestra inaccesible y cruel ante las penas de amor de su humilde servidor adquiere su forma mas perfectamente desarrollada en el poema La belle dame sans merci, de Alain Chartier. A mediados del siglo XII, como modelo de conducta afectiva y como poetica, la fin' amors penetra en el norte de Francia, donde los mas conocidos trouv&res, Chretien de Troyes y Maria de Francia, las funden con la materia de Bretafta para formar el roman courtois. En los siglos XII y Xll l estos modelos se extienden a los paises alemanes bajo el nombre de Minnesang, y en Inglaterra se popularizan con la obra de Chaucer. En lo que atane a la Peninsula Iberica, el amor cortes recibe su manifestation literaria entre los trovadores catalanes, y la importancia del camino francos como via de penetration de los ideales occitanicos para la formaci6n de la escuela de poesia gallego-portuguesa en el siglo Xl l l ha sido subrayada y estudiada por varios autores. 1 A l mismo tiempo, la corriente italiana del dolce stil nuovo adopta la conception trovadoresca de la dama y la enriquece con ideas platonico-cristianas. Dante nos ha dejado la expresi6n maxima de este nuevo ser. Beatriz es "obra maestra de Dios" (Lida de Malkiel, "La dama" 278), capaz de conducir al amante a la cima de 1 Para una detallada bibliografia vease Frede Jensen, Medieval Galician-Portuguese Poetry. An Anthology (New York: Garland, 1992) XIX-XX. 54 perfeccionamiento individual. El Canzoniere de Petrarca marca con sus sonetos el comienzo de una nueva epoca literaria. Si bien Laura aparece mas humanizada, el topico del sufrimiento amoroso y el tono melancolico de sus poemas "in vita di Madonna Laura" e "in morte di Madonna Laura," y el ideal de fidelidad a su amada se mantienen. Junto con el soneto, que se establece como composition caracteristica de la poesia amorosa, penetra hasta el barroco. Lo que se ha llamado "castellanizaci6n del amor cortes" tiene lugar en el siglo X V y se conserva en las voluminosas colecciones llamadas genericamente "cancioneros." Toda esta copiosa literatura se desarrolla una vez que el estamento laico se apodera del arte de escribir, quitando el anatema que la Iglesia habia arrojado sobre la mujer como incitadora al pecado de lujuria. La literatura palaciega pone a la mujer en el extremo opuesto, haciendo de elia un objeto de adoration, petrificando las imagenes de la dama como refinadora del hombre, y a la vez altanera y despiadada, y la del amante quien aparece siempre melancolico y obsesionado, condenado a eterna frustracidn y rechazo. Los autores del Amadis, asi como Rodriguez del Padron y San Pedro, recogen esta tradition siguiendo la pauta de novelizacion del tema del amor cortes establecida por los trouv&res franceses. 2 Se trata ahora no solo de continuar una doctina amorosa formulada ya en la poesia trovadoresca, sino de profundizarla y adaptarta con el fin de ganar la atencion de un nuevo publico: la nobleza cortesana y sus allegados burgueses. Los amantes Una de las caracteristicas principales del canto amoroso de los trovadores es que se dirige, por lo comun, a una mujer casada. El fundamento sobre el que se apoya la poetica de los trovadores es que el amor y el matrimonio son dos conceptos antagonicos, ya que el verdadero amor no puede brotar entre los esposos que han contraido matrimonio por mera convenientia politico-economica. La esposa no puede idearse como inaccesible, y por consiguiente la relation entre los conyuges no despierta la ansiedad y la zozobra, no invita al cortejo y a los arriesgados encuentros esporadicos que marcan la relation cortes entre 2 Para la historia de la critica sobre el amor cortes consultese Roger Boase, The Origin and Meaning of Courtly Love: A Critical Study of European Scholarship (Manchester: Manchester UP, 1977); tambien puede consultarse la bibliografia en F. X. Newman, ed., The Meaning of Courtly Love (New York: UP of Albany, 1968) 97-102. 55 los amantes. De ahi la idealization del amor adultero, libre de las cadenas de utilitarismo y oficialidad. Otra caracteristica singular es la conception de tal sentimiento como servicio del caballero a la dama. La servidumbre de los protagonistas de la literatura amorosa cortesana, ya sea en verso o posteriormente en prosa, convertida en topico del "buen amante," consiste en la obediencia absoluta, la satisfaction de todos los deseos y caprichos de la mujer y la aceptacion callada de sus reproches. La distancia/ausencia El amor cortes como idealization de la pasion amorosa y como oposicion a la tradition cristiana ofrece una serie de contradicciones acerca de la que se han formulado diversas explicaciones. Una corriente critica, representada principalmente por Keith Whinnom 3 y Peter Dronke 4, afirma que el amor cortes no es sublimation del amor carnal, sino una estilizada busqueda de la posesion fisica de la mujer. Por otra parte, Peter Dronke destaca que algunas de las caracteristicas mas importantes del amor cortes trovadoresco son universales, y proporciona ejemplos de la literatura de diferentes paises y epocas como la de Bizancio, Persia, Islandia, el antiguo Egipto y la literatura latina. Concluye que se trata de una expresion comun de los sentimientos humanos. Nuestro objetivo no es negar que este deseo de posesion fisica haya existido, sino subrayar que el concepto del amor tal como se expresa en esta poesia y luego en la novela consistia en el deseo en s i , y que este deseo acaba siendo frustrado. Tampoco nos parece pertinente el que el tema del amor se exprese con variaciones, sino el hecho de que el deseo, a pesar de la realizaci6n de todos los actos que han de conducir al deleite amoroso, no se cumple por causas ajenas a la voluntad del amante, o bien lleva al amante a un estado de tension constante engendrado por una serie de obstaculos que se interponen y que el tiene que ir salvando a fin de unirse con la mujer amada. Se trata de un concepto de amor completamente nuevo en comparacion con la larga tradition popular y con la tradition literaria de la Antiguedad clasica: 3 En La poesia a materia cancioneril en la §poca de los Reyes Catdlicos (Durham, UK: Durham UP, 1981) e "Introduction" a las Obras completas de Diego de San Pedro, vol. 2 (Madrid: Castalia, 1971). 4 En Medieval Latin and the Rise of the European Love Lyric (Oxford: Clarendon, 1968). 56 The medieval mind took one of its most important turns when it developed for the first time an ideal of love with a negative groundtone. To be sure, antiquity had also sung of the yearning and pain of love, but did that yearning not merely imply delay and the titillation of the certainty of fulfillment? And in the love stories of antiquity that did end sadly, the unavailability of the beloved was not at issue, but rather a previously satisfied love that was dramatically ended by death itself, as in the case of Cephalus and Procris or Pyramus and Thisbe.The feeling of pain in those stories lay not in erotic frustration, but in the sadness of fate. It is first in the courtly Minne of the troubadours that frustration itself becomes vital concern. (Huizinga, Autumn 126) Toda la literatura amorosa cortesana se basa, en el fondo, en el principio de ausencia/distancia de la amada, lo cual incita la pasion del amante. La mujer aparece idealizada e inalcanzable, adorada a distancia; el amante es melancolico, obsesionado con su deseo y condenado a rechazo. De acuerdo con este concepto de amor, el deseo sexual nunca se concibe como positivo en si . Mas bien convierte la represion de la pasion amorosa y el control del cuerpo ardiente de deseo en el tdpico de la "perfection" individual del amante hasta la superacion y finalmente liberation de sus deseos carnales. Su sumision ante la mujer y los servicios que le rinde afligido lo llevan al supremo ideal de contemplar la belleza fisica de la mujer como expresidn externa de su gratia y belleza espiritual, que es a su vez una expresion de la belleza divina. La novela caballeresca ya desde Chretien de Troyes muestra una especie de decadencia de la conception idealizante del amor derivada de la tradicion trovadoresca. Sus heroes, entre los mas destacados Cliges e Yvain, confirman su amor contrayendo matrimonio, como tambien lo hara Amadis. A pesar de ello, la imagen de la mujer permanece la misma, asi como el proceso de la deseada union con ella. 5 A saber, la ingratitud de la mujer o los numerosos obstaculos a la 5 Esta misma ausencia entre los autores que escribian a sus esposas la senala Whinnom: "La critica mas reciente senala que muchos trovadores dirigen versos amorosos a mujeres que han poseido y hay alguno que los dirige a la esposa. Dronke, en otro libra [Medieval Lyric] estudia una poesia amorosa del trovador frances Jacques d'Autun, 'Douce dame', en la que de repente el lector se apercibe de que la dama es la propia esposa del poeta; pero no s6lo leemos como una afirmacidn que el amor libremente dado es superior,—porque dice el poeta que aunque Amor cumplio sus deseos en casai ie con ella, le hubiera hecho aun mas feliz haciendole su amante—sino que el motivo de los versos es una ausencia inminente y tal vez larga si, parece probable, estaba en visperas de partir para la cuarta Cruzada. La ausencia, especie de frustration, o una duda con respecto al carino de la esposa, renueva el amor apasionado. El rey Fernando escribio a Isabel la Catolica: Mi Sefiora: Ahora se ve claramente quien de entre nosotros ama mas. Juzgando por lo que habeis ordenado se me escriba, veo que podeis ser feliz, mientras yo no puedo conciliar el sueno, porque vienen mensajeros y mensajeros, y no me traen letra de vos. La razon por la que no me escribis no es que no tengais a mano papel, ni que no sepais hacerio, sino que no me amais y sois orgul losa.. . . jBien! Un dia volvereis a vuestro antiguo afecto. S i no, yo moriria y vos seriais culpable. 57 union con elia incitan al amante e intensifican su tension del deseo insatisfecho que forma la unica tension en la novela. Toda esta riquisima tradition literaria la resumira Castiglione en // Cortigiano, el mas importante manual de cortesia y urbanidad de comienzos de la Edad Moderna. Nos parece indudable que se trata de un concepto del amor completamente nuevo, a pesar de que el motivo de la anoranza de la amada o el amado con todas sus connotationes puede encontrarse en diferentes literaturas de diferentes epocas, y que en el nacimiento de este concepto, que ha sido tan difundido y que ha perdurado durante tanto tiempo, no se pueden eludir unas condiciones socio-historicas concretas. A saber, el motivo del sufrimiento amoroso ha podido desarrollarse en muchas formas. El hecho de que en el Occidente Europeo desde el siglo XI adquiera expresion a traves del motivo de distancia/ausencia y del servicio amoroso del hombre a la mujer no nos parece casual. Ademas, vale recordar que el amor cortes ha sido un fenomeno no solo literario, sino social, y que ha formalizado este sentimiento en convenciones y reglas exactas hasta convertirlo en codigo y hacerlo una propiedad exclusiva de la clase feudal dominante. Por otra parte, el empeno unificador y totalizador filosbfico-teologico, como era el escolasticismo, tiene su replica en el terreno de "intellectual form of erotic thought" (Huizinga, Autumn 126) que llego a ser el amor cortes como aspiraci6n a la perfection estetica y etica. Para ello tenia que adaptarse a unas teoretias igualmente rigidas, unificadoras y totaiizadoras para acabar formando "the treasure house from which educated people drew . . . elements of their intellectual development" (Huizinga, Autumn 126). Podemos afirmar, por consiguiente, que el amor cortes es una cultura de la sociedad aristocratica y de sus allegados burgueses, ya que su conceptualization de la sexualidad y de la relation entre los sexos es la expresion de una actitud frente a su propia existencia humana. Jorge Manrique da por bien empleado su sufrimiento porque consiguio finalmente a su esposa. Pero aqui tambien el poema lo ha provocado la ausencia, y el poeta deja vislumbrar que se ha dado cuenta de repente de cuanto quiere a su mujer: 'maravillome de mi/ como assi me despedi'. E igual ocurre con toda la poesia espanola dirigida a la esposa: todos los versos son, y a veces se Daman, cartas. iEs que estando juntos no hacen falta envios de poesias, o es que la ausencia misma vuelve a despertar el anhelo de la mujer?" ("Introduction" a Obras completas de Diego de San Pedro, vol. 2, 31-32). Whinnom nota la importancia que dan estos autores a la ausencia de sus esposas como incitante a su pasion amorosa, pero falta en notar que este mismo motivo de ausencia/distancia aparece como el motivo sine qua non de toda la literatura amorosa cortesana de la Edad Media y bien entrada la Edad Modema. 58 La hibridez de la novela Las novelas caballerescas y sentimentales en las que se ha querido dar cabida a lo real cotidiano y a lo imaginario utopico, y a la vez obedecer al afan de estilizacion de la cotidianeidad, se caracterizan por lo que Mijail Bajtin denomina hibridez, es decir la afluencia de elementos de otros generos, tanto de la cultura popular como de la culta. Basandose en la Historia Regnum Britanniae, Chretien de Troyes ha sabido reunir en sus novelas la materia clasica, la tradicion amatoria latina, principaimente la obra de Ovidio, y los motivos folkloricos, sobre todo los mitos y leyendas celticas, y darles una forma coherente. Estableciendo el modelo de novela, sera imitado por muchos autores que desarrollaran nuevas combinaciones para formar toda una tradicion literaria, llamada arturica. La influencia de esta tradicion en el Amadis de Gaula es obvia en numerosos detalles, 6 pero lo que nos importa senalar es que el heroe de la novela caballeresca se destaca como el mejor caballero del mundo en sus aventuras belicas y amorosas dedicadas a una mujer que construyen toda la novela. Rodiguez del Padron en Siervo lib re de amory San Pedro en Ca\rcel de amorfunden diversas fuentes del amor cortes de esta larga tradicion literaria.7 Las principales vias de confluencia son la lirica trovadoresca- cancioneril, los elementos sentimentales y aventuras amorosas de la novela arturica, y el neoplatonismo, y en el Siervo tambien elementos de la cultura popular, cuyo erotismo era mas libre y s incere Sobre los estudios que rastrean la influencia de la tradicion arturica en la Peninsula Iberica, vease nuestra Introduction, pags. 4- 5. 7 La hibridez de la novela sentimental ha llamado bastante la atencion de la critica. Pueden consultarse al respecto: Gregory Andrachuk, "Prosa y poesia en el Siervo libre de amor," Adas del VI Congreso de Hispanistas, celebrado en Toronto del 22 al 26 de agosto de 1977, ed. A. M. Gordon and E. Rugg (Toronto: Asociacidn International de Hispanistas, 1980) 60-62; Vicenta Blay Manzanera, "Prosa y verso en la fiction sentimental del siglo XVI: el caso de Questidn de amor (Valencia, 1513)," C 29 (2000): 16-51; Pedro Catedra, "El entramado de la narratividad: tradiciones liricas en textos narrativos espanoles de los siglos Xlll y XIV," JHR 2 (1993-94): 323-54; Alan Deyermond, "Lyric Traditions in Non-Lyrical Genres," Studies in Honor of Uoyd A. Kasten (Madison: Hispanic Seminary of Medieval Studies, 1975) 39-52, y "Las relaciones genericas de la fiction sentimental espanola," Symposium in honorem Prof. M. de Riquer (Barcelona: Quadems Crema, 1986) 75-92; Louise M. Haywood, "Lyric and Other Verse Insertions in Sentimental Romances," Studies on the Spanish Sentimental Romance (1440-1550). Redefining a Genre, ed. J. J. Gwara and E. M. Gerli (London: Tamesis, 1997) 191-206, "Romance and Sentimental Romance as Cancionero," Cancionero Studies in Honour of Ian Macpherson (London: Department of Hispanic Studies, Queen Mary & Westfield College, 1998) 175-93, y "Reading Song in Sentimental Romance: A Case Study of Juan de Flores's Grimalte y Gradissa," C 29 (2000): 129-46; Olga Impey, "La poesia y la prosa del Siervo libre de amor. £"aferramiento" a la tradition del prosimetrum y de la convention lirica?" Medieval, Renaissance and Folklore Studies in Honor of John Esten Keller, ed. J. R. Jones (Newark, Delaware: Juan de la Cuesta, 1980) 171-87; Regula Rohland de Langbehn, "Desarrollo de los generos literarios: la novela sentimental espanola de los siglos XV y XVI," Filologia 21 (1986): 57-76, y "Argumentation y poesia; funcion de las partes integradas en el relato de la novela sentimental espaftola de los siglos XV y XVI," Actas del IX Congreso de la Asociacidn Intemacional del Hispanistas, ed. S. Neumeister (Frankfurt am Main: Vervuert, 1989) 575-82. Sobre los demas prestamos en la novela sentimental vease nuestra Introduction, pags. 5-6. 59 Las condiciones sociohistoricas del nacimiento del tema del amor El concepto del amor y el caracter peculiar de su evolution en el Occidente europeo ha sido condicionado por cambios sociohistoricos muy especificos. Entre e| amor, en cuanto expresion de la intimidad de la persona, y el contorno social han existido interacciones cuya influencia ha sido fundamental para la formation de la conciencia de los hombres y las mujeres en la Baja Edad Media. The Civilizing Process de Elias es un estudio sociohistorico del proceso de civilization en la Europa Occidental, parte del cual es el desarrollo de la cultura afectiva, que nos hace posible enfocar las caracteristicas sociologicas y psicologicas de estas interacciones. Elias basa la primera parte de su estudio, "The History of Manners," en los manuales de cortesia y urbanidad, desde el siglo Xl l l hasta el mas celebre de estos, De civilitate morum puerilium de Erasmo, publicado en 1530. Lo que nos hacen entender estos manuales es que las formas en las que los hombres y las mujeres se relacionaban con su entomo social ha sufrido una evolution a lo largo de la cual se han ido depurando y refinando de acuerdo a unas reglas que limitaban y cohibian cada vez mas su desenvolvimiento natural. En esta limitacidn de la libre exteriorization del ser humano, es detir en el proceso de civilization e individualization, los sentimientos de vergiienza y de temor han sido instrumentos principales. Durante esta evolution, que tiene lugar a lo largo de la Baja Edad Media, se va estableciendo una division cada vez mas tajante entre la exterioridad, o sea la parte de la vida humana que puede mostrarse en publico, y la interioridad, o la parte que se oculta a los demas. La "intimidad" se concibe como todo lo relacionado con las funciones biologicas como el comer, el beber, la defecation, y muy en particular la vida sexual. El complejo del tiempo folklorico La conception del tiempo, segun senala Bajtin, comienza a formarse en la fase preclasista del desarrollo de la sot iedad humana, la cual, en su totalidad, estaba orientada hacia el trabajo agricultor colectivo (Dialogic).6 Este tiempo folklorico es diferenciado y Vease "Forms of Time and Chronotope in the Novel," en particular pags. 206-16. 60 medido solo mediante los acontecimientos en el trabajo y la lucha colectiva contra la naturaleza, y encuentra su expresion en las festividades, las ceremonias y ritos vinculados al ciclo del trabajo, y posteriormente en la literatura, en las imagenes lingiiisticas, en los motivos y las tramas que reflejan el transcurso del tiempo a traves del nacimiento, el crecimiento, la maduracion, la multiplication y la muerte. La vida individual aun no se habia diferenciado. El tiempo interior de la vida individual no existe, sino que el individuo vive completamente en la exterioridad, como parte del todo colectivo. Este tiempo es esencialmente productivo y fecundo, tiempo que da a luz a los frutos, los ve florecer, crecer, madurar, para luego volver a concebir. Su transcurrir no destruye, mas bien multiplica y aumenta las cantidades. En este sentido la muerte no se percibe como destructiva y como el termino de la vida, sino como una nueva siembra, despues de la cual viene el crecimiento de nuevos frutos y su cosecha. Toda labor esta orientada hacia el porvenir: se siembra, se cosecha, los animates se acoplan y los seres humanos copulan para dar fruto. Aun no existe una division del tiempo en el presente, el pasado y el future que implicaria como punto de partida al individuo que tiende hacia la autosuficiencia. Los acontecimientos de las vidas individuates aun no se habian diferenciado y por tanto la esfera privada no existe. El tiempo folklbrico es profundamente espacial y concreto, y completamente unificado: la vida es una sola, pues las actividades agricolas del ser humano y la vida de la naturaleza se experimentan y valoran con las mismas categorias. La edad del ser humano, las estaciones del ano, los dias y las noches, el comer, el beber, el coito, el alumbramiento y la muerte no son momentos que marcan o forman la vida personal, sino asuntos que conciernen a toda la comunidad, ya que se perciben como fusionados con el unico gran acontecimiento—la vida—y, por tanto, cada uno de estos sucesos es solo un aspecto del todo colectivo. Estos momentos son "historizados," es decir, indisolublemente vinculados al trabajo comun, y las imagenes que sirven para representarlos en forma de la trama que expresa el curso de la vida del ser humano son las mismas que sirven para representor el curso de la vida de la naturaleza. Esta conception del tiempo se mantendra en la cultura popular medieval y renacentista, en la que se amplia para aba rear los fenomenos sociales e historicos. En esta epoca la imagen del ciclo de la vida se convierte en el medio de expresion artistica e ideologica de "una comunion objetiva en la sensation popular de su eternidad colectiva, de su inmortalidad terrestre e histdrica y de su renovation y crecimiento incesantes" (Bajtin, Cultura popular 224). 61 El amor, eje del tiempo privado A medida que el todo comun se estratifica en clases sociales el complejo del tiempo folklorico sufre cambios radicales. Como resultado de la ruptura de la vida productiva del todo social y de la lucha colectiva contra la naturaleza, los vinculos de la vida individual con la vida del todo colectivo y de la naturaleza tambien se rompen y emergen las vidas y los destinos individuates. Los antiguos motivos del complejo folklorico como el comer, el beber, el coito, el alumbramiento y la muerte se disgregan y transforman, abandonan el complejo y pasan a formar parte de la vida cotidiana del individuo, en la que adquieren un significado ordinario y "vulgar". Aislados y asi vulgarizados en su aspecto real, estos antiguos motivos, a fin de mantener su significado en la literatura como parte de la trama de la vida individual, pasan por una forma de sublimacidn, una ampliacidn metaforica de su significado a costa de los vinculos que habian sido directos, es decir no metafbricos en el complejo folklorico preclasista. En este proceso, los antiguos motivos se vuelven abstractos y meramente simbolicos. Por otra parte, estos motivos, que antano aparecian juntos en el mismo contexto y con el mismo valor gracias a la existencia del todo colectivo que los incluia a todos, en su expresion literaria ahora pasan por una reinterpretacion jerarquica y se separan en diferentes generos y estilos. En su forma sublimada el amor, o sea el antiguo motivo del coito y de la fertilidad, pasa a los generos superiores. En su aspecto cotidiano de la vida, como las bodas, el nacimiento de los hijos y la vida familiar, la sexualidad encuentra su expresibn en los generos medios. El comer y el beber se convierten en manifestaciones semiformales de la existencia humana, y como detalles secundarios de la vida privada de los personajes, aparecen en los generos medios e inferiores. La muerte, concebida tambien exclusivamente como el momento final de la vida del individuo, aparece en los generos altos y medios. En los altos generos literarios la sexualidad se sublima y se codifica hasta el extremo de llegar a ser irreconocible como tal. El acto sexual, los drganos sexuales y la defecation como algo vinculado a estos organos en su aspecto realista y directo se excluyen por completo de los generos altos as i como del discurso oficial de las clases dirigentes. Es entonces que en el Occidente europeo, en el esfuerzo de una estimation de la vida cotidiana como parte del general proceso de civilization, cada aspecto de la vida humana que ha de mostrarse en publico sin ninguna cohibicion fue regularizada con la ayuda de los manuales de cortesia y urbanidad. Durante esta evolucidn se desarrolla la notion de la privacidad y la intimidad, vinculada en especial a la vida sexual, y se establece una separation tajante entre el comportamiento publicamente admitido y el prohibido. 62 En un principio, estas vidas individuates apenas se distinguen de la vida de un todo, ya sea grupo, capa o estamento social mas amplio. La sociedad altomedieval tenia una estructura primitiva e imprecisa, pues no existia una verdadera organization social ni tampoco normas o un sistema legislativo que regulars las vidas humanas y sus relaciones mutuas. La organization y regulation surgian de una manera espontanea y se debia a las necesidades o a los intereses de individuos o de grupos sociales. De ahi la importancia en este periodo de las relaciones privadas, como era el vinculo de vasallaje y fidelidad, que hacian las veces de organos e instituciones publicas. Con el avanzar del tiempo, el poder politico-militar y economico, aumentado y fortalecido, no podia sujetarse a la dispersa distribuci6n feudal, lo cual condujo a que la estructuracion adquiriera cada vez mas los caracteres de una sociedad rigidamente jerarquizada. Una vez consolidado el regimen tripartita de la sociedad—dividida en oradores, defensores y labradores—, se hizo posible mantener un dominio de la sociedad en manos de la alta nobleza secular y eclesiastica. La concepci6n filosofica de este universo social estatico que tiene una base organicista ha sido apoyada teologicamente por la Iglesia, y entre los laicos en Espafia ha recibido su articulacibn doctrinal mas destacada en el Libro de los estados y el Libro del caballero et del escudero, de don Juan Manuel. La sociedad se concibe como un todo organico, y cada individuo que nace en una determinada condition social apenas si tenia conciencia de su propia individualidad, pues esta quedaba diluida en el grupo del que era miembro, ya sea estamento, sefiorio, villa, monasterio o gremio. Los individuos que ahora se sienten mas que nada miembros de estos grupos sociales se oponen al todo colectivo. As i , en las fases primitivas del esclavismo y de la sociedad feudal, las vidas individuales aun estan entretejidas en la vida comun de un estamento, capa o grupo social de la que el individuo forma parte. Por ello una verdadera conciencia de clase no era posible. Peter Burke explica: Class consciousness or "horizontal solidarity" was largely lacking. The "vertical solidarity" of master and man, patron and client, landlord and tenant often worked against these horizontal ties. In towns, loyalty to the craft (masters and journeymen) against other crafts and other towns worked against class consciousness. In the countryside, loyalty to the village worked against it; it was difficult to persuade peasants to cooperate with outsiders, including other peasants. (Popular Culture 176) 63 La razon de ser del individuo en la sociedad estaba determinada por el papel que tenia el estamento del que formaba parte, y se consideraba que al vivir de acuerdo con las normas de esta division el individuo no solo contribuia al bien comun sino que salvaba su alma: The important thing was that the individual should not be left alone. The loner could do only wrong. The great sin was to stand out If pride was then thought of as "the mother of all vices" it was because pride is "exaggerated individualism." Salvation lay only in and through the community; self-esteem was sin and perdition. Thus the medieval individual was trapped within networks of obedience, submission, and solidarity . . . (Le Goff, Medieval 279). El siglo XII significa un verdadero renacimiento economico y cultural. La nueva clase burguesa renueva ia vida urbana, se introducen nuevos modos de production y de distribution, nace la economia monetaria, y con ello entran en crisis la conception organicista de la sociedad y el sistema feudal que la sustentaba. A pesar de ello, la conception tripartita de la sociedad se mantiene en vigor durante toda la Edad Media y el Renacimiento. No obstante, en el todo comun ya se nota una escision y los cursos de las vidas de sus varios elementos ya estan separados. El curso de la vida individual, el curso de la vida de un estamento, capa o bien de un grupo social y el curso de la vida del todo sociopolitico no aparecen unidos, sino ramificados. En lo que atane a la separation del curso de la vida individual, Bajtin especifica: The process of separating out and detaching individual life-sequence from the whole reaches its highest point when financial relations develop in slaveholding society, 9 and under capitalism. Here the individual sequence takes on its specific private character and what is held in common becomes maximally abstract. (Dialogic 215) Ademas, cada uno de estos cursos se evalua de acuerdo con diferentes sistemas de valores, y cada uno de ellos tiene su propia logica de desarrollo, su propia trama y de una manera especifica se sirven y reinterpretan los motivos antiguos. A s i , en la vida individual se destaca y adquiere importancia el aspecto interior (subjetivo-psicoldgico) y el motivo El discurso amoroso estaba presente ya en la novela griego-bizantina. 64 central de la trama en la narrativa viene a ser el amor, es decir, la forma sublimada del antiguo motivo del acto sexual y de la fertilidad. La uniformidad de las novelas caballerescas y sentimentales se basa precisamente en el tema amoroso, a pesar de sus diferentes estructuras formales y a pesar de que este tema se desarrolle de una forma distinta. Ademas del desenlace, que en la novela caballeresca es feliz, mientras que en la sentimental es tragico, estos dos subgeneros de novela se diferencian porque en la caballeresca la action se bifurca en multiples aventuras mientras que en la sentimental se centra en una action unica, la del amor del caballero por la dama. A pesar de ello, en el Amadis, siguiendo la pauta establecida ya por la novela arturica, se recrean "hasta los minimos detalles, casi todas las aventuras mediante unas reglas amorosas," haciendo que el amor se convierta en uno de los pr inc ipals ejes sobre los que se "vertebra" toda la estructura narrativa de la novela (Cacho Blecua, Amadis: heroismo 408). Otro punto en que todas estas novelas coinciden es el esfuerzo de incorporar toda una teoria y practica de las experiencias amorosas que se han ido elaborando a lo largo de la Edad Media, lo cual hace que estas obras se inscriban en el ars amandi medieval. Hay pues en estas novelas un discurso que convierte a sus protagonistas en personajes-tipo remitiendo al lector mas que al conocimiento de su intimidad individual propiamente dicho 1 0 a la reflexi6n sobre esta doctrina amorosa, de modo que al considerarlas no hay que olvidar su relation con esta tradition en la que se insertan. Cabe destacar que este doctrinal amoroso ha influido decisivamente en el desarrollo de la cultura afectiva en el Occidente, si bien la experiencia del amor se ha ido ensanchando y diversificando infinitamente a lo largo de los siglos. Lo que ha impulsado el proceso formativo de la sensibilidad de los hombres y las mujeres medievales, y que luego se transmitira a la epoca modema, es el empeno de la sociedad en oponerse a las tendencias libres de su expresion y de imponer unas normas niveladoras en los intimos anhelos del ser humano. A lo indicado por Bajtin podemos agregar que las relaciones humanas, mediadas por el dinero, comienzan a despersonalizarse. Es ahora precisamente cuando en la literatura cortesana surgen las primeras expresiones de la angustia, la inseguridad y la 1 0 Este mismo momento lo senala Pedro Catedra subrayando que la erotica doctrinal de la novela sentimental espanola "tiene mas lugar en el tratadismo amoroso del siglo XV que el mismismo analisis de las pasiones individuates" (Amor y pedagogia en la Edad Media. Salamanca: U de Salamanca, 1989) 157. A la luz de las 65 alienation del ser humano en relation con su contorno social y consigo mismo. Como queda dicho, nuestras novelas giran enteramente en tomo al amor, y en el Siervo libre de amory la Carce/ cfe amor segun ya ha senalado la crit ica 1 1 lo principal no es la "historia externa" de los acontecimientos sino la aventura "interna" de los enamorados en la que el amor se conceptualiza como la esencia fundamental del ser humano. En efecto, la unica realidad en el universo de estas obras es el amor, pero se trata de un amor expresado como angustia que el hombre sufre ante la mujer. Tanto en el Siervo como en la Cdrcel los amantes hablan en primera persona y exponen prolijamente su afliccion por la pasion que los consume. El final en ambas obras es infeliz a causa del amor frustrado, o si consumado, como en la "Estoria de dos amadores" del Siervo, por la imposibilidad de disfrutarlo. En el Amadfs, a pesar de su desenlace feliz, Amadis y Oriana tampoco pueden realizar sus aspiraciones amorosas a su gusto y con plena libertad. Es obvio que se trata de un genera Irterario nuevo, pues es posible ver una progresiva introduction de elementos ideologicos burgueses que acabaran por convertir la novela en un genera de esta clase social. Como indica Bajtin, el motivo del amor pudo obtener este lugar central en la narrativa gracias a la importancia que adquiere en la vida real del individuo en la sociedad clasista, gracias a esas relaciones mediante las que el amor vincula la vida de un individuo con las vidas de otros individuos como los esposos, los hijos, los nietos y los parientes, haciendo la trama de la novela mucho mas compleja que la de la epica. El tema del amor sirve para expresar una vision del mundo sumamente subjetiva, completamente diferente y hasta diametralmente opuesta a la vision popular colectiva. La novela caballeresca, despues de indicar el origen del heroe, se centra en su juventud, desde la investidura de caballero hasta el matrimonio publico, coincidiendo con su mayor potencia sexual, que se sublima y se codifica para formar el motivo argumentai fundamental de la obra. El heroe caballeresco se perfecciona en este mundo ilusorio a traves de sus aventuras de armas entramadas como aventuras de amor, y una vez "perfectionado," el caballero de la novela sentimental se hunde completamente en su ensimismamiento amoroso. Hay que subrayar, sin embargo, que el tema del amor tal como ha sido elaborado investigaciones de Elias y Duby podemos hablar del doctrinal amoroso de la Baja Edad Media en general, y no s6lo del siglo XV. 1 1 Vease por ejemplo Whinnom, ed., Obras completas de Diego de San Pedro, 2: 41. 66 en las novelas caballerescas y en particular en las novelas sentimentales, ha implicado un descubrimiento de gran importancia para la literatura occidental. Nos referimos al descubrimiento del individuo y de la complejidad de su intimidad, pues ambos generos discurren en los sentimientos de sus protagonistas. La novela se convierte en el genero mas adecuado para la expresion de la conciencia del sujeto en vias de modernizarse, porque como prosa narrativa larga favorece la exploraci6n de lo mas profundo de su psicologia. A la vez, la novela ofrecia un simulacro de verosimilitud mediante el cual podian salvarse los conflictos que se originaban entre la realidad y el como debia o podia ser esta realidad, y proporcionaba un escape al ser humano al ofrecerie unas nuevas visiones de una existencia que se hacia cada vez mas compleja. En la novela sentimental, las cartas nos introducen en esta intimidad de los personajes. La caracteristica principal de esta novela, en comparacion con la caballeresca, es el intimismo al que el autor-protagonista del Siervo libre de amor nos introduce mediante la epistola sobre "la muy agra relation del caso" que dirige a su amigo, Gonzalo de Medina, quien Ie habia pedido repetidas veces noticias de sus amores. De ahi que la trama de la primera parte del Siervo sea casi inexistente, centrandose en las disquisiciones del autor- protagonista sobre los "tres caminos y tres arbores consagrados, que se refieren a tres partes del omne." Refugiado en el campo, el autor-protagonista recuerda y confiesa sus desventuras amorosas a su companero en el "bien amar." Esta subordination de la action de la novela a la forma de memorias pseudo-autobiograficas es una afirmation mas de la primacia de la experiencia individual. 1 2 El que Rodriguez del Pad ron se valga del recurso de la carta constituye un hecho importante, porque los antiguos motivos del complejo folklorico antano universales, como es el motivo del acto sexual, ahora es posible expresarlos solo mediante el principio de individualization. San Pedro lo sigue en este sentido, pues adopta como excusa para escribir la "necesidad de obedescer" a don Diego de Hernandez, quien Ie habia 1 2 Sobre la vida amorosa de Rodriquez del Padron se tejio en el siglo XVI toda una leyenda, semejante a la leyenda del famoso poeta Macias. Veanse al respecto Juan Rodrigez del Padron, Obras completas, ed. Cesar Hernandez Alonso (Madrid: Editora National, 1982) 14-6, y la anonima Vida del trovadorJuan Rodriguez del Padrdn 383-97; tambien Whinnom, "The Marquis de Pidal Vindicated: The Fictional Biography of Juan Rodriguez del Padron," C 13 (1984): 142-44. Son varios los criticos que interpretan el Siervo como una obra autobiografica; vease nuestra Introduction, pag. 4. A nosotros no nos parece convincente tratar el Siervo como obra autobiografica, puesto que tanto esta novela como el resto de su obra en prosa y verso descansa en lugares comunes del amor cortes, por lo cual nos parece mas convincente considerarlas como parte de esta larguisima tradition bajomedieval que venimos explorando. 67 dicho que devia hazer alguna obra del estilo de una oration que enbie a la senora dona Marina Manuel, porque Ie paresgia menos malo que el que puse en otro tractado que vido mio. (Carce/ Z)13 De esta manera todo el texto de la Carce/ queda inscrito dentro de la carta dirigida a don Diego Hernandez "por conplir su mandamiento" y de la experiencia pseudo-autobiografica del Auctor. La forma epistolar se hace una constante no solo en la novela sentimental 1 4 sino que se convierte en un topico de contestation a la petition que mas tarde se hara celebre con el Lazarillo de Tormes?5 La Carce/ de amor esta escrita en gran parte en forma epistolar y las cartas se entretejen con facilidad con la escasa linea argumental. Ademas de los tormentos que sufre el enamorado Leriano por la princesa Laureola en su alegorica carcel de amor, las emociones de ambos se detallan en las cartas que se intercambian con la ayuda del Auctor, su intermediario, encargado, por lo demas, de narrar las adversidades de esta historia de amor. Con ello San Pedro mantiene el predominio del tema del amor expresado en tono lacrimoso, y mas que nada de la intimidad de los personajes, creando mediante sus misivas una fictibn de dialogo entre los dos. La funcion del amor en el proceso de civilizacion En el tomo segundo de The Civilizing Process, "State Formation and Civilization," Elias demuestra como, con el avance del proceso de civilization, el individuo va interiorizando los imperativos de refrenar las emociones y los impulsos instintivos santionados por la sociedad. El temor a la degradation social y la vergiienza que nace de este temor conduce a un constante estado de angustia, ya que el individuo tiene conciencia de estar en disyuntiva entre sus impulsos y los imperativos que Ie impone su contorno social. A fin de superar y resolver esta ansiedad el individuo experimenta un proceso de "modelacion" en el que adquiere la habilidad de distanciarse de s i mismo, es decir de sus 1 3 San Pedro se refiere a dona Marina Manuel, dama de Isabel la Catolica a la que habia dedicado su Sermdn de amores. El tratado que menciona es su Tractado de amores de Amalte y Lucenda. Siempre citamos por Diego de San Pedro, CArcel de amor, ed. Carmen Parrilla (Barcelona: Critica, 1995). 1 4 Del entramado de la carta se servira tambien Juan Flores, pero la forma narrativa mas completa Ie dara Juan de Segura en Proceso de cartas de amores. Para la novela epistolar vease Charles Kany, The Beginning of the Epistolary Novel in France, Italy and Spain (Berkeley: U of California P, 1937). 68 propios afectos. Las prohibiciones y normas sociales acaban convirtiendose en una autodisciplina segun la cual el individuo se rige no solo en publico, sino incluso cuando esta a solas. Esto produjo que la division en esferas de lo interior y lo exterior se fuera profundizando hasta que el ser humano comenz6 a experimentar la superficie de su cuerpo—su misma piel—como una especie de "armadura" que lo separa de los demas cuerpos en su entorno y del mundo exterior en general. 1 6 Este homo novus pertibira desde ahora el mundo como un lugar con propositos y fines que conseguir, como un campo de batalla perpetua para la realization de unos intereses predeterminados. El nacimiento de la burguesia y la concentration de su poder economico y politico en los centros urbanos contribuyen a que la nobleza vea amenazada su position privilegiada ante el avance de estos miembros del tercer estamento adinerado y su rapido ascenso social que les hacia posible la monarquia. Estos cambios constituyen, segun Elias, los factores sociologicos y psicologicos que influyen directamente en la formation del estilo de vida cortesana. A fin de mantener su position privilegiada, la aristocracia se esfuerza en estilizar su vida introduciendo una serie de etiquetas y ceremonias con el objetivo de eliminar de su medio ambiente social todo lo perteneciente al tercer estamento. 1 5 'V pues vuestra merced escribe se le escriba y relate el caso muy por extenso." Lazarillo de Tonnes, ed. Francisco Rico (Barcelona: Planeta, 1976) 7. 1 6 En lo que atane al proceso de individualization la influencia de la Iglesia, en particular la confesion, ha sido subrayada por Michel Foucault: "Since the Middle Ages at least, Western societies have established the confession as one of the main rituals we rely on for the production of truth: the codification of the sacrament of penance by the Lateran Council in 1215, with the resulting development of confessional techniques, the declining importance of accusatory procedures in criminal justice, the abandonment of tests of guilt (sworn statements, duels, judgements of God) and the development of methods of interrogation and inquest, the increased participation of the royal administration in the prosecution of infractions, at the expense of proceedings leading to private settlements, the setting up of tribunals of Inquisition: all this helped to give the confession a central role in the order of civil and religious powers. The evolution of the word avowal and of the legal function it designated is itself emblematic of this development: from being a guarantee of the status, identity, and value granted to one person by another, it came to signify someone's acknowledgement of his own actions and thoughts. For a long time, the individual was vouched for by the reference of others and the demonstration of his ties to the commonwealth (family, allegiance, protection); then he was authenticated by the discourse of truth he was able or obliged to pronounce concerning himself. The truthful confession was inscribed at the heart of the procedures of .individualization." (History 1: 58-59) Esta influencia de la confesion en el desarrollo del aparato de autocontrol, principalmente entre la burguesia, ha sido subrayada tambien por Jacques Le Goff, Time, SNon\, Culture in the Middle Ages 38-39. En lo que se refiere a la formation de la conciencia profesional como parte de la intimidad de la clase burguesa vease pags. 112-17. 69 La estetizacion de la vida cotidiana En los siglos altomedievales las formas de vida y las costumbres eran rudas y sencillas, tipicas de una sociedad guerrera y campesina. Prevalecia la pobreza entre la mayoria de la poblacion que se aseguraba la existencia trabajando en faenas agricolas, y el ejercicio de las armas era la ocupacion preferente del estamento de defensores. La vida se desenvolvia principalmente en las villas o tineas senoriales dispersadas en el campo, o en las pequenas aldeas, junto a alguna parroquia o Castillo. Las moradas, en general, eran primitivas, incluso las residencias senoriales y los palacios de los monarcas eran de muy sencillas, formados de una sola construction y con escasos objetos de uso domestico. Las relaciones humanas estaban dominadas por la violencia y el desenfreno de la sensualidad. Como de la propiedad de la tierra derivaba todo poder social y politico, la coaccibn, asesinatos y guerras privadas eran los medios habituales para conseguirla. Aunque la Iglesia se esforzaba en moderar la rudeza y la tosquedad de estas practicas con su protectibn llamada paz y tregua de Dios, imponiendo que en tiertas fiestas y dias sagrados, bajo sancion espiritual, se prohibia causar dano alguno, el clima de violencias persistia. La venganza privada, que formaba parte del derecho consuetudinario y que obligaba a todo el grupo familiar a castigar la ofensa sufrida por uno de sus miembros, engendraba la enemistad entre linajes enteros. Por otra parte, los magnates se rebelaban frecuentemente contra el rey, y con sus mesnadas se combatian en luchas banderizas en las que las victimas eran tambien los labriegos y los monasterios e iglesias. El estamento de defensores comienza a perfilarse con mayor claridad a finales del siglo X, cuando la voz "caballeria" "came to denote the code and culture of a martial estate which regarded war as its hereditary profession" (Keen, Chivalry 239), y cuando este estamento se empefia no sdlo en aumentar sus dominios y acrecentar sus riquezas, sino en ejercer una funcion organizada de dirigente social. Las diferencias entre la alta y la pequena aristocracia y las luchas internobiliarias no obstaculizaron el nacimiento de la conciencia de clase de este estamento, que se manifiesta en la integration de todos sus miembros en la Orden de Caballeria, la cual acabo por identificar la profesion de guerrear a caballo y la nobleza. Ya en el siglo XI, estimulados por las empresas de Cruzada en el Medio Oriente bajo la influencia de la Iglesia, los milites Christi se asignan la mision de defender la fe cristiana y tambien el deber moral de mantener la justicia y proteger a todo desvalido, categoria que incluia a la mujer. 70 La vida de estos hombres de guerra transcurre alrededor de los servicios militares junto a su senor, el rey o un magnate, de cuya mesnada o sequ'rto forman parte, generalmente en espera o preparation para alguna campana de guerra o la convocatoria para una asamblea politica o judicial. En tiempos de paz se dedicaban al adiestramiento en las armas, las expediciones cinegeticas o bien a saqueos de tierras enemigas. La profesion militar era un camino hacia la riqueza, y la guerra era un fenomeno generalizado, pues constituia el unico modo legitimo de promotion social. La nobleza era por tanto una sociedad dedicada extiusivamente a las armas y completamente homogenea, cuyos miembros were all brought together into a single coherent g r o u p . . . . They had common ancestors, formed a group of cousins who still clung to the persistent practice of endogamy, enjoyed an economic superiority that helped to safeguard the reinforced lineages, and lastly, they had a common vocation for power and for the bearing of arms which brought out the masculine features of the whole social circle. (Duby, Chivalrous Society 78-79) La poesia trovadoresca y, en general, la literatura amorosa no ha podido nacer entre esta muchedumbre de guerreros rudos y groseros, como subraya Elias (Civilizing 323-24). En la sociedad en la que el principal medio de legitimar el poder es el tamano del territorio que se domina, cuyos productos bastaban para el sustento economico, regia la dura ley del mas fuerte y dominaba el hombre guerrero que satisfacia sus ambiciones y deseos por la fuerza. Su sentimiento de superioridad concuerda con su desprecio del menos fuerte y con el desprestigio de la mujer, ya que elia se dedicaba a unos quehaceres limitados por el espacio del hogar, completamente fuera de las esferas de actividad de los hombres y de sus intereses. Esta actitud masculina, al igual que la base social que la origina, se mantiene durante toda la Alta Edad Media, e indicio de ello puede encontrarse en la literatura de la epoca. Al cultivo de las letras en los siglos altomedievales, y se trata de una literatura erudfta en latin, se dedicaban extiusivamente los eclesiasticos, pues el ejercicio de las armas del estamento de defensores era poco propicio para despertar su interes hacia la actividad intelectual. La naciente poesia en romance, en cambio, era una poesia popular cultivada por los juglares que viajaban de ciudad en ciudad o de castillo en castillo recitando ante su auditorio los cantares de gesta. Esta literatura oral tenia su origen en los viejos 71 cantos germanicos, que poetizaban las empresas guerreras de sus antepasados. La epopeya castellana recoge los acontecimientos de la actualidad, como en el poema del conde castellano Fernan Gonzalez, o los sucesos de un pasado legendario, como la historia de la hija del conde don Julian y la "perdida de Espana." Entre los hechos de su presente inmediato los juglares se inspiraban tambien en las pasiones violentas propias de la epoca, como eran las sangrientas venganzas privadas, haciendo asi celebres, por ejemplo, a los siete infantes de Lara y conmoviendo a su publico con la tragedia familiar convertida en tema heroico. De todos estos cantares el Poema de Mio Cid es el unico que se conserva. En el este ambiente de violencia y rudeza se mantiene a lo largo del poema, pues las batallas del Cid y de sus companeros ocupan la mayor parte de la trama. Aunque una de las preocupaciones del Cid es recuperar su honra perdida, por lo cual el Poema puede leerse como si tuviera atisbos de individualidad, su movil principal, al igual que el de los protagonistas de las antiguas gestas, es el bien de su comunidad. Ante el injusto destierro por Alfonso VI, quien habia accedido al trono desde Leon bajo circunstancias sospechosas, el Cid actua como un heroe epico arquetipico que dedica su vida al destino de su patria, lo cual se desprende del tono del poema, claramente antialfonsino y antileones. En los siglos que ven el nacimiento de los cantares de gesta los hombres no se comportan de una manera delicada hacia las mujeres, aunque se trate de sus propias esposas o de mujeres de igual position social. Las relaciones entre los sexos se regulaban, como en toda sociedad guerrera, por el absoluto predominio del hombre. En este sentido no escapa que en el Poema, aunque el Cid se muestra dedicado a su relation conyugal, Jimena es una figura sin mayor importacia, dado que aparece en pocas escenas, en las que se crea de ella una imagen de mujer resignada ante las vicisitudes que sufre su esposo, y sumisa a toda decision suya. A pesar de la alabada historicidad del Poema, es obvio el deseo del anonimo autor de glorificar al heroe, y en el caso de dofia Jimena, no atenerse a la historia, la cual nos demuestra que ella ejercia el poder que tenia gracias a su position social, y que a la muerte de su marido ella misma se encargo de la defensa de Valencia de los ataques de los almoravides. 1 7 Sobre la imagen de Jimena y otras mujeres en la epica espanola, vease Lucy Sponsler, Women in the Medieval Spanish Epic and Lyric Traditions (Kentucky: The UP of Kentucky, 1975). 72 En esa epoca, anterior al nacimiento del concepto del amor cortes, predomina el comportamiento grosero y brutal hacia las mujeres, brutalidad que el autor del Poema se detiene en detallar en la escena de Corpes donde los infantes de Carrion desnudan a sus esposas y: Essora les conpiecan a dar los ifantes de Carrion, con las cinchas corredizas majan las tan sin sabor, con las espuelas agudas con elias an mal sabor ronpien las camisas e las carnes a elias amas a dos; linpia salie la sangre sobre los ciclatones. (2735-2739) 1 8 Sin embargo, Elvira y Sol no ganan personalidad literaria por este episodio, mas bien figuran como meros accesorios de su padre, cuya figura de heroe admirable se destaca aun mas ante la vileza de los infantes de Carrion. El Cid pide justicia al rey, pero en las Cortes de Toledo repara no la afrenta hecha a sus hijas sino su honor de buen vasallo del rey. Cumplida su mision historico-politica, ambas le van a servir para proyectarse socialmente gracias a sus bodas, que el autor resume en los conocidos versos: jved qual ondra crece al que en buen ora nacio quando senoras son sus fijas de Navarra e de Aragon! Oy los reyes d'Espana sos parientes son; a todos alcanca ondra por el que en buen ora nacio. (3722-3725) Ei cambio de comportamiento del hombre hacia la mujer El comportamiento del hombre hacia la mujer se ilustra claramente en la diferencia entre los cantares de gesta, como en el mencionado ejemplo de vileza y brutalidad de los infantes de Carrion hacia las hijas del Cid, y los sentimientos y el galanteo del hombre hacia la mujer que aparecen en la literatura del amor cortes. Ambos proceden de dos diferentes tipos de relaciones entre los sexos que corresponden a dos diferentes tipos de sociedad feudal. La actitud del hombre hacia la mujer se ve afectada radicalmente con el cambio del centra de gravedad en la sociedad bajomedieval, es decir con el termino de la epoca de 73 feudalizacion y la progresiva centralization del poder politico-economico y militar en las cortes mas grandes, entre las que destaca la corte regia (Elias, Civilizing 324). Como senalamos en el Capitulo I, los enfrentamientos entre la nobleza, la Iglesia y la casa real por el control y los productos de las tierras se producen a lo largo de la Edad Media, por lo comun, por medio de la fuerza fisica. Con el nacimiento de la economia monetaria la burguesia se incluye en la lucha por ei poder economico y hasta cierta medida politico. El resultado de estas luchas es que la casa real concentra un poder que no se puede igualar a los demas senorios ni a los mas grandes y potentes concejos municipales. Poco a poco se establece el poder absolute de un solo senor supremo: el monarca. Se trata de un largo proceso histerico en el que la circulation del dinero y la centralization del sistema tributario, y gracias a ello la centralization y monopolization de la violencia fisica, han jugado un papel primordial en la edification y la fortification de la monarquia. S e entiende que with this monopolization of physical violence as the point of intersection of a multitude of social interconnections, the whole apparatus which shapes the individual, the mode of operation of the social demands and prohibitions which mould his social makeup, and above all the kinds of fear that play a part in his life are decisively changed. (Elias, Civlizing 275) Se hace posible ahora que el poder no se feudalice, o sea no se fragmente en una multitud de campos de action politica, sino que se centralice en la corte real. Durante la Baja Edad Media se observa una progresiva reduction del numero y de la influencia de la multitud de cortes senoriales independientes a la vez que se impone la monarquia, y con ello la coacci6n de la etiqueta cortesana. Esta transformacidn politica no implica solo que el rey aumenta su poder, sino que la institution de la monarquia influye directamente en el curso de la transformation de la sociedad entera. A saber, la monopolization de la fuerza coercitiva convertida en efectivos militares y policiales contribuye a la pacification de la sociedad y hace que la monarquia se erija como factor politico estabilizador. Como unico portador y garantizador del poder publico, la monarquia influye a que el uso directo de la violencia se excluya en gran medida de la competicibn politico-economica. Reprimir las emociones y los impulsos y obrar con mucho disimulo y astucia se imponen como indispensables para superar al enemigo, ganar merito o sobresalir en estimation. Elias 18 Poema de Mio Cid, ed. Maria Eukenia Lacarra (Madrid: Taurus, 1983). Siempre citamos por esta edition. 74 subraya que la sociogenesis del absolutismo es clave para el proceso de civilization de la Europa Occidental, y que la refinacion de modales y en general del comportamiento que solemos denominar "civilizado," y la correspondiente transformation de la constiencia humana, no pueden entenderse sin tener en cuenta el proceso de la creation del Estado, cuya primera forma es la monarquia absolutista: It is by more than a coincidence that in the same centuries in which the king or prince acquires absolutist status, the restraint and moderation of the affects . . . the "civilizing" of behaviour, is noticeably increased. . . . it emerges clearly how closely this change is linked to the formation of the hierarchical social order with the absolute ruler, and more broadly his court at his head. (Civilizing 266) Como queda dicho, los magnates entre los siglos XII y XIV desempenan un papel importante en el ambito politico-militar y mantienen sus residencias en sus sefiorios, de los que salen solo a fin de acudir al llamamiento del monarca para alguna campana militar o para encargarse de un oficio palatino o mision diplomatica. Esta alta aristocracia con sus rentas podia disfrutar de comodidades lujosas que le hacian posible afinarse en sus costumbres hasta convertirlas en un estilo de vida soberbio, y su gusto por lucirlo se tradujo en su aficion al arte y a las letras. Muchos de ellos fueron mecenas, como Alvaro de Luna, y los que se dedican al cultivo de las letras como Enrique de Villena, Pedro Lopez de Ayala, Fernan Perez de Guzman, don Juan Manuel, el Marques de Santillana y G6mez y Jorge Manrique se catalogan entre las figuras mas eminentes de la literatura en lengua castellana. Por tanto, la corte regia tenia que com partir su funtion como centra de gobierno y de la vida social y cultural con las cortes de estos mas distinguidos magnates. Sin embargo, desde mediados del siglo XIV, con el progresivo proceso de centralization, la corte regia no se establece s6lo como centra de gobierno y de justicia, sino como centra de vida social, cultural y de mecenazgo y como escuela de cortesia y caballeria, omandose de suntuosidad resplandeciente y ostentando asi visiblemente su fortalecimiento. A partir de ahora la importancia de la corte real como autoridad central y modelo de comportamiento sobresale definitivamente y supera no sdlo a las cortes de los grandes sino tambien a las ciudades, la Iglesia, las escuelas catedralicias y las universidades. Dicho de otra forma, la corte regia se convierte en modelo que determina el estilo de vida de todo el pais. Los miembros de la baja nobleza que habian logrado enriquecerse y terminar una carrera universitaria fueron tambien atraidos a la corte o a otros centres cultos peninsulares y 75 extranjeros, por lo general urbanos, contribuyendo directamente al movimiento general de ilustracion que caracteriza las postrimerias de la Edad Media. Los hidalgos mas representatives fueron Pero Tafur, Rodriguez del Padron y Rodriguez de Montalvo. El patriciado urbano, gracias a la riqueza ganada en el comercio por sus antepasados, podia dedicarse a la cultura, y por ello era mas refinada que la nobleza territorial, esencialmente militar y rural. Ademas de juristas, teologos y doctores, de sus filas salieron eminentes figuras de las letras como Alonso de Palencia, Diego de Valera, Juan de Mena y Diego de San Pedro. As i , hacia finales de la Edad Media se constituye la sociedad cortesana absolutista, que abarca tres capas: la alta aristocracia, la hidalguia y la alta burguesia. El afan por la pompa, propio de la epoca, empuja a las figuras mas destacadas del campo de la politica y de la cultura a concentrarse en torno al rey para gozar del esplendor cortesano que alcanzaba una prodigalidad nunca vista en los siglos anteriores. Los cortesanos gozan en lucir su ingenio en los juegos florales y los torneos, lo cual favorece la promotion politica de la corte regia. La vida cultural adquiere un caracter esencialmente cortesano que conditions todo su arte y su literatura en la que destaca el tema del amor. En este sentido en Espafia se distinguen la corte de Juan II de Castilla, en la que Juan Alfonso de Baena recoge a los poetas que formaban parte de su sequito literario en su Cancionero, y la corte de Aragon, sobre todo la corte de Napoles. En su palacio en Napoles Alfonso V el Magnanimo forma una espetie de academia literaria en la que se escribe y recopila el Cancionero de Estufiiga, y en la que los poetas castellanos, aragoneses y catalanes se ponen en contacto con los humanistas italianos para luego traer su influjo a la Peninsula. Con la unification de Espafia, la corte de los Reyes Catolicos retomara el puesto de principal centra politico y cultural del pais. Esta centralization del poder en la corte regia se debe en gran medida a la relation entre oferta y demanda de trabajo, pues es alii donde radicaban los mas importantes cargos politicos, militares y diplomaticos, y con ello relatively independent social functions are increasingly replaced by dependent ones in society—for example, free knights by courtly knights and finally courtiers, or relatively independent merchants by dependent merchants and employees—the moulding of affects, the structure of drives and consciousness, in short the whole social personality structure and the social attitudes of people are necessarily changed at the same time. (Elias, Civilizing 348) 76 Los antano guerreros independientes se convierten en cortesanos, en su mayoria funcionarios en la administration real, y con ello en un estamento subordinado y bajo la dependencia directa de la monarquia. En la corte, el noble se encuentra ahora al servicio del rey y: A new constraint, a new, more extensive control and regulation of behaviour than the old knightly life made either necessary or possible, is now demanded of the nobleman. These are consequences of the new, increased dependence in which the noble is now placed. He is no longer the relatively free man, the master in his own castle, whose castle is his homeland. He now lives at court. He serves the prince. He waits on him at table. And at court he lives surrounded by people. He must behave toward each of them in exact accordance with their rank and his own. He must leam to adjust his gestures exactly to the different ranks and standing of the people at court, to measure his language exactly, and even to control his eyes exactly. It is a new selfdiscipline, an incomparably stronger reserve that is imposed on people by this new social space and the new ties of interdependence. (Elias, Civilizing 177) En las grandes cortes feudales se habia originado una convention de comportamiento mas rigida, una moderation de emociones y regulation de modales denominada cortesia que "from about the year 1100, commonly served to describe the sum of noble qualities'' (Bloch, Feudal 305). Con la constitution de la sot iedad cortesana autoritaria y luego absolutista se acelera y profundiza este proceso de civilization. El cortesano se ve forzado a adaptarse a las condiciones de su subordination mediante el cuttivo de las "cualidades" de artificio y reserva que se denominan mesura. La presion para autogobernarse que se ejerce en el esta directamente vinculada a su posicidn de dependiente, siempre en espera del favor del monarca. Por otra parte, la coaccion del ambiente cortesano en general ejerce igual presion, ya que la necesidad de distinguirse de los demas y de luchar por los cargos mas prestigiosos con medios relativamente pacificos—la intriga y la diplomacia—imponen la obligation de practicar constantemente la autodisciplina. Este mecanismo de coaccion exterior se vuelve con el tiempo parte integrante de la intimidad personal del individuo, en el que la postura de su cuerpo, la sonrisa, la mirada y la gesticulation tienen que adaptarse exactamente a la situation social, asi como al rango de su interlocutor. La espontaneidad no es solo inaceptable como falta de consideration hacia los demas, sino peligrosa, pues 77 enmascarar, es decir imponerse la "armadura" a los impulsos interiores momentaneos a fin de satisfacer las normas de "buena conducta" se convierte en el principal medio de sobrevivencia en este ambiente social. Esto contribuye a que se desarrolle una peculiar "racionalidad cortesana" (Elias, Court Society 92), que en terminos mas amplios Horkheimer y Adorno denominan "racionalidad instrumental". Lo especifico de esta racionalidad segun Elias es a preponderance of longer-term reality-oriented considerations over momentary affects in the bourgeois type of 'rational' behaviour- control, the calculation of financial gains and losses plays a primary role while in the court aristocratic type the calculation is of gains and losses of prestige, finance and prestige respectively being the means to power in these societ ies. . . . Common to both [aristocratic and bourgeois rationality] is control of behaviour with a view to gaining p o w e r . . . . {Court Society 92) Este cambio se observa en la Orden de Caballeria, cuya decadencia fue igualmente paulatina. En Castil la-Leon, por ejemplo, ya desde la epoca de Alfonso XI, su dependencia se refleja en el hecho de que "era un cuerpo de elite disenado para guardar al rey y a su administration, en los ambitos militar y politico" (Rodriguez Velasco, El debate 209). Con la decadencia de la importancia de la Caballeria como institution y su subordination a la monarquia, la imagen del caballero andante que erra libremente por los vastos campos abiertos adquiere un aura de nostalgia. 1 9 No obstante, una especie de compensation para la nobleza fue el hecho que ia cortesia le sirvio como medio de expresar su supremacia social. Como dice Bloch, " 'courteous'. . . this word was used more and more frequently to denote something higher" (Feudal 306). La sociedad cortesana determina el curso de "civilization" con sus codigos de conducta, sus modales, sus gustos e incluso la lengua que la distingue del "vulgo." Con la forma de trato y la election de palabras se determina dentro de esta sociedad la position y la relation que ha de tener cada uno con los que estan por encima o por debajo en la escala social. El mismo monarca se sirve de la etiqueta y la ceremonia como instrumento mas visible y eficaz para realzar su autoridad y para hacer a la nobleza consciente de su dependencia. En la epoca de absolutismo: 1 9 El que el ideal caballeresco era producto de una nostalgia de los tiempos pasados lo subrayan Huizinga en The Autumn of the Middle Ages y Duby en The Chivalrous Society. Elias en The Civilizing Process especifica 78 Etiquette and ceremony increasingly became . . . a ghostly perpetuum mobile that continued to operate regardless of any direct use-value, being impelled, as by an inexhaustible motor, by the competition for status and power of the people enmeshed in it—a competition between themselves and with the mass of those excluded—and their need for a clearly graded scale of prestige. (Elias, Court Society 86-87) Otro hecho ha constituido el hito en el proceso de civilizacidn: en la corte del gran sefior y posteriormente en la corte regia, un gran numero de hombres y mujeres se vieron forzados a compartir un solo espacio y a estar en estrecho contacto diario. Los quehaceres cotidianos de los hombres se habian diversificado y no estaban dirigidos hacia un objetivo unico—la empresa militar—, y como suele suceder siempre que los hombres tienen que desistir de la violencia fisica, la importancia de la mujer aumenta, lo cual impuso la necesidad de crear unas nuevas normas de sociabilidad. Ademas, la convivencia de los cortesanos se desenvolvia dentro de una "hierarchical structure, under the eyes of the central person, the territorial lord. This fact alone enforced a certain restraint on all dependants" (Elias, Civilizing 326). Las relaciones entre los habitantes de la corte se han ido formulando con el fin de dirigirlas hacia un control estricto de sus impulsos. Se establecid as i una atmosfera agradable en el trato y la conversacidn, indispensable para la misma sobrevivencia de esta estructura social. El refinamiento de modales de las personas en interaction continua, que este estamento denomin6 cortesia, "first developed among the more socially dependent members of this knightly-courtly upper class" (Elias, Civilizing 330). Lo que esta reglamentacion de modales sobreentendia era la represion del instinto sexual del hombre, por lo cual su autogobierno se agudiza en particular en presencia de la dama de la corte, y ello condujo a la creation de lo que Elias denomina el "standard emotivo." que esta nostalgia se debe a la perdida de libertad econdmica y politica de la nobleza. Vease nuestro Capitulo I pag. 51. 7 9 Los jovenes Duby (Chivalrous Society, Three Orders y Love and Marriage) amplifies el cuadro de la nobleza guerrera con un analisis detallado de los miembros de este estamento conocido como los jdvenes que se origina en el Norte de Francia hacia el siglo XII. Segun explica, en la Edad Media los matrimonios se contraian de acuerdo a un sistema elaborado cuyo objetivo era imposibilitar la proliferacidn de herederos, y de esta forma la division de las tierras. E l pequefio numero de grandes senores en cuyas manos se centraba la riqueza de sus vastos dominios, y por tanto el poder, trataba de casar a todas sus hijas con motivo de crear alianzas politicas. En lo que atane a los hijos, en cambio, la institution del mayorazgo implicaba que solo el primogenito podia continuar el linaje de su padre y obtener el estatus de senor. El termino joven (juvenis) era usado para designar al guerrero que habia pasado por el proceso de adiestramiento en el manejo de las armas y habia sido armado caballero, indispensable para la carrera militar. Lo que el joven aun no habia conseguido era formar su propia familia y establecer su propio estado. Esta condition de juventud (Juventus) podia prolongarse hasta una edad bastante avanzada. Los hijos de los nobles llegaban a ser caballeros entre los 16 y 22 afios de edad, es decir cuando sus padres tenian aproximadamente 50 afios y estaban aun en control de sus propiedades. Vistos como molestia, los hijos segundones eran alentados a dejar la casa paterna. Como consecuencia de esta practica aparecid en Europa Occidental un gran numero de hombres solteros. A la vez, se produce en esa epoca una escasez de mujeres en el llamado "mercado matrimonial," 2 0 de io cual Duby deduce que el fenomeno del caballero andante y sus aventuras eran en realidad muchas veces busqueda de esposas: Throughout their wanderings the bands of 'youths' were animated by hopes of mar r iage . . . . Thus, the desire to be married seems to have dominated the behaviour of a 'youth', encouraging him to shine in combat and to parade at sporting e v e n t s . . . . The search for a rich girl with a fine establishment was . . . not always doomed to disappointment. But certain obvious hazards and obstacles of the hunt were inherent in the uncertain supply of suitable quarry, that is by the frequent eclipse of noble families which resulted in the entire inheritance devolving upon an heiress. (Chivalrous Society 119) Por mercado matrimonial se entiende la oferta y demanda de mujeres y hombres nubiles. Ademas de las obras de Duby citadas en nuestra bibliografia puede consultarse tambien David Herlihy, The Social History of Italy and Western Europe, 700-1500 (London:Variorum Reprints, 1978), en particular el capitulo "The Medieval Marriage Market." 80 Sin tener una position fija y con un future de establecerse en la sociedad que se percibia tan solo como posibilidad remota, los hijos segundones se lanzaban a la vida errante, de saqueos y pillajes, sonando con encontrar una esposa. Sin embargo, su frustratidn no era sexual: "Within these bands of companions pleasure was pursued. The leader squandered his money for he loved luxury, play, miming, horses and dogs; morals were far from strict" (Chivalrous Society 115). Por ello, sus ambiciones no se centraban en la mujer misma, sino en el feudo que elia deberia traer al matrimonio y a partir de ello hacerles posible acceder a la position de sefior, position que les garantizaba prestigio social y seguridad economics. La importancia de esta capa social en la Edad Media se debe no solo a su numero elevado sino tambien a que sus bandas formed the spearhead of feudal aggression. Always on the lookout for adventure from which 'honour1 and 'reward' could be gained and aiming, if possible, 'to come back rich', they were mobile and ready for action with their emotions at a pitch of warlike frenzy. In an unstable milieu they stirred up turbulence and provided manpower for any distant exped i t ion . . . . Dedicated to violence, 'youth' was the instrument of aggression and tumult in knightly society, but in consequence it was always in danger: it was aggressive and brutal in habit and it was to have its ranks decimated. (Chivalrous Society 115) L a "cortesanizacion de los guerreros" Para eliminar el peligro que los hidalgos segundones presentaban en la sociedad, sus familias solian enviarlos a la corte del rey o de un noble de mas reconocida estirpe para ser educados. La crianza—como solia decirse en Espafia—de los donceles era bastante senciila y se basaba en el adiestramiento militar, y el aprendiz o escudero se armaba caballero mediante el rito en el que su sefior Ie cenia la espada. Su deber desde entonces era servirle en su mesnada o su sequito. La vida de los caballeros corria a costa de su sefior y de ahi que la generosidad se destaque como uno de los atributos pr inc ipals del codigo caballeresco. Pero la generosidad, que consistia en el consumo de los frutos de las tierras del sefior y los obsequios que se obtenian de el, implicaba que sus caballeros se vieron condenados a una condition de completa dependencia. Habia un profundo antagonismo entre estos jdvenes sin tierras y por tanto desprovistos de todo poder, y sus 81 senores, casados y soberanos de vastos territorios. Sin tener una position definida en la estructura social los jdvenes llegan a ser la capa social, ademas de violenta, la mas dinamica dentro del estamento de defensores. Son ellos los que desencadenan la movilidad social, pues su objetivo era casarse, y a traves del matrimonio obtener el status de sefior. Sin embargo, su condition de dependencia se hacia manifiesta incluso en este aspecto ya que those whom the lords helped to leave the ranks of ' you ths ' . . . , to establish themselves as lords . . . were those who were most loyal, the bravest on expeditions, those who engaged in a series o f . . . trials and adventures with the greatest ardour. . . (Love and Marriage 70). Para estos solteros la mujer se convierte en verdadera fetiche, mera representaci6n de la oportunidad de librarse de su condition de dependiente mediante el matrimonio. Si bien los jdvenes en la corte permanecian solteros, en su caso la frustration tampoco era sexual puesto que "the generosity of the lords also extended to ensuring that the castles were peopled with obliging girls" (Duby, Love and Marriage 72). A pesar de que el paso de la Alta a la Baja Edad Media no este marcado por ningun acontecimiento militar o politico de gran importancia, el siglo Xl l constituye un punto de referenda imposible de eludir en la historia de la cultura. La Eurapa Occidental experimenta a partir de ese periodo unas transformaciones tan prafundas en la vida social, politica y cultural que la Baja Edad Media desembocara casi imperceptiblemente en el Renacimiento y el en Humanismo del siglo XVI. A saber, la presencia en la sociedad aristocratica de esta inestable capa de jdvenes que llevaba una vida revoltosa y propensa a apetitos sensuales, influyo directamente en que el ideal caballeresco se originara y mantuviera durante la epoca bajomedieval y comienzos de la modema. El proceso que Elias denomina la "cortesanizacibn de guerreros" fue un fenomeno social comun en toda la Eurapa Occidental y "fue en Espafia siempre acostumbrado de los homes honrados de enviar a sus fijos a criar a los cortes de los reyes porque aprendiesen a seer corteses, et ensenados et quitos de villania et de todo yerro" {Siete partidas, II, ix, 27). 2 1 2 1 Citamos por Roger Boase, The Troubadour Revival 60. 82 El amor desempena un papel de importancia crucial en este proceso llegando a formar el eje del largo proceso de civilization de las sociedades eurooccidentales. El sentimiento de amor, segun Elias, constituye una forma de maduracion de los primitivos instintos del hombre guerrero. Este proceso de cortesanization, al igual que el proceso de civilizacidn en general, se inicia en las principales y mas lujosas cortes europeas y la mas importante entre elias, la corte regia: In tracing the sociogenesis of the court, we find ourselves at the centre of a civilizing transformation that is both particularly pronounced and an indispensable precondition for all subsequent spurts and counter-spurts in the civilizing process. W e see, how, step by step, a warrior nobility is replaced by a tamed nobility with more muted affects, a courtly nobility. Not only within the Western civilizing process, but as far as we can see within every major civilizing process, one of the most decisive transitions is that of warriors to courtiers. But it need scarcely be said that there are widely differing stages and degrees of this transition, this inner pacification of society. In the West the transformation of the warriors proceeds very gradually from the eleventh or twelfth centuries until it slowly reaches its conclusion in the seventeenth and eighteenth centuries. (Civilizing 466-67) La nobleza, desde luego, conserva su caracter predominantemente militar, pero este ya no constituye su principal razdn de ser. En la corte, el caballero-guerrero se convierte en hombre de cierto refinamiento, y con esto los tiempos de la violencia desenfrenada quedan definitivamente relegados a la historia. Por otra parte, la renovation de la vida urbana y la apertura de las rutas comerciales con el Oriente Medio y entre los centres europeos, contribuyen a que el proceso de secularization de la sociedad se acelere y se extienda a sectores mas amplios, poniendo en un primer piano la afectividad humana e intitando a nuevas invenciones poeticas en torno al tema del amor para convertirse as i en la expresion de un impulso de renovation siempre en ascenso, no solo en el ambito artistico, sino tambien en el social y politico. Todo ello abre nuevos rumbos a los usos y costumbres, que pierden algo de su violencia y rudeza y tienden a transformar el horizonte de la vida hacia formas mas refinadas y cultas. Nos interesa subrayar en particular que al mismo tiempo la sexualidad, la cual no ha podido ser erradicada o canalizada de acuerdo a las estrictas normas eclesiasticas, tenia que ser Vease The Civilizing Process, especialmente los capitulos "On the Sociogenesis of Minnesang and Courtly Forms of Conduct' y "The Courtization of Warriors". 83 codificada de una forma nueva. Para que el amor adquiriera importancia primordial en la literatura la mancha del mal tenia que quitarse del erotismo. Hay que tener presente que la sexualidad se definira como cualidad primordial y propia del cuerpo femenino, mientras que el cuerpo masculino no se vincula para nada con la sexualidad propiamente dicha, marcando una vez mas la diferencia del complejo folklorico que celebraba la virilidad y cuyo simbolo se ha mantenido en la cultura popular medieval en la hiperbolizacion del falo. En el hombre, en cambio, se destacan la fuerza, la valentia y la firmeza que mantuvieron siempre vivo el espiritu de conquista que informaba la mentalidad del caballero y luego del empresario. En una sociedad que vivia de y para la conquista territorial se sobreentendia la primacia del valor militar y la destreza en el uso de las armas. Mas tarde, las empresas comerciales mediterraneas imponian como requisito indispensable del hombre la aptitud para la especulacion y buen gobierno de negocios, proporcionandole la ocasion para confirmar que el espiritu de conquista no se habia extinguido. Incluso el amor viene a definirse como "conquista" de la mujer. La peculiar condition social de los jdvenes explica el conjunto de emociones que determinan la manera estereotipada de comportamiento para con la mujer, estilizado en el galanteo y la busqueda del galarddn de una dama de position social superior a la de ellos y en la consecuente frustraci6n que constituye el amor cortes. El fenomeno del amor cortes, como sefialamos arriba, ha sido una cuestion muy debatida entre los medievalistas que se han empehado en aclarar que signified en realidad este tipo de amor, y mas que nada si los amantes corteses aceptaban la sublimation o esperaban consumar su pasion amorosa, y si se trataba de una relation adultera, tal como se desprende de una gran parte de esta literatura. Para nuestro estudio es mas importante el hecho de que este complejo de emociones ha sido proyectado en la literatura y que luego, combinado con el neoplatonismo y el petrarquismo, fue transmitido al Renacimiento para llegar a formar parte de la cultura afectiva del Occidente. Ahora bien, el que las aventuras amorosas se quedaran sin consumarse, y por consiguiente la mujer se idealizara y la pasion sexual se sublimara, o bien la relation de los amantes fuera adultera y asociada con una grave transgresion, no es de importancia. En ambos casos el concepto del amor tal como se configura en la epoca insiste en la purga del instinto sexual tanto del matrimonio como de las relaciones entre los sexos en general. Mas aun, esta representation de la pasion amorosa se enfoca exclusivamente en el deseo del hombre, privando a la mujer de la posibilidad de actuar y limitandola a un papel estatico de objeto de inspiration de ese deseo masculino. 84 La funcion de la literatura en la "cortesanizacion de los guerreros" En el siglo XI en las grandes cortes de Provenza, dentro de la capa social de los jdvenes habia comenzado a formarse un estrato superior en cuyo torno se iban creando focos de poesia trovadoresca. Escribir poesia y componer musica Como servicio al gran sefior y la a dama principal de la corte pronto se vuelve un oficio lucrativo para muchos burgueses. Los trovadores viajaban de corte en corte en busca de respeto y aprecio por su arte y de una morada duradera y una vida mas segura. Y para ello, los cantautores tenian que elevarse por encima de los simples interpretes, bufones o juglares, hacerse distinguir por su publico. Los senores mas ricos y poderosos podian atraer a los mejores artistas y ofrecer reconocimiento a su arte, ya que en sus cortes habitaba mas gente culta en una conviventia mas refinada. No obstante, su labor creativa se vio limitada, porque los poetas: were absolutely dependent on the wages and favours bestowed by these masters. They often wished to become lords in their own turn, and sometimes succeeded in doing s o . . . . Just as often, however, they were handicapped by their position as artist dependent on the whims of a fighting man. (Le Goff, Medieval 313) La competition entre los soberanos territoriales se realizaba no solo mediante las constantes guerras por la expansi6n de sus tierras sino tambien por medio del lucimiento de la riqueza y el poder de cada corte y su sefior. Y a desde los siglos anteriores los clerigos que formaban parte de su Curia no se ocupaban solamente de la administracidn de los bienes de sus amos, sino que actuaban como cronistas de sus empresas guerreras y como glorrficadores de sus hazafias. El trovador, al igual que el cronista, se convierte en instrumento indispensable en esta lucha por el poder y prestigio que podia ser tan feroz como el enfrentamiento de sus ejercitos. Las grandes cortes feudales se convierten en centros de mecenazgo de la historiografia y la literatura. En la Peninsula Iberica la poesia gallego-portuguesa florecia precisamente en las cortes regias de Fernando III, en la corte literaria de Alfonso X el Sabio, poeta el mismo, y en la de Don Denis de Portugal, poeta tambien y protector de las let ras. La poesia cancioneril se cultivaba asimismo en las mencionadas cortes de Juan II y la de Alfonso el Magnanimo, y por ende la corte de los Reyes Catolicos. 85 Los trovadores provenzales crean una poesia lirica—la gaya ciencia—empleando su romance vulgar, pero como sus creaciones consisten en un uso sutil de conceptos y de gran complejidad metrica, la langue d'oc llega a dignificarse como expresion poetica de los magnates y caballeros. En la Peninsula Iberica el gallego-portugues se utiliza para la poesia lirica, hasta que el castellano se vuelve lo suficientemente "poetico" con los Cancioneros. Poco despues, la langue d'oil y el castellano ganan prestigio con la novela caballeresca, pues los trouveres, asi como el autor del Amadis primitivo, elaboran sus ficciones en prosa partiendo del ideario de la convention trovadoresca. Con la aparicion de la novela sentimental en el siglo XV, la hegemonia politica de Castilla se habia confirmado definitivamente y con ello la preponderancia del castellano sobre los demas idiomas de la Peninsula. Rodriguez del Padron, por ejemplo, era gallego, pero escribe sus obras en castellano. En su analisis de la novela caballeresca Erich Auerbach (Mimesis 123-43) interpreta la aventura caballeresca y su insistencia en "refinement of the laws of combat, courteous social intercourse, [and] service of women" (Mimesis 134) como un esfuerzo constiente de la nobleza de idealizar sus empresas politico-guerreras y destacar su superioridad social. En su intento de civilizar su comportamiento, la nobleza que crea estas novelas y forma su publico principal, desarrolla una idea de si misma como "community of the e lec t . . . set apart from the common herd" (Auerbach, Mimesis 137). Segun el concepto de cortesia en el que insisten los autores de estas obras, para el caballero ideal no era suficiente ser de linaje noble, sino tambien ser sensible y tener modales refinados. Como sostiene Auerbach, esta insistencia en la sensibilidad y los modales que no eran innatos sino que se aprendian mediante una educacibn adecuada, contribuyo a que el ideal de la nobleza se popularizara entre el muy amplio estrato de la hidalguia y la burguesia. Sin embargo, la importancia que se daba a la sensibilidad y los modales refinados como valores personates "by no means brought a closer approach to earthly realities" (Mimesis 139) a la nobleza cortesana. Al contrario, petrifica aun mas su sentido elrtista de modo que en el Occidente europeo se hizo comun la idea de que "nobility, greatness, and intrinsic values have nothing in common with everyday reality" (Mimesis 139). Se trata de una nueva dinamica cultural en la que el amor llega a formar parte crucial de la conducta cortes. Son precisamente la poesia trovadoresca y la novela caballeresca las que forman el nucleo desde el cual esta nueva dinamica—la del culto de la 86 mujer y el enamorado vasallaje que el caballero rinde a la dama—ha repercutido y ha sido decisivo en el ambito cultural de la Baja Edad Media. Se abre una nueva era en la que el impulso creativo girara en torno al tema del amor y la relation entre los sexos, relation que habra que encajar en los moldes civilizados. En esa epoca, las relaciones humanas y la represion de impulsos y emociones estan en vias de desarrollo y aun no llegan a ser tan estrictamente definidas como lo seran, bajo el impacto del dinero, en las cortes absolutistas. No obstante, es en esa epoca cuando se sientan las bases de un control mas estricto de la afectividad. Dentro del limitado circulo cortesano, y especialmente en presencia de la esposa del gran senor de la corte y sus damas, una conducta mas pacifica viene a ser obligatoria. La moderation de las pasiones en general, y en particular la sublimation del instinto sexual se establece como modelo de conducta en la corte. La literatura amorosa es claramente exponente de esta sociedad que se empena en suavizar la rudeza y tosquedad en los usos y practicas de su vida cotidiana, dominada aun por pasiones violentas, mediante el cultivo de unas costumbres mas refinadas y una poetica completamente nueva. Esta poetica consiste en la identificacidn del amor con la idea de servicio a la dama en la que destaca la condition de dependencia del amante. La mujer como medio de "cortesanizacion" Una de las innovaciones brillantes de Chretien de Troyes que sigue el autor del Amadis primitivo consiste en que dota a sus guerreros de una sensibilidad que les confiere una dimension estetica completamente nueva. Su capacidad de amar se convierte en una energia ennoblecedora del antiguo heroe epico. Se sintetiza ahora el tipo ideal de heroe que venia desarrollandose desde los cantares de gesta y del amante de la poesia trovadoresca. Una de las premisas del amor cortes es que la dama actue como modeladora de las virtudes del hombre, y esta premisa esta completamente entramada en el Amadis. El amor a Oriana funtiona como el unico movil para el nuevo heroe de la novela y como fuerza que moldea todas sus cualidades personales, fisicas y morales. Para merecerla, nuestro heroe realiza todas sus hazanas heroicas y alcanza la anhelada perfection amorosa y cortesana. 87 Oriana funciona asi como el estilizado modelo de mujer-educadora de las reglas y normas de cortesia que subyuga al hombre, el cual se ve forzado a cumplir todas sus exigencias y caprichos para ganar su amor. Este modelo se habia fabricado siglos atras, cuando la esposa del gran senor de la corte actuaba como una aliada suya en la education de los jovenes caballeros y cuando se desarrolla el concepto de amor cortes. Concebido como humanizacion de la belicosidad del hombre-guerrero, el codigo del amor cortes a la vez disciplinaba el instinto sexual de los jovenes, el estrato social mas propenso a la violencia y al desenfreno de las pasiones. La esposa del gran senor, reguladora de la convivencia armdnica en la corte taught even more effectively because she stimulated desire. It was thus fitting that she deny herself and, above all, that she should be forbidden. It was also fitting that she should be a wife, and better still that she should be the wife of the master of the household, his lady. This very fact meant that she was in a dominant position, waiting to be served, sparingly dispensing her favour, in a position parallel to that which the lord, her husband, enjoyed, at the centre of the network of real power. (Duby, Love and Maniage 33-34) Lo que en la Baja Edad Media se forja como caballerosidad implica no solo el trato social correcto hacia los demas, sino la entrega completa a la mujer. Y el respeto hacia ella implica una constante practica de la perfection en la sobriedad y moderation que se requiere del caballero, hasta en los momentos de mayor apasionamiento. Esta funcion de la mujer educadora y guia espiritual del hombre guerrero no estilizada como en el caso de Oriana, lo testimonian varios escritos de la epoca, como el siguiente extracto de El Victoria! de Gutierre Diaz de Games, que narra la vida caballeresca de don Pedro Nino: E aun sabemos bien que tanto son loados los tales hombres en las casas de las reynas e de las seftoras . . . porque saben que por su amor son ellos mejores, e se traen mas guarnidos, e hazen por su amor grandes proezas e cavallerias, ansi en armas como en juegos, e se ponen a grandes abenturas, e buscanlas por su amor, e van en otros reynos con sus empresas d'ellas, buscando campos e lides, loando e ensalcando cada uno su amada e senora. E aun hazen d'ellas e por su amor graciosas cantigas e savorosos dezires. (90-91 J 2 3 Citamos por Roger Boase, The Troubadour Revival 37. 88 Entre las quince razones de "Leriano contra Tefeo y todos los que dizen mal de mugeres" la septima recuerda este papel de la mujer: quando se establecio la cavalleria, entre las otras cosas que era tenudo a guardar el que se armava cavallero era una que a las mugeres guardase toda reverencia y onestad, por donde se conosce que quiebra la ley de nobleza quien usa contrario della. (Carce/ 66) Para especificar en la tercera de las "veinte razones porque los onbres son obligados a las mugeres": de la templanca nos hazen dinos, que por no selles aborrecibles para venir a ser desamados, somos tenplados en el comer y en el bever y en todas las otras cosas que andan con esta virtud; somos tenplados en la habia; somos tenplados en la mesura; somos tenplados en las obras, sin que un punto salgamos de la onestad. (Carce/ 66) Y en la cuarta el heroismo a que incitan: al que fallece fortaleza ge la dan, y al que tiene ge la acrecientan; hazennos fuertes para sofrir; . . . quando a los amantes se les ofrece peligro se les apareja la gloria, tienen las afrentas por vicio, estiman mas ell alabanca del amiga quel precio del largo bevir; por elias se comiencan y acaban hechos muy hazanosos; pornen la fortaleza en el estado que merece. (Carce/ 66) Las proezas que el caballero-cortesano realiza por la dama no se limitan a las obras heroicas y amorosas sino tambien literarias. En el ambito que nos ocupa, dos mujeres— Maria de Francia e Isabel la Catolica—se destacaron como mecenas y criticas literarias, y los autores de sus cortes literarias no se restringian en mostraries su reverencia a costa de sus producciones literarias, tan facil de tachar de falta de espontaneidad e innovation. A diferencia de Maria de Francia, Isabel la Catolica no se dedicaba al arte de escribir, pero como una habil politica actuo en su corte a imagen y semejanza de la belle dame sans merc/'(Boase, Troubadour 154) a quien iba dirigido, entre muchos otros, el panegirico que San Pedro incluye en su Amalte y Lucenda. 89 En el medioevo eurooccidental la mujer ocupa el lugar central en el sistema educativo elaborado para la civilization de los guerreros, creandose en torno a elia todo el ideario trovadoresco-caballeresco. Subrayando el merito personal—ganarse el amor de la dama—este ideario se adapta a la movilidad social de los j6venes, la cual facilmente se convertira en modelo de ascenso social de los burgueses adinerados que aspiran a gozar de la superioridad y exclusividad de la aristocracia. La superioridad de ia mujer El amor cortes, tal como se desprende implicita o explicitamente de los poemas de amor de los trovadores, supone una relation adultera de los amantes, siendo la dama por lo comun la esposa del sefior de la corte. Partiendo de la idea de que el matrimonio es tan solo una conveniencia politico-economica, el amor adultero adquiere mas pureza porque supuestamente brota espontaneamente y es muestra de un afecto genuino. Rodriguez del Padron no nos especifica si su dama del Siervo libre de amor era casada o no, pero lo mas probable es que se atenga fielmente a esta tradition. Y a los trovadores provenzales crearon la conception del amor como servicio a la dama, y en el Siervo este servicio amoroso se repite con insistencia en toda la primera parte supuestamente autobiografica. La misma superioridad de clase de la dama despierta el amor en el protagonista-narrador: la que por sola beldat, discreci6n, loor y alteza, amor me mando seguir; porque sirviendo la, excelencia del estado y grandeza del amor mostrasen en mi las grandes fuercas del themor; e yo, temeroso amador careciendo de los bienes que me induzian amar, mas y mas pavor oviese e verguenca de lo dezir. (Obras 1 5 5 f Esta insistencia en la inferioridad social y el temor e inseguridad que causa en el amante aparece otra vez solo una pagina mas abajo, incluso cuando la dama parece corresponderle: Juan Rodriguez del Padron, Obras completas, ed. Cesar Hernandez Alonso (Madrid: Editors National, 1982). Siempre citamos por esta edition. 90 la grand senora . . . quiso enderecar su primera vista contra mi, en sdlo pensar ella me fue mirar, por simple me condenava, e quanto mas me mirava, mi simpleza mas y mas confirmaba. (Obras 157) Esta mujer ideal cuya condition social superior la mantiene a distancia, ademas de personificar "discretion, loor y alteza", cumbre de valores morales cortesanas, une a estos gran belleza fisica para marcar una vez mas la diferencia social, causante de la tristeza y soledad del amante, unica tension de este proceso de enamoramiento: la grand fermosura e desigualdat del estado le fazia venir en acatamiento de mi, porque el mas digno de los dos contrarios mas claro viniese en vista del otro, e por consiguiente la dignidat suya en grand desprecio y menoscabo de mi, que cuanto mas della me veia acatado, tanto mas me tenia por menospreciado, mas me dava grand soledat, maginando con tristeza. (Obras 157) El amor obviamente correspondido por parte de la dama no la acerca al amante, pues su supremacia se hace exigencia para su idealization. Rodriguez del Padron insiste en esta position de obedientia en su vocation de amador: e quanto mas mis servigios le continuava, mas contenta de mi se mostrava . . . e yo era a la sazon quien de plazer entendia, de los amadores ser mas alegre y bien afortunado amador, y de los menores siervos de amar bien galardonado servidor. (Obras 161-62) El vinculo entre las relaciones sociales en general y los contornos de la actitud amorosa del hombre se puede ahora vislumbrar, pero para aclararlo hay que dilucidar el significado del amor, del matrimonio y del aduiterio en esa epoca. En la Edad Media el amor como termino religioso implicaba que todos los cristianos amarian a su projimo y a Dios. En este sentido el amor formaba parte de la misma existencia humana. Aspirar al amor implicaba desear el bien, y el que no aspiraba hacia a estado de espiritu no podria alcanzar la humanidad. En lo que se refiere al amor carnal, George Economou indica: 91 Medieva l man bel ieved that man ' s sexuality . . . w a s seriously affected by the Fal l . T h e originally innocent and divinely ordained instinct for procreation b e c a m e degraded and shameful through the perversion of the will; it b e c a m e from this point of view, lust. But it w a s a l so poss ib le to love virtuously and positively. The conflict in man ' s will concern ing his sexua l conduct w a s not s imply whether to love or not to love - a cho ice between earthly and divine love- it wa s a l so a cho ice between two kinds of earthly love. ("The T w o V e n u s e s " 17) Juan Ru i z denomina estos dos t ipos de amor el "buen amor," o s e a el que conduce a la paz y concordia, y e l " loco amor" o pas ion sexua l que, puesto que t iende a la sat i s fact ion inmediata, s e idea c o m o fuente d e discordia y peligro para la a rmon i a socia l . E l matrimonio e ra la piedra angular del s i s tema polit ico-social medieval . E l linaje y el prestigio de una c a s a senorial e ran va lores por exce lenc ia que s e sumaban en el heredero del titulo y en el nombre de la c a s a , y para ello e ra ind ispensable garantizar la ex istencia d e una so l a pareja procreadora. N o obstante, a pesar de la nob leza de sangre de la e spo sa , e l matrimonio s e b a s a b a en la des igua ldad de los conyuges, puesto que la union del hombre y la mujer era reflejo del s i s tema soc ia l en general, y es te a su v e z e r a reflejo de la jerarqu ia celestial. E n este contrato no hab ia lugar para los sentimientos, y mucho meno s para el amor apas ionado: W o m e n had to be ruled. Th i s conviction w a s supported by the texts of Scripture and provided the model image of the male-female relationship. Th i s relationship should be hierarchical, taking its p lace in the universal hierarchy; men had to keep a tight rein on the w o m e n entrusted to them, but they had also to cher ish them, and women owed respect to the men who had power over them. This exchange of dilectio (love) and reverends (reverence) establ i shed order within the domest ic group, starting with its nucleus, the married couple. But in the relationship between man and wife, the Chu rch moralists judged that that other feeling, wh ich w a s different from dilectio and w a s ca l led in Latin amor, should be exc luded, because sensua l love, desire and physical impulses signified turmoil and d i s o r d e r . . . . Marr iage w a s a ser ious matter and demanded austerity; pass ion should play no part in marital affairs. (Duby, Love and Marriage 97) P o r otra parte, la relacidn entre el hombre y la mujer que no s e regulaba por contrato, sino que brotaba d e los instintos mas profundos y se ba saba en consent imiento mutuo, e ra 92 suprimido con violencia. Como John Benton menciona en su articulo "Clio and Venus: A Historical View of Medieval Love": One form of adultery was considered iniquitous beyond all the rest, and that was the crime of the vassal who betrayed his lord. Adultery with the lord's wife was a form of treason .The eleventh-century customs of Barcelona call it "the greatest felony", along with the compassing the death of the lord or his legitimate son or taking a castle and refusing to return it. Death remained the accepted punishment for such treason; Ramon Vidal, a Catalan poet of the early thirteenth century, vividly describes a lord's retainers setting out to kill as a traitor a vassal believed guilty of adultery with the lord's wife. (26-27) 2 5 A lo largo de la Baja Edad Media se desarrollan dos discursos contestatarios en tomo a la mujer, ya que el siglo Xl l habia proporcionado un terreno favorable a su redencion de la tradition cristiana que la habia definido como incitante al pecado de lujuria. A diferencia del estamento eclesiastico, el laico hace de la mujer una diosa digna de ser adorada, y en la novela incluso protagonista. Segun indica Elias, este drastico cambio en la cultura occidental no era pura imaginaria literaria sino que esconde dentro de si un sustrato socio-economico. En los siglos altomedievales la concepcidn de la mujer era la de un ser inferior en todo sentido, mera prenda para ser repartida entre los hombres a fin de reglamentar su competition politica, como hemos visto en el caso de las hijas del Cid. Fuera de ello, la mujer no servia mas que para satisfacer el apetito sexual del hombre en su forma mas simple. En esta sociedad patriarcal, el dominio del hombre no tenia por que encubrirse y por consiguiente el no se sentia bajo presion alguna para controlar y reprimir sus impulsos mas elementales. Como hemos visto en el caso del Cid, ni siquiera hay indicios de adoracidn o idolatria hacia Jimena. En este sentido it is only in the relation of a socially inferior and dependent man to a woman of higher rank that leads to the restraint, renunciation and the consequent transformation of drives. It is no accident that in this human situation what we call "lyric poetry" evolves as a social and not merely as an individual event; and—likewise as a social event—that transformation of pleasure, that shade of feeling, that sublimation and refinement of the affects that we call "love" comes into being. Not as exceptions but in a socially institutionalized form, contacts between man and woman arise which make it impossible even for the strong man simply to take the woman when he pleases; which make the Mas ejemplos de condenas de los adulteros pueden encontrarse en F. X. Newman, ed., The Meaning of Courtly Love (Albany: State U of New York P, 1968), y Shulamith Shahar, The Fourth Estate. A History of Women in the Middle Ages, trad. Chaya Galai (London: Methuen, 1983). 93 woman unattainable or attainable only with difficulty; and perhaps, because she is higher placed and difficult to attain, particularly desirable. This is the situation, this the emotional setting of minnesang, in which henceforth down the centuries lovers recognize something of their own feelings. (Elias, Civilizing 327-28) Desde luego, no es posible reducir la totalidad de la literatura amorosa a mera convencionalidad, ni tacharla de trivialidad. Lamentablemente, las experiencias amorosas del hombre medieval nos son conocidas solo a traves de esta literatura, la cual formaba parte de la convencidn cortesana, omamento que servia de realce en la vida social. Por ello, hoy en dia nos es dificil sentir el verdadero pulso de las emociones de los poetas trovadorescos y cancioneriles asi como de sus homologos, protagonistas de las versiones novelizadas del amor cortes. Incluso cuando la description de los sentimientos concuerda con la experiencia vivida, esta esta hecha de acuerdo al sistema consistente de reglas poeticas de la convention del amor cortes. Lo que nos importa subrayar es el hecho de que, a pesar de las elaboraciones y cambios del concepto del amor cortes heredado de la poesia trovadoresca y de las primeras novelas caballerescas, el cual consiste en que la relacidn amorosa no es adultera, sino que se trata del amor de un caballero noble por una doncella, como es el caso de Laureola y Leriano, se insiste en la inferioridad social del hombre. La desigualdad de estado en la Carce/ no es dada en forma de alusiones, como en el Siervo, sino que Leriano la detalla muy claramente al Auctor: yo soy Leriano, hijo del duque de Guersio, que Dios perdone, y de la duquesa Coleria. Mi naturaleza es este reino do estas, llamado Macedonia. Orden6 mi ventura que me enamorase de Laureola, hija del rey Gaulo, que agora reina. (C&rcel 9) Su sufrimiento se debe al amor por una mujer del mas alto rango social y unica heredera del reino de su padre. Leriano encaja as i perfectamente en la idea del amor como servicio que llevara hasta las ultimas consecuencias sacrificando su vida por la bella princesa. 94 L a e s t e t i z a c i o n d e l o s p a p e l e s d e l a m u j e r y d e l h o m b r e El esfuerzo de la sociedad cortesana por estilizar la sexualidad era mas que mera inclination suya a la diversion y voluntad de disfrute. Como explicamos anteriormente, para la misma sobrevivencia de la sot iedad aristocratica era indispensable purgarse de los instintos primarios y del barbarismo rudo tan caracteristicos de su ocupacidn guerrera que habia determinado el ambiente pasional y de excesivo uso de la fuerza. Entre los miembros del tercer estamento fue la lglesia la que se ocupo de apaciguar y moderar los arrebatos de ira y violencia, imponiendo la observancia escrupulosa de los preceptos y practicas religiosas. Por su parte, la aristocracia, que se sentia independiente de la lglesia, creo por si misma los obstaculos a lo que percibia como causas del desorden, mas que nada a ia sensualidad desbordada. A fin de ello, la excitation de las pasiones se ha ido revistiendo con ropaje que se creia apropiado y con el tiempo ha adquirido la forma de un embellecido juego de amor indispensable para la conservation e incluso para el fomento de los intereses comunes de la sociedad cortesana. Al referirse al instinto ludico del ser humano, Huizinga subraya la capacidad que tiene el juego de captar la atencidn y la voluntad de los participantes, complaciendolos y a la vez de estableciendo orden: Here we come across another, very positive feature of play: it creates order, is order. Into an imperfect world and into the confusion of life it brings a temporary, a limited per fect ion. . . . The profound affinity between play and order is perhaps the reason why p lay . . . seems to lie to such a large extent in the field of aes the t i cs . . . . It may be that this aesthetic factor is identical with the impulse to create orderly form, which animates play in all its aspects. The words we use to denote the elements of play belong to the most part to aesthetics, terms with which we try to describe the effects of beauty: tension, poise, balance, contrast, variation, solution, resolution etc. Play casts a spell over us; it is "enchanting", "captivating". It is invested with the noblest qualities we are capable of perceiving in things: rhythm and harmony. The element of tens ion . . . plays a particularly important part.Tension means uncertainty, chanciness; a striving to decide the issue and so end it.The p layer . . . he wants to "succeed" . . . {Homo ludens 10; el subrayado es del autor) 95 Para que el juego del amor cumpliera su funcibn reglamentaria era necesario sujetar las emociones e instintos humanos dentro de unos preceptos fijos y uniformes a los que los hombres y las mujeres se atendrian con exactitud, puntualidad y consecuencia en sus acciones, guardando siempre la debida compostura ya que solo una sexualidad estrictamente codificada podia regular su convivencia y hacerla mas amena. El juego del amor cortes se basaba en el mismo erotismo. No obstante, la tendencia consistente en privilegiar la forma, la aplicacidn y la observancia rigurosa de las reglas en la expresidn de las emociones refrenaba a los habitantes de la corte. As i , la etiqueta cortesana, parte de la cual era este juego, ejercia una influencia normativa en el trato entre los sexos. Esta tendencia a cuidar exageradamente del estilo, atendiendo mas a la forma que resolvia los impulsos e instintos humanos basicos mediante la sublimation, condujo a que se racionalizaran las experiencias personates, incluyendo las mas intimas. El objetivo era verterias en una forma placentera y asi preparartas para ser presentadas en publico y ser acogidas con agrado, sin ofender a lo que se iba estableciendo como el "buen gusto." La misma literatura llego a formar parte de la etiqueta cortesana, pues "the ability to improvise a love lyric in the vernacular h a d . . . been considered a sign of noble breeding" (Boase, Troubadour 53), contribuyendo a que se creara una bella ilusidn del vivir armonioso de los cortesanos a pesar de que los abusos de la fuerza eran aun no solo muy frecuentes, sino legitimos. El individuo En su estudio de la cultura popular, Bajtin indica que "las festividades son una forma primordial determinante de la civilizacibn humana" (Cultura popular1 4 ) . Las ceremonias que se celebran con motivo de los momentos mas importantes en la vida del ser humano como el bautismo, las bodas o las ceremonias funebres derivan de los cuttos y ritos primitivos, profundamente arraigados en la milenaria cultura popular. Pero en el ambiente cortesano, en los actos publicos solemnes, e incluso en los actos de la vida privada, se produjo el debilitamiento del sentimiento de licencia, de confianza y familiaridad entre los participantes, tan tipicos de las fiestas populares. Una vez convertidas en actos solemnes que se celebran de acuerdo con determinadas normas destinadas a tributar el poder de un gran senor feudal o, posteriormente, del poder estatal, la vision utopica y la orientaci6n hacia el porvenir de la fiesta popular se pierden por completo. Por otra parte, el hecho de 96 que la fiesta pasa a forrnar parte de la vida cotidiana y se limrta al circulo cortesano hace que las imagenes de los juegos populares sufran un proceso de reduction y empobrecimiento de su original significado vital universalista, transformandose en simple regocijo de los cortesanos. En la corte, bajo la coaccion de la etiqueta, el sentido original que constituia la esencia de los ritos primitivos estaba en vias de desaparicion para la conciencia de los aristocratas bajomedievales. A las antiguas ceremonias e incluso a los usos y costumbres cotidianos se les iba atribuyendo un nuevo valor estetico. Bourdieu senala al respecto: Although art obviously offers the greatest scope to the aesthetic disposition, there is no area of practice in which the aim of purifying, refining and sublimating primary needs and impulses cannot assert itself, no area in which the stylization of life, that is, the primacy of forms over function, of manner over matter, does not produce the same effects. And nothing is more distinctive, more distinguished, than the capacity to confer aesthetic status on objects that are banal or even 'common' (because the 'common' people make them their own, especially for aesthetic purposes), or the ability to apply the principles of a 'pure' aesthetic to the most everyday choices of everyday life, e. g., in cooking, clothing or decoration, completely reversing the popular disposition which annexes aesthetics to ethics. (Distinction 5) En lo que atafte a la sexualidad, el conjunto de normas y formalidades de la ceremonia cortesana hace que el antiguo motivo folklorico del coito degenere estilisticamente, que se vuelva abstracto mediante la alegorizacion, hasta acabar como motivo literario puramente decorative En la vida cotidiana, saber o poder amar se convierte en todo un arte creado en oposicion al erotismo no cohibido de la cultura popular, la cual exaltaba la misma copulation. Este afan de sublimation de los impulsos e instintos humanos, de hacerlos encajar en una forma de manifestacibn considerada como mas elevada, moral e incluso intelectualmente, reduce la sexualidad derivada de lo "bajo" material y corporal ambivalente de la cultura popular a un erotismo superficial. 2 6 Este proceso ha sido, por supuesto, largo y paulatino. Johan Huizinga nota al respecto: "The entire epithalamic apparatus with its shameless laughter and its phallic symbolism had once been a part of the sacred rites of the wedding festivity itself. The consummation of marriage and the wedding ceremony had once been inseparable: a great mystery that focused on copulation. Then came the church and claimed sanctity and mystery for itself by transposing both the marriage and its consummation into the sacrament of a solemn union. The secondary aspects of the mystery, such as the procession, the song, and the shout of jubilation, were left to the wedding festivities. But, stripped of their sacred power, they were expressed with even more lascivious abandon and the church was never able to tame them. No churchly ethic could repress the exuberant cry of life 97 La literatura cortesana bajomedieval, cuya gran parte gira en torno al amor, concede gran importancia a la expresidn estetica, en la cual predoma el idealismo. Al omitir toda referenda a las condiciones naturales o las condiciones socio-historicas en las que se desenvuelve la relation entre los sexos, la pasion amorosa aparece como un placer estilizado hasta tal medida que termina por falsear la actividad sexual de los protagonistas. Es precisamente aqui, en la intimidad mas profunda del ser humano, donde la civilization occidental europea, como claramente se desprende de la literatura cortesana, se ha mostrado mas vigorosa en su esfuerzo por hacer su vida mas "bella" de lo que le parecia en la realidad. El proceso de civilization implied el sometimiento del instinto sexual a una disciplina que exalta el deseo, pero al mismo tiempo suprime y oculta el aspecto "animal" del ser humano y lo reviste con el sentimiento de verguenza (Elias, Civilizing 443). Dada la capacidad de las actividades ludicas de concretar las ideas en forma de imagenes animadas, facilmente perceptibles por los sentidos, el juego suele relacionarse preferentemente con el espectaculo teatral (Bajtin, Cultura popular M). A l igual que los juegos carnavalescos, sin embargo, el juego de amor cortes tampoco es una forma puramente artistica de espectaculo, pues no pertenece exclusivamente al dominio del arte. Por la tendencia innata del ser humano a realizar ciertas acciones orientadas hacia la satisfaction de su instinto sexual, todo el que forma parte del regocijo palaciego amoroso tiende a experimentarlo como espontaneo. No obstante, para poder formar parte de la nueva cultura cortesana, la relation entre los sexos se juega e interpreta a partir de unas reglas establecidas que imponen al hombre y a la mujer a que su comportamiento se ajuste a las convenciones sociales, y que muestren siempre seriedad y dignidad en sus actos y palabras para no herir la sensibilidad ajena. Por ello, debajo del materialismo de los elementos ludicos yace el idealismo que confirma la universalidad y la eternidad de las reglas rationales del juego, encubriendo a la vez que la "aptititud" de cada individuo para jugar al amor es acondicionada socialmente. Bajtin subraya que las festividades "siempre han tenido un contenido esencial, un sentido profundo, han expresado siempre una conception del mundo" (Cultura popular 14). Como la fiesta y la ceremonia habian pasado a ser un acontetimiento comun y corriente en la vida de la corte, los amantes se convierten en los personajes mas representatives de in the "Hymen, O Hymenae"! No puritanical mind could banish from custom the shamelessly open character of the wedding night" (Autumn 53). 98 esta cultura palaciega, ejerciendo una poderosa influencia en la creation de la conception del mundo de la aristocracia y sus allegados burgueses. Los amantes vienen a encarnar una forma especial de la vida afectiva a la vez real e ideal. Paulatinamente, el juego de amor cortes llega a ser parte de la vida cotidiana, y ser amante se transforma en el modo particular de existencia en todas las circunstancias de la vida de los cortesanos. Y sobre la profunda necesidad del ser humano de establecer el orden, no solo en los momentos de diversion o recreation, como indica Huizinga, sino en su existencia en general, Elias explica: From the earlier period of the history of the Occident to the present, social functions have become more and more differentiated under the pressure of competition. The more differentiated they become, the larger grows the number of functions and thus of people on whom the individual constantly depends in all his actions, from the simplest and most commonplace to the more complex and uncommon. A s more and more people must attune their conduct to that of others, the web of actions must be organized more and more strictly and accurately, if each individual action is to fulfil its social function. The individual is compelled to regulate his conduct in an increasingly differentiated, more even and more stable manne r . . . . Precisely this is characteristic of the psychological changes in the course of civilization: the more complex and stable control of conduct is increasingly instilled in the individual from his earliest years as an automatism, a self-compulsion that he cannot resist even if he consciously wishes to. The web of actions grows so complex and extensive, the effort required to behave "correctly" within it becomes so great, that beside the individual's conscious self-control an automatic, blindly functioning apparatus of self-control is firmly established. This seeks to prevent offences to socially acceptable behaviour by a wall of deep-rooted fears, but, just because it operates blindly and by habit, it frequently indirectly produces such collisions with social reality. But whether consciously or unconsciously, the direction of this transformation of conduct in the form of an increasingly differentiated regulation of impulses is determined by the direction of the process of social differentiation, by the progressive division of functions and the growth of the interdependency chains into which, directly or indirectly, every impulse, every move of an individual becomes integrated. (Civilizing 445-46) Bajo la influencia de la estratificacion social, y una vez que pasa a formar parte de la cultura cortesana, el antiguo motivo popular del coito se ha ido desnaturalizando progresivamente. Ademas de reducir el universalismo de la fiesta popular, al hacer de elia mero regocijo del limitado circulo cortesano, en las actitudes y en los rituales convertidos en hechos de la vida cotidiana de sus miembros, la tendencia a individualizar la experiencia amorosa adquiere un maximo relieve. Este juego ejerce as i una poderosa influencia en la 99 creation de su conception del mundo que ahora se centra en el individuo, restringiendo hasta el extremo el significado original del motivo folklorico del coito: la capacidad de ia colectividad de reproducirse y renovarse ad infinitum. Sin embargo, al hablar de los individuos cortesanos y de su experiencia del sentimiento amoroso, no podemos considerar este como un libre fluir de su propia afectividad, como una tendencia a privilegiar el valor del individuo sin tener en cuenta a los demas o sin cenirse a normas sociales generates. En la sociedad estratificada la experiencia de uno mismo does not belong to the " l -exper ience". . . . The individualistic experience is fully differentiated and structured. Individualism is a special ideological form of the "we-experience" of the bourgeois class (there is also an analogous type of individualistic self-experience for the feudal aristocratic class). The individualistic type of experience derives from a steadfast and confident social orientation. Individualistic confidence in oneself, one's sense of personal value, is drawn not from within, not from the depths of one's personality, but from the outside world, it is the ideological interpretation of one's social recognizance and tenability by rights, and of the objective security and tenability provided by the whole social order, of one's individual livelihood. The structure of the conscious, individual personality is just as social a structure as is the collective type of experience. It is a particular kind of interpretation, projected into the individual soul, of a complex and sustained socioeconomic situation. (Volosinov, Marxism 89) Fue natural que el estamento de defensores, cuya supremacia social se vio expuesta al peligro ante la pujanza economica y las ambitiones politicas de la burguesia, iba a desarrollar un codigo de conducta propio que marcara aun mas esta supremacia. En efecto, el codigo de comportamiento cortes, como vimos, se desarrolla durante la Baja Edad Media, periodo en el que la nobleza se impone como capa social dirigente. En las grandes cortes feudales se crean modelos de un trato social mas pacifico, y sus habitantes se van despojando de las costumbres groseras y poco inhibidas. Este arte de comportamiento o cortesia toma como objeto principal al individuo, ante todo al hombre- guerrero, quien, puesto que esta en condition de dependencia del gran sefior feudal o del monarca, se ve expuesto a la presibn de reprimir y moderar sus impulsos y emociones. El amor cortes, como parte del codigo cortes, era tambien una forma de socialization que se llevaba a cabo igualmente mediante la estricta sujecidn al orden y la forma de las normas prescritas. La identidad de los amantes corteses deriva exclusivamente de su conciencia de 100 pertenecer al estamento noble y, para ser sus miembros, toda manifestaci6n de su vida afectiva tenia que encajar en el formulismo estereotipado del codigo cortes. Para el caballero, en particular, la formation de la identidad suponia que todos sus actos, toda manifestaci6n de sus sentimientos y de su voluntad tenian que ajustarse a unas reglas estrictas y altamente estilizadas. En este sentido toda la existencia del caballero estaba ritualizada, y mas importante aun, estaba siempre expuesta a la mirada de los demas: Rites of initiation to the rank of knight, fighting on the battlefield or taking part in a tournament, lyrical poetry and fashion, modes of speech and behaviour were all subject to codes that were permeated with symbolism and universally binding. The knight saw himself as and felt himself to be, a fully rounded being only when he was 'centre stage' in society, particularly among other knights, because to assert himself he had to act out his social role. For a knight, being himself meant presenting himself as a representative of a noble ordo (social stratum or state). The social function he performed had to be expressed as 'theatre'. Tournaments, in particular, were spectacles. A knight would be anxious about how he appeared in the eyes of those around him - his fellow knights and fair ladies p resen t . . . . his behaviour was directed at, and geared towards, spectators. (Gurevich, Origins 179) Por los agravios que causaba, la impulsividad del caballero-guerrero era transformada mediante la disciplina del codigo de caballeria. Por otra parte, su propension a dejarse arrebatar por la violencia de sus pasiones era transformada por el codigo del amor cortes, igualmente disciplinario, en un sentimiento altamente espiritualizado. Esta espiritualization de la materialidad y corporalidad de la actividad sexual del ser humano, a fin de hacerla encajar en el estilo de comportamiento aristocratico-cortesano, ha sido, segun las investigaciones de Elias, elaborada conscientemente a lo largo de la evolution historico-cuitural. Las normas sociales cortesano-caballerescas fueron establecidas por los principios rationales de una nueva moral. No obstante, dentro de esa nueva etica cortesana la racionalidad tampoco actua libremente, sino que se restringe a la manifestation y por tanto confirmation de las normas de la misma sociedad aristocratica. 101 La autodisciplina Como veremos mas tarde, los heroes de nuestras novelas se atienen estrictamente al cddigo del amor cortes y al codigo caballeresco, lo cual muestra que los rituales y preceptos de estos dos codigos eran profundamente interiorizados. La interiorizacion de esas normas sociales, racionalizada como aspiracidn a la perfection humana, se debe a la disciplina a la que el caballero acepta atenerse en su deseo de distinguirse socialmente. Esta rationalization de las emociones e impulsos humanos explica a la vez que la interiorizacidn del sistema normativo que regula su conducta, no la sienta como mera coerci6n, sino mas bien como empefio voluntario que lo conduce a la ed'rficacidn y el cultivo de las cualidades personales. Por otra parte, en las experiencias esencialmente afectivas, tan dificiles de someter al control, el temor y la verguenza cobran suma importancia como instrumentos para conseguir el consentimiento de cada individuo. En la sociedad aristocratica esta tendencia a consentir las normas sociales se halla intensificada por el mutuo control y la constante vigilancia que los cortesanos ejercen entre s i . Segun senala Elias (Court Society 104-05), en la sociedad cortesana se desarrolla con el tiempo el "arte de observation" que nace de las necesidades de la vida en este circulo cerrado, de entender y prever los motivos y las posibilidades y limitaciones de actuation de cada persona. Los cortesanos se vieron forzados a medir meticulosamente los gestos y expresiones de los demas, tratando de desentraftar las intenciones y el significado de ellos. El cortesano, practicante de este "arte de observation," nunca considera a una persona en aislamiento, y su observation de las reglas de comportamiento y sus caracteristicas no las interpreta como manifestaciones individuates o como principio moral que sustenta la integridad de su persona. Mas bien el individuo en el circulo cortesano es observado en su contexto social, en su relation con otros, y toda su expresidn personal es entendida como manifestacidn que simboliza su posicidn en la jerarquia social y a la vez garantiza la perseverancia del sistema y de los valores de esta sociedad cortesana. Pero este "arte de observation" iba dirigido no solo a los demas sino a uno mismo: A special form of self-observation deve lops . . . . This self-observation and observation of other people are complementary. One would be pointless without the other. We are not concerned here with a religious self-observation that contemplates the inner self as an isolate being to discipline its hidden impulses, but with observation of oneself with a view to self-discipline in social life. (Court Society 105; el subrayado es del autor) 102 Estar expuesto a la mirada de los demas es una particular forma de coerci6n que obliga a los cortesanos a hacer teatro, teatro en el que el cuerpo viene a ser el instrumento fundamental para la orientation social, la forma mas palpable de experimentar y expresar la conciencia que tiene el individuo de su pertenencia al estado de nobleza y el significado emotional y valorativo que saca de ello. Bourdieu explica: There is no better image of the logic of socialization, which treats the body as a 'memory-jogger*, than those complexes of gestures, postures and words— simple interjections or favourite cliches—which only have to be slipped into, like a theatrical costume, to awaken, by the evocative power of bodily mimesis, a universe of ready-made feelings and experiences. The elementary actions of bodily gymnastics, especially the specifically sexual, biologically pre-constructed aspect of it, charged with social meaning and values, function as the most basic of metaphors, capable of evoking a whole relationship to the world.. . . (Distinction 474) Por el miedo a desestimar el honor y la dignidad proporcionadas a su condici6n social, de ser humillado o incluso ridiculizado por transgredir las normas sociales y las reglas del juego, el caballero, a fin de inspirar respeto, se ve obligado a guardar siempre seriedad y decora en su conducta. Y el sentimiento de la propia dignidad implica reserva hacia todo lo que puede tener relation con el sexo. Por su facilidad de concretar en imagenes animadas la natural disposition que tiene el ser humano de experimentar las emociones y de evocar los placeres sensuales, el juego del amor cortes invita al pratagonista a abandonarse a las vivas impresiones de estas imagenes y a apreciarlas por medio de los sentidos sin dejarle espacio para adoptar una postura critica acerca de este modelo estetizado de la oportunidad de conseguir su satisfaction sexual. El caballero se ve forzado a ejercer constantemente los actos propios a su estado social, a ser la figura que representa, y no tomar parte activa en su vida afectiva. Era en este mundo de regocijo y de juego donde los nuevos modos de vida eran puestas a prueba y popularizadas. El resultado de todo ello fueron las nuevas normas sociales que regulaban el trato entre mujer y hombre hasta ser elaboradas en reglas del codigo del amor cortes. Valerse de la facultad intelectiva para reducir el instinto sexual a conceptos rationales a fin de estilizarlo y reducir a normas morales las consiguientes actividades dirigidas a conseguir su satisfaction, aunque parezca sutil, no deja de ser decisiva para 103 demostrar que el amor cortes representa un sentimiento socialmente condicionado. No se lo puede considerar de ningun modo como una expresion libre y espontanea de la intimidad personal del individuo, as i como no se puede considerar expresidn de originalidad de sus autores la voluminosa literatura amorosa medieval. No se trata aqui, de un cambio natural de la afectividad humana, sino de la elaboration de un especifico patron de comportamiento impulsado en la sociedad bajomedieval por factores economicos, sociales y politicos. La sociedad cortesana se apoyaba en sus poetas y novelistas para su empresa de la "cortesanizacion de los guerreros" que fomentaba su aspiration a distinguirse del tercer estamento. Fueron ellos los que, al elaborar las hermosas conceptiones sobre el amor, ayudaron a esta sociedad a engendrar un nuevo concepto del hombre: el caballero- cortesano, hombre de armas y letras, generoso, galante y pulido, que vino a ser concebido como prerrogativa de una clase dirigente cada vez mas cerrada. Los valores que se asocian con el amor cortes se han ido diversificando y haciendo muy complejos a medida que iban absorbiendo toda una variedad de diferentes influencias y elaboraciones de cada autor, y a medida que la misma aristocracia iba pasando por varias fases de su desarrollo sociocultural. Acerca de la literatura amorosa cortesana se han desarrollado varias ramas de interpretation que han tratado de explicar su significado. 2 7 No obstante, lo que no hay que olvidar es que el amor cortes es una construction social que se desarrollo de acuerdo con sus propias reglas, y como tal tuvo su expresidn literaria. Esta construction que nace en el siglo XII en el seno de la sociedad cortesana establece el modelo de relation emotiva y fisica entre mujer y hombre, la cual servira de base sobre la que se apoyara la rationalization de la actividad sexual del ser humano y de su subordination a las regulaciones politicas, economicas y legales que condutiran a la alienacidn de cada individuo de su propia esencia humana y a una profunda e insalvable alienation entre los sexos. A la vista de esto, conviene apresurarse a detir que Amadis y Oriana, la dama y el yo poetico del Siervo libre de amor, y Leriano y Laureola, no son personajes incoherentes. La poesia trovadoresca tuvo un publico amplio y merecio una continuacidn en forma de novela, contribuyendo a que se edificara un patrdn modelico de expresidn del sentimiento amoroso. El amor en nuestras novelas esta regido por las leyes y reglas propias del codigo del amor cortes, y nuestros escritores tienen muy clara conciencia de que el concepto de amor que estan presentando en sus obras constituye un sistema cerrado de normas que 2 7 Vease nuestra nota 2 en este capitulo. 104 rigen hasta el ultimo detalle el comportamiento de sus personajes. Rodriguez del Padron, San Pedro y Rodriguez de Montalvo presentan una anacr6nica imagen del amor, de acuerdo con la imagen del regimen feudal en el momento de su decadencia, es decir en el momento de la crisis de la aristocracia. Aun asi sus obras se inscriben en el discurso sobre el amor como parte esencial del proyecto de la "cortesanizacion de los guerreros'' y de delimitation de las funciones sociales del hombre y de la mujer. Los encantos del juego Los modelos que nos han configurado como mujeres y hombres mediante roles sociales, arquetipos y mitos cuyos efectos sentimos aun hoy en dia pueden rastrearse en el juego del amor cortes. Y si ser mujer u hombre es curturalmente aceptar un papel determinado, esto signifies inevitablemente un proceso de concienciacion. El juego de amor es una clave significativa de como los hombres y las mujeres han ido formando su conciencia de sujetos a traves de la experiencia colectiva de cada sexo como constructiones sociales del patriarcado. Sobre el proceso de concienciacion, Valentin Volosinov senala: Outside objectification, outside embodiment in some particular material (the material of gesture, inner word, outcry), consciousness is a fiction.. . . But consciousness as organized, material expression (in the ideological material of word, a sign, drawing, colors, musical sound, etc.)-consciousness, so conceived, is an objective fact and a tremendous social f o r c e . . . . It itself is part of existence and one of its forces, and for that reason it possesses efficacy and plays a role in the arena of existence. Consciousness, while still inside a conscious person's head as inner-word embryo of expression, is as yet too tiny a piece of existence, and the scope of its activity is also as yet too small. But once it passes through all the stages of social objectification and enters into the power system of science, art, ethics, or law, it becomes a real force, capable even of exerting in turn an influence on the economic bases of social life. To be sure, this force of consciousness is incarnated in specific social organizations, geared into steadfast ideological modes of expression (science, art, and so on) (Marxism 90; los subrayados son del autor) El juego del amor cortes como primera forma de objetivacion social introduce a los jugadores en sus adecuados papeles con una fase initial imitativa. Construye paulatinamente un sistema de analogias y diferencias mediante los que aprenden a 105 clasificar los modelos imaginarios que estructuran la experiencia de su propio sexo asi como su experiencia del otro sexo y a daries sentido: From the very start experience is set toward fully actualized outward expression and, from the very start, tends in that d i rect ion. . . . Realized expression, in its turn, exerts a powerful, reverse influence on experience: it begins to tie inner life together, giving it more definite and lasting exp ress ion . . . . The claim can be made that it is a matter not so much of expression accommodating itself to our inner world but rather of our inner world accommodating itself to the potentialities of our expression, its possible routes and directions. (Volosinov, Marxism 90-1; los subrayados son del autor) El juego del amor se convierte as i en una clave de la experiencia de ser mujer u hombre. Cuando el amor pasa a ser topico literario, es decir cuando se noveliza y pasa a formar parte de la lectura intima, el momento de imitation no deja de ser importante, pues la lectura va ofreciendo tambien una forma determinada de entender el mundo. Por otra parte, la lectura se efectua siempre dentro de una colectividad con su sistema axiologico ya configurado. La experiencea de ser mujer u hombre en el Occidente europeo ha configurado a los sexos en roles separados, excluyentes y hasta irrecontiliables. Duby subraya que la imagen de la mujer ideal en la literatura amorosa era una convention artistica y que el sentido atribuido a esta imagen depende de una lectura patriarcal que la convierte en signo sexualizado para un receptor masculino. Nos parece, sin embargo, que injustamente ha dejado de lado que esta lectura patriarcal ha sido disefiada para agradar a un lector masculino igualmente ideal. Es decir: asi como la poesia trovadoresca se basaba en un sistema de preceptos poeticos que luego recogen la novela caballeresca y la sentimental, el amor cortes tenia que seguir unas reglas estrictas. La Baja Edad Media es una epoca en la que el amor no se consuma espontaneamente, sino que se crea toda una serie de preambulos elaborados minuciosamente hasta formar un verdadero ars amandi de la civilization eurooccidental. Al mismo tiempo, el amor se purifica de toda referenda directa al deseo hacia la unidn sexual. Este sentimiento puro y ennoblecedor era posible cultivarlo solo dentro de lo imposible de donde se generaba su pureza: era dedicado a la dama inalcanzable, y su caracter de inalcanzable se suma a su condition social, superior a la del amante. Ademas: 106 Love further implies a ritual-the ritual of domnei or donnoi, love's vassalage. It is by the beauty of his musical homage that a poet wins his lady. On his knee he swears eternal constancy to her, as knights swore fealty to their suzerain. He receives from her a golden ring and a chaste kiss on his brow. Thereupon the "lovers" are bound by the rules of cortezia: secrecy, patience, and moderation - the las t . . . meaning rather restraint. . . . And especially a man has to be the servenfe of a woman. (De Rougemont, Love 76) En esta relaci6n en la que la dama funciona como un sefior feudal y el amante como su vasallo, a traves de la mujer se hace referenda a la transposition de los terminos de servicio feudal a la esfera erotica, que el amante confirma precisamente en su position sumisa, arrodillado y jurando no ofrecer sus "servicios" a nadie mas que a su dama. El caballero se ofrece incluso a ser siervo, perdiendo su libertad voluntariamente. El amor cortes contiene asi una doble preceptiva estrictamente definida. El varan ha de conformar su conducta al ideal de la epoca: ser buen caballero al estilo del heroe epico, pero con una vida interior mas desarrollada. La novedad de la novela como genero en relation a la epica consiste precisamente en dotar al caballero creado por la Alta Edad Media de esta vida interior o amorosa que lo convertira en perfecto cortesano civilizado. No obstante, si el matrimonio era una "cuestion seria", expurgado del amor que significaba "confusi6n" y "desorden" como indica Duby (Love and Marriage 97), el amor cortes tampoco tiene rasgos de una uni6n armoniosa de sexos basada en confianza mutua, intimidad e igualdad. Al analizar la relation entre unos de los amantes mas conocidos de la cultura eurooccidental de todas las epocas, Tristan e isolda, Denis de Rougemont nota: The friendship mentioned in connection with the length of time the effect of love-potion lasts is the opposite of a true friendship; and, what is still more striking, if moral friendship does at last appear, it is at the moment their passion declines. And the immediate consequence of their nascent friendship, far from being to knit them more dosely together, is to make them feel that they have everything to gain from a separation. (Love 40) El amor cortes, por tanto, se basa en la disyuncion entre la realidad—el instinto sexual y el deseo de satisfacerlo—y el ideal de espiritualizacion. Pero esta disyuncion no se vierte en versos y luego en prosa como congoja del amante, sino que la literatura amorosa sirve como un medio altamente sofisticado y contralado para sojuzgar la realidad objetiva uniendo el instinto, el deseo de satisfacerlo y el ideal de espiritualizaci6n, confiriendoles una 107 dinamica completamete nueva que no se habia dado ni en la literatura de la Antiguedad ni en la cultura popular de los pueblos europeos. Ahora bien, ia quien ama el caballero? Si la dama le es inalcanzable, y el juego consiste precisamente en que no debe ser alcanzada, podria concluirse que lo que expresa el hombre es su resistencia a la union con la amada. Cabe recordar que el amor era un termino feudal. C. S . Lewis explica: The deepest of worldly emotions in this period is the love of man for man, the mutual love of warriors, who die together fighting against odds, and the affection between vassal and lord. (Allegory 9) En este caso lo que aflora a la superficie son solo hombres y sus empresas masculinas. El autor (autores) 2 8 del Amadis en multitud de ocasiones hace referenda a este amor entre el rey Lisuarte y sus vasallos. He aqui una muestra: el R e y . . . era tan amado de todos los suyos, que antes quisieran ser ellos puestos en gran afrenta y verguenca que vergelo a el padesce r . . . . (Amadis 1: 519-20) 2 9 Por supuesto, se trata de un amor correspondido: el Rey . . . les rogo que le otorgassen leal compania, y se no partiessen de su corte sin su mandado; y el les prometio de los querer y amar y hazer mucha honra y merced, de guisa que guardando sus posessiones, de lo suyo propio del fuessen sus estados mantenidos. (Amadis 1: 545) Duby considera legitimo preguntarse si "in this triangular relationship between the 'young man', the lady and the lord, the major vector which, openly, goes from the young lover towards the lady, does not indeed rebound off the lady herself so as to reach the third person—its true goal—and even whether it does not project towards him without a detour" (Love and Marriage 62). Esta hipotesis de Duby no nos parece convincente, pues el Ponemos en parentesis "autores" refiriendonos al autor del Amadis primitivo, a los autores de las posibles redacciones posteriores y al refundidor Rodriguez de Montalvo. 2 9 Garci Rodriguez de Montalvo, Amadis de Gaula, ed. Juan Manuel Cacho Blecua (Madrid: Catedra, 1987). Siempre citamos por esta edition. 108 fenomeno del amor cortes y toda la literatura amorosa bajomedieval no se puede explicar en base a este equivoco o esta transposition de la libido homosexual en forma de amor hacia la dama, salvo si la reducimos a la formula de que todos los hombres, o por lo menos la amplia capa social de hijos segundones, eran homosexuales. Por otra parte, hasta bien entrado el siglo XI, la violencia de las costumbres fue acorn panada de una licencia en la sensualidad que muestra el escasisimo freno que los hombres y las mujeres ponian a sus impulsos e instintos basicos, algo que la Iglesia procuraba remediar imponiendo castigos espirituales y corporales en sus Libros Penitenciales. A pesar de ello, la Alta y Baja Edad Media se caracterizan por la frecuencia mas que nada del adulterio entre la nobleza, y la prostitution y la homosexualidad tarn poco eran raras, a juzgar por las condenas de la Iglesia de tales actividades. Este desenfreno sexual era general, pues era practicado tanto entre los laicos como entre los clerigos y monjes—conocido es el caso de la barraganeria en Espafia. Jacques Le Goff mentiona la existencia de la poesia explicitamente homosexual en los siglos XI y Xl l y una despreocupaci6n completa por la moralidad cristiana entre los homosexuales aristocratas "such as the English kings William Rufus and Edward II". Concluye que "it is likely that the limited extent of homosexuality is to be explained less by the severity of canon l a w , . . . than by the fact that the structure of the family failed to produce conditions which might favour the formation of Oedipus complexes" {Medieval Civilization 320). 3 0 Dada la indulgencia tanto de la nobleza y de la clerecia como del tercer estamento hacia los desenfrenos sensuales, nos parece imposible que la pasion amorosa entre mujer y hombre no haya podido encontrar otra forma de expresarse salvo como la enmascarada atracci6n entre hombres. Por lo demas, como demuestra Jesus Rodriguez Velasco, en Espafia Alfonso X ha elaborado las "leyes sobre la amistad" como uno de los preceptos fundamentales de la orden de caballeria. A l retomarlas en su Doctrinal de los caballeros, Alonso de Cartagena pone de relieve "uno de los valores mas importantes del concepto politico de Alfonso X" que aun en el siglo X V era "de maximo interes para los politicologos" (El debate 71). Volvamos a la relation entre mujer y hombre. Si el var6n cumple los requisites sociales, siendo caballero de acuerdo al codigo de la caballeria, y luego da muestras de poder ser amante conforme a las reglas del codigo del amor cortes, la mujer no tenia 30 Elias opina tambien que recien con la formation de la burguesia la familia nuclear "becomes the only—or, more exactly, the primary and dominant—institution with the function of installing drive control. Only then does the social dependence of the child on its parents become particularly important as a leverage for the socially 1 0 9 alternativa posible. Amar al caballero se convierte en "gentileza" de la dama que se ve obligada a recompensario por los servicios ofrecidos. Si no galardona con su amor al caballero, la mujer arriesga ser culpada o por lo menos malentendida, incluso por los criticos de hoy que aun no han resuelto el enigma del rechazo del amor de Leriano por parte de Laureola o de la dama del Siervo, salvo que alaban su defensa del honor femenino. A nosotros nos parece, sin embargo, que es en la dinamica de diferencia social donde se establece el modelo de la actitud del hombre hacia la mujer: el nunca podra ser lo suficientemente noble como para ser su igual porque se vera incapacitado de salvar esta brecha social instaurada entre los dos, y la ilusion del placer que podria gozar jamas se podra equiparar con la mujer que le es socialmente alcanzable. En la civilizacidn occidental la desunidn/distancia se introduce entre el hombre y la mujer, ya que el deseo se concibe como falta o ausencia. Gilles Deleuze y Felix Guattari explican: the traditional logic of desire is all wrong from the very outset: from the very first step that the Platonic logic of desire forces us to take, making us choose between production and acquisition. From the moment we place desire on the side of acquisition, we make desire an ideal ist ic.. . conception, which causes us to look upon it as primarily a lack: a lack of an object, a lack of the real object. (Anti-Oedipus 25; los subrayados son de los autores) Si la esencia humana puede llegar a realizarse en la libre interaccion entre los seres humanos, la interaccidn entre los sexos en ultima instancia habria de conducir a la libre union sexual. Sin embargo, el juego del amor objetiviza las emociones mediante su estetizaci6n, transformando la interaccion entre los sexos en un proyecto estetico que hace que los jugadores se reifiquen en meros objetos estetizados. Si bien los amantes pueden manifestar su creatividad humana en el juego, quedan enajenados del mismo acto de amar, ya que el juego no conduce a la satisfaccidn, pues: "Playful forms are without exception forms of repetition. When they are employed affirmatively they are joined with the repetition compulsion, to which they adapt and which they sanction as normative" (Adomo, Aesthetic 317). Jugar al amor deja de ser un objetivo en si mismo y viene a ser una actividad obligatoria del cortesano en la que el jugador evalua la utilidad de su meta: "conquistar" la position social de la dama. El amor de hecho reduce la relation entre los sexos en relacidn de compraventa. Los amantes son factores indispensable